sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Incertidumbre

05/02/2019
Los primeros compases del año arrancan con un suceso terrible que mantiene en vilo a todo el país. El caso del pequeño Julen, el niño que –al cierre de esta edición de Seguritecnia– permanece atrapado en un túnel del diámetro de la palma de una mano en la localidad malagueña de Totalán, ha movilizado uno de los operativos de rescate más amplios que se recuerdan.

Cuerpos policiales, de emergencias, de rescate, sanitarios e ingenieros, entre otros, trabajan a contrarreloj para liberar al menor de la cavidad por la que cayó. Desde una perspectiva técnica y operativa, se trata de una intervención de extraordinaria complejidad que obliga al ingenio y la pericia por la falta de precedentes en España. Desde estas lineas queremos transmitir nuestro reconocimiento a los profesionales que están trabajando en tan complicada tarea y alentar la esperanza de que el pequeño resista en las extremas condiciones en las que se encuentra.

En lo que concierne a la Seguridad Privada, queda un año por delante con la misma intensidad de los anteriores, con proyectos normativos en marcha, tanto en el plano físico como relacionados con la ciberseguridad, a los que habrán de adaptarse profesionales, empresas e instituciones. Si bien apuntábamos en el anterior editorial de Seguritecnia los pocos avances conocidos sobre el nuevo Reglamento de Seguridad Privada, el 14 de diciembre se reunió la Comisión Nacional de Seguridad Privada –a la esta publicación pudo asistir como testigo– donde se informó del estado del esperado documento. Según lo manifestado en el encuentro, la tramitación continúa adelante tras la consulta a diferentes ministerios que ya han remitido sus alegaciones, aunque todavía son muchas las dudas que suscita en el sector. Es decir, esta disposición continúa su curso, pero su futuro todavía es incierto. Ojalá 2019 sea el año de su advenimiento.

En materia de seguridad de la información, algunos de los retos que habrán de afrontar las empresas son la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de Derechos Digitales o el Real Decreto-Ley Ley sobre Seguridad de las Redes y Sistemas de la Información, el cual traspone a nuestro ordenamiento jurídico la llamada Directiva NIS. Una de las novedades respecto a este último es la publicación de la Guía de Nacional de Notificación y Gestión de Ciberincidentes, que orientará a los operadores de servicios esenciales y de infraestructuras críticas (aunque tiene un alcance incluso más amplio) a la hora de comunicar los impactos que sufran sus redes y sistemas de información. Por primera vez en la Unión Europea un documento de este tipo unifica los criterios de las diferentes instituciones involucradas, que venía siendo uno de los inconvenientes para darle claridad al mandato de dicha norma. En las páginas de ese número podrá conocer su contenido a través de una entrevista a Fernando Sánchez, director del CNPIC.

Por su parte, Seguritecnia afronta 2019 con un objetivo claro: continuar ofreciendo a sus lectores la mejor información, los análisis más autorizados y los espacios de encuentro más fructíferos para los profesionales del sector. Estamos embarcados también en el reto cargado de oportunidades de la digitalización. A finales del año pasado pusimos en marcha proyectos innovadores, como el buscador “buscaseguridad.es” y la App “Borrmart eventos”, a los que este año se sumarán otros nuevos con los que pretendemos mantener nuestra vocación de servicio útil a la Seguridad Privada al ritmo que marcan las nuevas tecnologías. Y en la misma línea trabajará la entidad referencia de esta cabecera, la Fundación Borredá. Será un año intenso, sin duda, como los anteriores, pero también estará cargado de iniciativas y, también hay que indicarlo, algunas incertidumbres. 

Palabras clave:

Volver