sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

La transformación de la seguridad corporativa

09/07/2019
La tecnología es uno de los principales motores de transformación de la sociedad, pero estamos en una época en la que los avances redefinirán en pocos años el concepto que tenemos hoy del mundo.

Asistimos ya de manera incipiente a la presencia de robots en la industria, ordenadores capaces de aprender razonamientos humanos, taxis voladores, conexiones ultraveloces… En definitiva, adelantos que traerán consigo en su conjunto grandes beneficios para las personas y también para las organizaciones de todo tipo. Sin embargo, a la vez esos cambios vienen acompañados de retos importantes en torno a la seguridad para los que probablemente no estemos preparados todavía. De ahí la importancia de que los Estados y las empresas, de manera particular, se preparen ya para esos desafíos, muchos de los cuales incluso desconocemos.

Muchas compañías están viviendo ya su transformación digital para adaptarse a los negocios actuales y del futuro. Pero ese cambio tiene necesariamente que ir acompañado de capacidades que les permitan llevar a cabo sus operaciones con garantías suficientes de seguridad y, sobre todo, de resiliencia frente a los impactos que estén por llegar. Desgraciadamente, en pleno siglo XXI sigue abierto el manido debate sobre si la seguridad es un gasto o una inversión, cuando lo más importante es que se trata de una necesidad de primer orden. Tanto, que probablemente ni siquiera a la alta dirección de las empresas escape que ciertas amenazas pueden hundir corporaciones enteras.

De ahí que las organizaciones, a través de sus departamentos de seguridad, han de evolucionar en esa parcela en el contexto de la transformación digital, especialmente en dos vertientes: la tecnología y las personas. La primera porque el cambio es eminentemente tecnológico y porque herramientas como el 5G, la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas, el Big Data, el Blockchain, la robótica o la computación cuántica serán los principales motores de progreso. Y las personas porque deben saber liderar los cambios oportunos y gestionar esas nuevas capacidades, para lo cual su formación y concienciación son ingredientes indispensables para realizar la transición entre la seguridad corporativa actual y la de mañana.

Lo primero que deben preguntarse las organizaciones es: ¿está realmente provisto el departamento de seguridad de las capacidades necesarias? y ¿está preparado el director de seguridad para afrontar los retos venideros? La respuesta variará según las empresas, pero claramente serán un indicador de estado y la necesidades para afrontar la realidad actual de los negocios.

En el número de Seguritecnia que tiene en sus manos podrá encontrar algunas de las principales claves de la seguridad en el marco de la transformación digital de las compañías, gracias a la aportaciones de diferentes especialistas en la materia. Integración, formación, colaboración, TIC, inteligencia, resiliencia o ciberseguridad son algunas de las palabras que conforman la receta necesaria para prepararse para la seguridad corporativa del futuro con ciertas garantías.

Volver