sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

Los detectives privados, una herramienta más para localizar a personas desaparecidas

28/01/2019 - Asociación Profesional de Detectives Privados de España (APDPE).
Durante la jornada organizada por las asociaciones APDPE y SOS Desaparecidos quedó de manifiesto el papel que puede desempeñar la investigación privada, en colaboración con familias y cuerpos policiales, en la resolución de casos de desaparición de personas.

Los detectives privados son los profesionales necesarios e idóneos para facilitar la resolución de las desapariciones de personas, sobre todo de aquellas en las que no se ha producido una actividad criminal (el 99 por ciento de los casos), por lo que no están sujetos por la actuación de oficio de la autoridad policial. Y, además, España es pionera en Europa en poner los cimientos de colaboración entre investigadores privados, familias y cuerpos policiales en dicha materia.

Estas son dos de las principales conclusiones de la jornada organizada por la Asociación Profesional de Detectives Privados de España (APDPE) y SOS Desaparecidos, el pasado 24 de enero, con el objetivo de dar a conocer los servicios que los detectives privados pueden prestar a las familias de personas desaparecidas: desde conseguir una pronta resolución del caso hasta llegar con su investigación allí donde no pudieron hacerlo los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Como iniciativa previa, cabe destacar que en septiembre de 2018 ambas asociaciones firmaron un convenio para establecer el denominado Turno LODES (Localización de desaparecidos). A través de él, afirmó Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos, “se pretende que el trabajo de los detectives privados se convierta en una herramienta más para localizar a las personas desaparecidas, saber la verdad y poner punto final al dolor de las familias”.

Labor complementaria

Durante la jornada, desde la APDPE se hizo hincapié en que el trabajo de los detectives privados es complementario al de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, ya que pueden realizar localizaciones de personas que hayan desaparecido, de manera voluntaria o involuntaria, siempre que detrás de la desaparición no exista un presunto hecho delictivo. En caso contrario, la investigación tiene que ponerse en manos de la autoridad policial.

Sobre el papel de los profesionales de la investigación privada, los asistentes estuvieron de acuerdo en que su intervención puede ser clave en las primeras horas de una desaparición. Y también, en opinión de Enrique Hormigo, presidente de la APDPE, en aquellas situaciones que no se denuncian. “Desapariciones por problemas familiares, casos de personas radicales u okupas… En supuestos así, la labor del detective privado puede ser la solución oportuna”, observó.

Y en sintonía con Hormigo, Francisco Manuel Jiménez, coordinador de SOS Desaparecidos, insistió en que se debía desterrar la idea errónea de que una desaparición no se considera tal hasta las 24 o 48 horas después de haberse producido. En este sentido, en la jornada se sostuvo que las primeras 72 horas son esenciales para la mayoría de los casos.

Investigación continua

Y por lo que respecta a la Administración, Jaime Cereceda, director del Centro Nacional de Desaparecidos (CNDES), órgano dependiente del Ministerio del Interior, resumió la labor realizada desde que en 2010 se empezó a crear la base de datos de personas desaparecidas y restos humanos hallados en nuestro país. “En España se resuelve el 98,5 por ciento de las denuncias por desaparición, las cuales nunca prescriben. Aunque se llegue a producir el cierre de un expediente por falta de pruebas, siempre se seguirá investigando”, esclareció.

Asimismo, avanzó que se está preparando una nueva clasificación, según el tipo de desaparición y persona, y reveló que de las 12.000 denuncias activas que se registran en España la mayoría corresponde a menores de edad fugados de centros, que las menos son las relacionadas con cualquier actividad criminal y que todas las demás son un campo de trabajo para los detectives privados.

Finalmente, Alicia Vicente, comandante de la Guardia Civil, y David Mera, oficial de la Policía Nacional, explicaron los distintos procedimientos que siguen las instituciones policiales tras recibir una denuncia por desaparición y se mostraron favorables a la colaboración con la investigación privada.

Volver