Cabecera Home
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
REPORTAJE

I Congreso Español de Ingeniería de Seguridad

Los ingenieros de seguridad ponen en valor su función 21/04/2017 - Por B. Valadés, J. Sanz y E. González. Fotografías: Redacción
Los ingenieros que trabajan en el sector no se sienten tan reconocidos como otras figuras. Para fomentar el conocimiento de las capacidades de estos profesionales y sus ‘herramientas’ de trabajo, las tecnologías, Seguritecnia y la asociación AEINSE organizaron en marzo, en Madrid, el I Congreso Español de Ingeniería de Seguridad. Más de 200 profesionales asistieron al encuentro.

Desde las soluciones aplicadas al ámbito de la protección de instalaciones hasta cuestiones relativas a la normativa o la formación, muchos fueron los temas que se abordaron en el I Congreso Español de Ingeniería de Seguridad. Organizado por Seguritecnia y la Asociación Española de Ingenieros de Seguridad (AEINSE), el mismo tuvo lugar, el 22 de marzo, en el auditorio de Cecabank con el patrocinio de Bosch, Casmar, Cuevavaliente Ingenieros, Cyrity, Desico, FF Videosistemas, Gunnebo, UTC Fire & Security y Vida IP.

Ante cerca de 200 asistentes, Pedro Carpintero y Javier Borredá, presidentes de AEINSE y Seguritecnia, respectivamente, fueron los encargados de inaugurar la jornada. El primero se refirió al evento como “el más importante” de cuantos ha impulsado la asociación hasta la fecha y confió en que tenga continuidad en el futuro. Además, subrayó que iniciativas así “posibilitan materializar algunos de los objetivos de AEINSE, entre los que se encuentra la difusión de los conocimientos técnicos de seguridad”.

Por su parte, Borredá hizo hincapié en que si algo ha caracterizado a Seguritecnia desde su aparición en 1980 es su apoyo a las distintas asociaciones del sector. “Por ello, fomentamos la organización de foros donde se puedan exponer temas que susciten el interés de profesionales como los ingenieros de seguridad”, resaltó nuestro presidente.

Antibala y antiexplosión

Tras darse por inaugurado el congreso, abrió el primer panel Antonio Pérez. El director de Seguridad Física y Compartimentación de Gunnebo basó su ponencia en los elementos antibala y antiexplosión, que, según indicó, “conforman la primera barrera para combatir ataques en un escenario actual caracterizado por el terrorismo”. “Unos sistemas”, expuso, “presentes en un abanico muy amplio de instalaciones, desde infraestructuras críticas hasta embajadas, prisiones o centros de ocio y entretenimiento”.

Con el fin de proteger las instalaciones, así como sus bienes y ocupantes, Pérez advirtió que los elementos habilitados para cumplir dicho objetivo han de estar sujetos a ciertos estándares. Así, el cerco y el material de la estructura de una puerta con propiedades antibala deben ajustarse a los requerimientos de la norma UNE-EN 1522, mientras que de la resistencia del cristal se ocupa la UNE-EN 1063.

Ambas son tenidas en cuenta a la hora de desarrollar la gama de puertas antibala DarTek de Gunnebo, que, además, satisface las exigencias de la Directiva 2012/27/UE en materia de eficiencia energética. Y no sólo eso. Como apunte curioso, Antonio Pérez esclareció que en la compañía cuentan con productos, certificados junto a la firma especializada en vidrios Saint-Gobain, que resisten los impactos de los proyectiles del rifle de asalto más extendido en el mundo: el popular AK-47, diseñado por Mijaíl Kaláshnikov.

Por último, explicó que, a diferencia de los elementos antibala, “hay un déficit de normas de referencia en las soluciones antiexplosión, no habiéndose definido aún una normativa que cubra todas las aplicaciones del mercado”. A pesar de ello, en la actualidad se aceptan los estándares DIN 52 290 (solo para el cristal), EN 13123/4-1 y 4-2 (ventanas, puertas y cerraduras) e ISO DIS 16 933 (para calibrar la resistencia a las explosiones ocasionadas por coches y mochilas bomba).

Acceda gratis al contenido de este evento en este enlace

Volver