sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, seguridad en el fútbol
Revista Seguritecnia Edición impresa
NOTICIA

Desarticulado un grupo criminal responsable de más de 80 robos con fuerza en comercios españoles

05/04/2018 - Ministerio del Interior
Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, en el marco de la operación Movilfon-Star Crash-Centium, han desarticulado una organización criminal responsable de más de 80 robos con fuerza en establecimientos comerciales de distintas ciudades españolas, causando pérdidas materiales de cinco millones de euros.

En la operación han sido detenidas 16 personas y se han practicado siete registros domiciliarios en las provincias de Toledo y Madrid, donde se han intervenido llaves maestras para la apertura de los cierres de los establecimientos y de extracción de bombines, descodificadores de vehículos, inhibidores de frecuencia, numerosas prendas de vestir y herramientas y una plantación interior de marihuana.

Igualmente, se han recuperado múltiples terminales móviles, décimos de lotería, bebidas alcohólicas, productos alimenticios y de higiene valorados en 200.000 euros y 15 vehículos de alta gama, todo ello con un valor aproximado de 650.000 euros.

La operación ha sido desarrollada conjuntamente por las Unidades Orgánicas de Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo y Valencia, así como UDYCO (Unidad de Drogas y Crimen Organizado) Central y UDYCO Valencia de la Policía Nacional, contando para las entradas en los domicilios con la participación del Grupo Rural de Seguridad (GRS) nº 1 de la Guardia Civil, USESIC (Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Toledo y UIP (Unidad de Intervención Policial) de la Policía Nacional en Madrid.

Operación policial

La investigación se inició a raíz de la recuperación de un vehículo de alta gama que había sido sustraído y utilizado para perpetrar dos delitos de robos con fuerza en dos tiendas de telefonía móvil de Torrijos (Toledo).

En el transcurso de las operaciones, los agentes tuvieron constancia de varios robos cometidos en tiendas de telefonía, estancos y salas de apuestas en distintas localidades de Castilla la Mancha y de Madrid, sufriendo en alguno de los establecimientos varios robos.

Una vez identificados todos los integrantes de la organización, así como sus domicilios y lugares donde habían ocultado los efectos sustraídos, se procedió a la detención de sus integrantes.

‘Modusoperandi’

La red cometía los robos mayoritariamente en tiendas de telefonía, pero también cometían robos con fuerza en gasolineras, bares, administraciones de lotería, interior de camiones e incluso entidades bancarias. Para ello, actuaban en grupos de cuatro a ocho personas que tuvieran gran rapidez para combinar el uso de herramientas convencionales con medios técnicos de última generación.

Sustraían vehículos de alta gama, para lo que utilizaban llaves maestras y decodificadores, llegando a robar una media de cuatro vehículos por semana. Estos eran utilizados para darse a la fuga a gran velocidad poniendo en grave riesgo a los usuarios de la vía, llegando a ser detectados cuando circulaban a 200 kilómetros por hora.

Volver