sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
REPORTAJE

Contratación pública y ‘blockchain’ protagonizan el primer encuentro de “Amigos de la Fundación Borredá"

01/08/2018 - Por J. Sanz y E. González
“Amigos”, comité asesor, patronos, socios protectores, patrocinadores y colaboradores. Todo el ecosistema de la Fundación Borredá se reunió el 5 de julio en Madrid para celebrar su I Encuentro de “Amigos de la Fundación”. A lo largo de este evento, César Álvarez, coordinador de proyectos de la organización, presentó un estudio sobre la contratación de seguridad privada por parte del sector público, a lo que se unieron diversas ponencias sobre blockchain.
Francisco Muñoz Usano, Ana Borredá y Miguel Merino.

Hoy es un día muy especial para la Fundación”. Con estas palabras Ana Borredá, presidenta de la Fundación Borredá, dio comienzo al primer Encuentro de “Amigos” de esta organización sin ánimo de lucro. Un evento en el que se dieron cita los diversos núcleos que la componen y que hasta entonces nunca se habían reunido: comité asesor, patronos, socios protectores, colaboradores, patrocinadores y “amigos”.

Los intervinientes de la mesa inaugural explicaron el nacimiento de esta entidad, constituida en memoria de Ramón Borredá, abuelo de Ana Borredá. “La Fundación continúa la obra de don Ramón Borredá, cuya inspiración está presente en este evento”, afirmó el patrono Francisco Muñoz Usano.

Por su parte, Miguel Merino, “amigo” número uno de la entidad y promotor de esta figura, explicó la importancia de la donación que realizan anualmente los “amigos” de la fundación y de su colaboración desinteresada “que hace que toda la seguridad, tanto la pública como la privada, mejore la sociedad”.

Contratación pública

Posteriormente se dio paso a la exposición del estudio elaborado por la Fundación Borredá La contratación de Seguridad por el Sector Público. Análisis del impacto sobre la Seguridad Privada en España, cuyas conclusiones fueron expuestas por César Álvarez, coordinador de Proyectos de la Fundación.

blockchain, encuentro amigos de la fundación, estudio de contratación de seguridad por el sector público

En primer lugar, Álvarez explicó los motivos de la realización de este documento: “el verano pasado se produjo una huelga de vigilantes de seguridad en El Prat que amenazaba con extenderse a otros aeropuertos. A ello se le unieron los atentados de Barcelona y Cambrils y el nivel 4 de alerta antiterrorista, por lo que la situación para la seguridad privada era difícil. Todo esto propició que desde la Fundación Borredá realizáramos un estudio para conocer la disposición de la contratación pública, así como las causas y los efectos de este conflicto”.

En concreto, el periodo temporal escogido (2007-2017) analiza desde los momentos previos de la crisis hasta su final, aunque para el coordinador de Proyectos “el problema de la contratación pública comienza mucho antes”. En todo este tiempo, a pesar de que tanto el número de empresas como el de contratos siguen la senda variable de la crisis, los vigilantes de seguridad van descendiendo. Además, según observó Álvarez, los contratistas de seguridad sufren muchos cambios a lo largo de este periodo, con compañías que aparecen y desaparecen, a lo que se une la “nula preocupación por el cumplimiento de los convenios colectivos” a nivel general.

A esto añadió el caso de la tasa aérea, cuyo objetivo no es pagar la seguridad de los aeropuertos, sino los servicios de supervisión y distribución de AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea). “Esta tasa es excedentaria, y no se aplica para mejorar los servicios de seguridad”, denunció Álvarez.

En conclusión, el representante de la Fundación afirmó que la crisis implica que los importes licitados sean menores, perjudicando los servicios de mayor valor. “Al reducir el precio se disminuye también la calidad”. De esta forma, “lo que hace la Administración es devaluar: paga caro lo barato”, declaró.

Al finalizar esta exposición, Ana Borredá anunció que la Fundación Borredá desarrollará un grupo de trabajo con el objetivo de elaborar una propuesta de pliego tipo que sirva de base para la contratación de seguridad en el sector público.

¿Qué es 'blockchain'?

La segunda parte del encuentro estuvo destinada a desentrañar qué es el blockchain, “una tecnología sobre la que todo el mundo habla, pero que muy poca gente conoce de verdad”. Las palabras son de César Pérez Chirinos , presidente del Grupo Español de Estándares de Blockchain en UNE y presidente de honor de Continuam (entidad colaboradora de la Fundación Borredá), que ejerció de moderador de una mesa en la que estuvieron presentes cuatro especialistas en la materia. Yaiza Rubio, de Telefónica, explicó que si bien la primera cadena de bloques –por su traducción al español– que surgió fue la de blockchain, actualmente existe una gran variedad de criptomonedas que utilizan esta red distribuida para realizar transacciones.

blockchain, fundacion borredá, encuentro de amigos de la fundación borredá
Moisés Menéndez, Juan Miguel Auñón, César Pérez Chirinos, Víctor Escudero y Yaiza Rubio.

Seguidamente, concretó en qué consiste esta tecnología: “Cuando ‘A’ quiere enviar algo a ‘B’, ambos necesitan una dirección y una clave. Cuando se hace la transacción y ésta se aprueba por la otra parte, el resto [de componentes de la cadena] lo valida. Ahí comienza una lucha de mineros para que el dinero entre en su bloque y así conseguir el hash que permita conectar con la operación para entrar en la cadena de bloques y así ganar dinero”.

