sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, seguridad en el fútbol
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

El número de incendios en viviendas aumentó en 2017 hasta situarse como el peor de los últimos 12 años

11/12/2018
Más incendios y más víctimas en las viviendas. Este es, en pocas palabras, el resumen de 2017, año en el que se produjo una media diaria de 63 fuegos en el hogar, un 2,7 por ciento más que en 2016, y 144 fallecidos, un 8,3 por ciento superior, lo que representa un total de 11 personas fallecidas más que el año anterior.

Así se indica en el estudio Víctimas de incendios en España 2017, realizado por la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos con el objetivo de dar a conocer información precisa sobre las víctimas mortales de incendio y desarrollar acciones preventivas.

El documento destaca que, de los más de 23.000 incendios ocurridos en viviendas, los que tuvieron víctimas mortales fueron ocasionados principalmente por causas eléctricas (18%) y por aparatos productores de calor, como radiadores o braseros (15%). Las personas mayores constituyen el 50 por ciento de los fallecidos. Entre las causas de muerte destaca la intoxicación, que afectó a casi cinco de cada diez, y las quemaduras, que quitaron la vida al 40 por ciento de las víctimas, sobre todo por no poder escapar de las llamas.

Este informe también detalla otra serie de datos de interés. Por ejemplo, se estima que cerca de mil personas ingresan anualmente en las siete unidades de referencia en atención para quemados que existen en hospitales españoles, una cifra que representa en torno al 15 y 20 por ciento del total de afectados por esta causa. La estancia media de estas personas en dichas unidades de grandes quemados es de 14 días. El perfil más habitual es hombre (60%) entre 30 y 64 años.

Finalmente, el informe apunta que en 2017 se repite el mismo patrón que en años anteriores: durante los seis meses fríos del año se originó el 64 por ciento de las víctimas mortales, siendo enero el peor mes.

Volver