sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
NOTICIA

II Congreso de AEINSE de Ingeniería de Seguridad

Una labor fundamental 10/05/2019 - B. Valadés y J. S. Arenas
AEINSE Y 'Seguritecnia' organizaron, en la sede madrileña del COEM, el II Congreso de Ingeniería de Seguridad. Durante este evento abordaron la aplicación de la inteligencia artificial a los sistemas de seguridad y las soluciones de videovigilancia dentro de unos años, pasando por la convergencia de todas las medidas de seguridad.

Divulgar y ayudar a entender la tecnología entre los actores de las seguridades pública y privada. Así de rotundo se mostró Alfonso Bilbao, presidente de la Asociación Española de Ingenieros de Seguridad (AEINSE), al referirse al objetivo principal del II Congreso AEINSE de Ingeniería y Seguridad.

En su alocución de bienvenida a los asistentes, el director de Desarrollo de Negocio de Inerco Security reivindicó el papel de la tecnología en el ámbito de la seguridad. Y también la de los ingenieros encargados de interpretarla y generarla, cuya labor ética juzgó “fundamental” y propia de ser tenida en cuenta en la regulación de la seguridad privada “aunque dicho perfil profesional no sea considerado personal de seguridad”, observó.

En sintonía con Bilbao, Ana Borredá, directora de Seguritecnia, puso en valor el colectivo de los ingenieros de seguridad como parte “importantísima” del presente y el futuro del sector. Y destacó que es igualmente relevante que el mismo cuente con “una asociación fuerte y solvente” que contribuya a materializar los objetivos expuestos por su presidente.

Inteligencia artificial

Tras la apertura formal del congreso, Jordi Alonso, responsable de la división de CCTV de Casmar, inició la primera sesión de ponencias ocupándose de una de las tecnologías disruptivas que más importancia tiene en la seguridad actualmente: la inteligencia artificial.

A modo de introducción, diferenció entre los conceptos machine learning y deep learning. En el caso del primero, “se trata de un método de análisis de información que requiere el uso de expertos y es propenso a errores”, detalló, mientras que el segundo “aprende de los datos, es fácil de ampliar y se muestra más rápido con el empleo de unidades de procesamiento gráfico”.

Centrándose en el deep learning, también denominado aprendizaje profundo, y su aplicación a la seguridad, Alonso explicó que se está empleando en la protección perimetral, en los sistemas de lectura de matrículas, de detección automática de incidencias y de reconocimiento facial y en los drones. Y después de exponer algunas de las ventajas que supone su empleo, señaló que contribuye a que los sistemas de seguridad sean más fiables. “Con esta tecnología disminuyen drásticamente los falsos positivos, es posible trabajar en entornos más complejos y las configuraciones son más sencillas”, resumió.

Seguridad perimetral

Quien también hizo referencia a la seguridad perimetral fue José Manuel Alcázar, director adjunto de Magal S3. Concretamente, una vez descrito el funcionamiento de un perímetro a través de sensores y zonas limitadas que generan alarmas, hizo una comparación entre los sistemas tradicionales y los modernos.

En lo relativo a los primeros, advirtió que un fallo de instalación o fenómenos naturales como el viento pueden ser causantes de falsas alarmas. Y de cara a evitar situaciones de “auténtico desastre” para el operador, dio a conocer las soluciones de Magal S3. “Hemos creado sistemas perimetrales modernos duplicando el patrón del cable sensor y monitorizando cada metro de este último. La tecnología nos permite crear zonas virtuales y ajustar la sensibilidad deseada en cada una de ellas, puede integrarse con plataformas de gestión y vídeo, es inmune al corte y reduce las falsas alarmas en un 90 por ciento”, indicó.

“Unas ventajas”, prosiguió, “a las que se deben sumar un menor tiempo de instalación, configuración y mantenimiento, la reducción de los costes en materia de componentes, fabricación, infraestructura y obras, el empleo de software que sustituye a los equipos de calibrado analógicos y la integración con sistemas de gestión de vídeo”, concluyó.

Pinche aquí para acceder al contenido completo.

Volver