Blockchain tiene no obstante otros usos más allá de las monedas virtuales. Esta tecnología permite también añadir información a las transacciones. No obstante, esa información es pública, por lo que se han creado iniciativas como las cadenas consorcio o privadas, en las que solo participan un determinado número de miembros.

Para Víctor Escudero, responsable global del departamento de Integración de S21Sec, los tres principales aspectos que aporta blockchain son: disponibilidad, confidencialidad e integridad. Sobre la primera, consideró que blockchain es el “ejemplo máximo de distribución posible”. “Habitualmente lo que buscamos en la cadena de bloques es esa máxima distribución. Tenemos la información distribuida y no tenemos pequeños trocitos que luego juntamos, sino que los mineros tienen la cadena de bloques entera. Esto es bueno para unas cosas y mala para otra pues toda la información queda almacenada todo el tiempo”, argumentó.

La confidencialidad es una función interesante, pero no difiere de otras soluciones de ciberseguridad como las claves o el cifrado. Para Escudero, esta características “no es tan diferencial” como las otras dos.

La integridad es “con mucho” la que más destaca porque “tiene muchas propiedades de criptografía, pero sobre todo lo importante es que la transacción queda escrita en piedra, no se puede modificar”. Si bien esto puede convertirse en un problema si deseamos eliminar determinados datos, para otras cuestiones es uno de los principales avances de blockchain en términos de seguridad, consideró el ponente.

Seguidamente, Juan Miguel Auñón, del departamento de Inteligencia Artificial de GMV, habló de una compleja técnica conocida como Multiparty Computing que permite “compartir información sin compartir datos”, si bien no es exactamente blockchain. A través de ella “se pueden intercambiar secretos” mediante la elección de números aleatorios y un riguroso protocolo.

Se trata de un sistema distribuido que pretende sustituir los modelos centralizados actuales. Por ejemplo, hoy en día existen empresas que adquieren datos y después los ceden; pero el Multiparty Computing –cuyo origen se remonta a mediados de los años ochenta– permitirá que dos partes se comuniquen directamente sin solicitar esos datos a una empresa intermediaria. Aunque esto tendría riesgos de seguridad “los protocolos han evolucionado en los últimos años”, aseguró Auñón.

Alastria: la ‘blockhain’ de país

Finalmente llegó el turno de Moisés Menéndez, socio de Everis y codirector del Observatorio Fintech-Legaltech de ICADE. Tras advertir que las analogías “son muy peligrosas, pero sirven para ayudar a entender conceptos en una fase inicial”, definió blockchain como “si todos tuviéramos una copia de una hoja de Excel y fuéramos apuntando en ella, todos a la vez, lo que va sucediendo, de manera que nos aseguramos de que si alguien cambia alguno de los registros se sepa”.

fundación borredá, blockchain
La Fundación Borredá entregó una placa de agradecimiento a algunos de sus socios protectores.

Menéndez es uno de los promotores del proyecto Alastria, “la blockchain de país”. Se trata de una cadena de bloques pública permisionada –es decir, una red que está abierta en este caso a todas las empresas, pero antes de acceder a ella han de cumplir unos requisitos– en la que colaboran diferentes entidades para “correr una blockchain” bajo unas reglas “muy simples” de común acuerdo.

blockchain, fundacion borredá
A título personal también se reconoció el apoyo de Francisco Muñoz Usano, patrono de la entidad, y Miguel Merino, “amigo” número 1 y promotor de esta figura.

En esta cadena de bloques, el coste de la infraestructura se comparte entre los miembros de la red (dependiendo del tamaño de la empresa tendrá que aportar una cantidad diferente en modo de tarifa plana), si bien las organizaciones sin ánimo de lucro no soportan ese peso. Una vez dentro, sus miembros se pueden beneficiar de la capacidad de esta blockchain para desarrollar y operar sus aplicaciones, servicios o productos.

La idea de crear Alastria surgió en marzo de 2017 por parte de 15 entidades y hoy son más de 300 las afiliadas a este proyecto (esperan que llegar a 500). Forman parte de ella empresas, universidades, organizaciones no gubernamentales y la Administración, lo que la convierte en “una cosa casi pública”. De hecho es una referencia para proyectos en marcha del Banco Iberoamericano de Desarrollo y de la Comisión Europea, según explicó Menéndez.

fundacion borredá, blockchain
La Fundación Borredá entregó una placa de agradecimiento a algunos de sus colaboradores y patrocinadores.

Antes de finalizar, avanzó que la blockchain de Alastria va a desarrollar un modelo de identidad digital que irá más allá del modelo clásico de acceso a través de claves. En este caso, será “un modelo estándar de identidades soberanas en el que toda la información que se colecciona sobre una persona está bajo su control”.Todas estas intervenciones permitieron a los presentes aproximarse a esta nueva tecnología que está llamada a revolucionar el futuro de las tecnologías, también en aspectos relacionados con la seguridad. Antes de despedir el acto, la Fundación Borredá quiso agradecer a sus socios protectores, patrocinadores y colaboradores su apoyo y dedicación a la entidad con una placa.  

Volver