sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
REPORTAJE

IV Congreso profesional de directores de Seguridad: La hora del director de Seguridad

15/06/2012 - Nuestra Redacción
Hay proyectos cuyo éxito reside en la elección del momento oportuno para salir adelante. Algo así sucedió con el IV Congreso profesional de Directores de Seguridad, que reunió en Madrid el 7 de junio a más de 400 responsables de la gestión de la protección de sus organizaciones.
En la imagen empezando por la derecha, Javier Borredá (Seguritecnia), Álvaro Martín (ASIS-España), José A. Martínez (AEDS), Ildefonso Hernández (Guardia Civil), Ignacio Cosidó (director general de la Policía que inauguró el Congreso), Esteban Gándara (CNP), Eduard Zamora (ADSI), Marta Férnandez (Mossos d'Esquadra) y Javier Sánchez (Ertzaintza)

La ocasión fue propicia porque habían transcurrido tres años desde la anterior edición y había ganas de conocer que novedades se presentan para el colectivo; pero, sobre todo, fue acertada porque se produjo cinco meses después de que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, anunciara su intención de reformar la Ley de Seguridad Privada. El evento sirvió para poner en orden los deseos de estos profesionales sobre la futura norma y trasladarlos después a la Administración.

La Asociación de Directores de Seguridad Integral (ADSI), la Asociación Española de Directores de Seguridad (AEDS) y el Capítulo Español de ASIS International unieron por cuarta vez sus esfuerzos para sacar adelante este evento junto con Seguritecnia, que se ha encargado en esta edición de la Secretaría Técnica. Igualmente importante fue la aportación de los patrocinadores de la jornada: Prosegur, CCTV Center, Tesa-Assa Abloy y Pyc Seguridad Cataluña (Pycseca).

Durante el congreso quedó patente el protagonismo adquirido por los directores de Seguridad a lo largo de los años, que ven en la reforma de la Ley una oportunidad para adquirir un mayor reconocimiento en la normativa. El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, reconoció “la especial aportación” que realizan estos profesionales, a los que definió como “los más cualificados dentro del sector, cuyo papel adquiere una importancia vital en la coordinación entre seguridad pública y privada”. “Ha llegado el momento de que los directores de Seguridad Privada adquieran también el reconocimiento social e institucional que merecen en función de su importante labor en la colaboración público-privada”, remachó sobre estos responsables de la seguridad en sus organizaciones.

Pero, al margen de este colectivo, también se vio reflejado el potencial de todo el sector. El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, que inauguró el evento, lo puso de manifiesto en su discurso: “la Seguridad Privada en España se configura legalmente como un recurso externo de primer orden para el sistema público de seguridad nacional, contribuyendo decisivamente con su trabajo a mejorar la seguridad y la libertad de todos los españoles”. Para el responsable del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), “la Ley concibe positivamente el papel de la seguridad privada como complementaria de la pública”, por lo que la protección de la ciudadanía depende “en gran medida” del trabajo conjunto de ambas partes. En este modelo “integrador”, como lo definió Cosidó, “corresponde al CNP velar por la correcta aplicación de las previsiones normativas que representa para la seguridad de los españoles”, reafirmó. La Seguridad Privada es, por tanto, “una materia de competencia prioritaria” para el Cuerpo que dirige.

“Estoy impulsando decididamente el estrechamiento de los lazos entre estos dos ámbitos, en una aproximación que busca, ante todo, aumentar nuestra eficacia y mejorar nuestros niveles de eficiencia”, aseguró. Esto se plasma en dos líneas básicas de actuación, según explicó Cosidó: por un lado, “la constante adecuación del marco normativo a las necesidades cambiantes” y, por otro, “el impulso de cuantas iniciativas de colaboración operativa resulten necesarias para la mejora de la seguridad”. La nueva Ley “responde a esta adecuación normativa”, anticipó el político salmantino.

congreso_directores

El Plan Integral de Colaboración del CNP “Red Azul” es un ejemplo del segundo de los ejes definidos por el director general de la Policía. “Supone, sin duda un, salto cualitativo en una colaboración bidireccional que permita obtener los mejores resultados con los medios disponibles”, argumentó Cosidó.

Pieza clave del sector

Además del director general de la Policía, también respaldaron al congreso con su presencia otros responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En la mesa de apertura estuvieron el general de División Ildefonso Hernández, jefe de la Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva de la Guardia Civil (JUER); el comisario Esteban Gándara, jefe de la Unidad Central de Seguridad Privada del CNP; Javier Sánchez, director de Coordinación de Policías Locales y Seguridad Privada y director de la Ertzaintza en funciones; y Marta Fernández, la inspectora jefe del Área Central de Policía Administrativa de los Mossos d´Esquadra. Les acompañaron los presidentes de las asociaciones organizadoras, Eduard Zamora (ADSI), José Antonio Martínez (AEDS) y Álvaro Martín (ASIS International), así como Javier Borredá, presidente de Editorial Borrmart, editora de Seguritecnia.

José Antonio Martínez, en representación de la organización del congreso, consideró que la futura Ley de Seguridad Privada “no puede dejar de contemplar de una manera relevante e importante a la figura del director de Seguridad como pieza clave en los objetivos que se han marcado desde el Gobierno para la Seguridad Privada y coordinación con la Seguridad Pública”.

Los organizadores consideran que este profesional es “el interlocutor más idóneo y efectivo con la Administración” y para que pueda desempeñar esa función “hay que dotarle de las herramientas legales necesarias y acordes a la realidad social del momento”.

congreso_directores
De izquierda a derecha: Ana Borredá (Seguritecnia), José A. Martínez (AEDS), Esteban Gándara (CNP), Álvaro Martín ()ASIS España), Eduard Zamora (ADSI) César Álvarez (Guardia Civil), Javier Sánchez (Ertzaintza) y Carles Castellanos (Mossos d'Esquadra)

En relación con esto, Martínez también solicitó que se revisen los criterios que rigen la obligatoriedad del departamento de Seguridad en las distintas actividades empresariales. Igualmente, defendió que el director de Seguridad “no debe ser el gran olvidado como ha ocurrido en la actual Ley de Seguridad Privada” y demandó que la reforma “no se limite a resolver problemas coyunturales sino que se aborde decididamente un modelo de Seguridad Privada que permita explotar de manera eficiente el enorme potencial de este sector”. En ese sentido, apuntó que es necesario “plantearse una coordinación del sector privado con el público al más alto nivel del Ministerio del Interior, creándose un órgano específico de coordinación de la Seguridad Privada, que pudiese contribuir a la Seguridad Nacional al mismo nivel de otros órganos ya existentes en la Secretaria de Estado de Seguridad”.

Tras las intervenciones se abrían grandes expectativas para este IV Congreso, que captó la atención de los asistentes de principio a fin gracia a las ponencias de más de una veintena de profesionales del ámbito público y privado de la seguridad, que se dividieron en tres paneles Nuevo escenario normativo, El directivo de Seguridad y Tendencias del Departamento de Seguridad.

De ellos se han extraído las conclusiones que la organización trasladará a la Administración para que se tengan en cuenta en la reforma de la Ley de Seguridad Privada. Porque, como señaló la directora general de Seguritecnia, Ana Borredá, este congreso “se ha celebrado en un momento crucial” para el sector.  

Volver