sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Internacionalización segura

04/12/2013
La internacionalización se ha convertido para muchas empresas españolas en una tabla de salvación frente a la caída de la demanda interna.

Desde que comenzó la crisis económica, las compañías que han apostado por este proceso, en cualquiera de sus modalidades, han encontrado fuera de nuestras fronteras una alternativa para sostener sus cuentas de resultados e, incluso, en los casos más notorios, una fórmula para crecer y crear empleo. Tanto las exportaciones como las inversiones o la presencia en mercados exteriores han aumentado significativamente en el último lustro, convirtiéndose en uno de los principales motores para salir de la recesión.

Esa proyección hacia el exterior requiere de un apoyo multidisciplinar de las instituciones nacionales. Regiones como Latinoamérica, Oriente Próximo, el Magreb o Asia ofrecen grandes oportunidades de inversión que muchas compañías españolas han sabido aprovechar; pero a su vez presentan un amplio mapa de riesgos que abarcan aspectos de toda índole, más allá de los puramente económicos. De ahí la necesidad de que se coordinen e intensifiquen los mecanismos de respaldo que brinda la Administración a las empresas que salen al extranjero, implicando en ello a todos los ministerios con el objetivo de que estos proporcionen un mayor y mejor asesoramiento especializado. Esto repercutirá no sólo en beneficio de las organizaciones privadas sino también, como ya se está comprobando, en la mejora de los indicadores económicos del país.

Como disciplina transversal que es, la seguridad corporativa es una de las funciones que requieren grandes flujos de información sobre las diferentes materias que afectan a los procesos de la compañía. En ese sentido, las empresas internacionalizadas, especialmente aquellas que operan en entornos hostiles, necesitan añadir a sus propias políticas de seguridad una comunicación constante y fluida con organismos nacionales que les ayuden en la labor de proteger a su personal y sus activos. De esa manera, las compañías podrían alcanzar un mayor conocimiento de los riesgos a los que deben hacer frente, al que no podrían acceder si no es a través de los servicios que ofrece el Estado, siempre con las limitaciones impuestas por la Ley.

A su vez, la ayuda gubernamental debe servir para complementar las políticas de seguridad que implantan las propias compañías en el ámbito internacional. En ese sentido, estas corporaciones también requieren proveedores capaces de proporcionar los medios necesarios para proteger sus intereses en el exterior y de ofrecer una respuesta rápida en caso de emergencia. En España existen compañías de seguridad con esa capacidad, ya conocidas por los usuarios a través de los servicios que prestan en territorio nacional. Ambas partes han de aprovechar ese entendimiento para los proyectos que se desarrollen fuera del ámbito nacional.

 
Con el objetivo de proporcionar algunas de las claves respecto a la anterior, la Fundación Borredá, junto con Grupo Segur, McAfee, Gmv y S21sec, organiza el 19 noviembre en Madrid la “Conferencia Sectorial: La seguridad en los proyectos internacionales”. Un evento que proporcionará herramientas para comprender por qué la seguridad es una pieza clave en la internacionalización de las empresas.  

Volver