sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

El nuevo Real Decreto 513/2017 (RIPCI) en la señalización de protección contra incendios

28/09/2017 - Alberto García Fernández / Ingeniero Técnico de Previnsa
El nuevo reglamento hace por primera vez mención especial a la señalización luminiscente, aludiendo además una relación de normas UNE que hacen referencia a la luminiscencia, los símbolos gráficos a emplear, los colores, etc.,

Esto ya nos proporcionará unos criterios mínimos a tener en cuenta para poder elegir una correcta señalización, aunque si bien es cierto que el nuevo RIPCI (Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios) nos deja algunas dudas. Algunas de las novedades incluidas en este documento son las siguientes:

  • Mención a los planos de situación (“Usted está aquí”):

Los planos de situación o planos de evacuación, como nombra la UNE 23032:2015, en el pasado no tenían la exigencia actual de adaptarse a unos criterios de diseño. Por tanto, dispondremos de un margen temporal para su adaptación.

La nueva configuración desarrolla unos criterios que deberán ser comunes en todos los establecimientos donde se dispongan (hospitales, hoteles, oficinas, etc.), favoreciendo de esta forma la comprensión del lector inexperto, que en definitiva es para quien se está dirigiendo dicho contenido e información.

  • Identificación sobre la señal y de forma que sea visible una vez instalada:

La señalización deberá ajustarse a los requisitos exigidos por la UNE 23035-4:2003, en cuanto a la identificación se refiere, debiendo además disponerla en un lugar visible de la señal una vez instalada, lo que permitirá comprobar si dicha señal cumple con la normativa vigente y si ha realizado y superado con éxito las pruebas pertinentes para su comercialización.

  • Exigencia de categoría A de fotoluminiscencia:

La única referencia existente con anterioridad a esta actualización era la UNE 23035-4:2003, donde se argumentaba lo siguiente:

“Se establecen dos categorías, A y B, de productos fotoluminiscentes en función del nivel de la intensidad luminosa emitida.

Los productos de categoría B tendrán menor luminancia que los A y se podrán emplear para el resto de usos.

Las características que deben cumplir los productos fotoluminiscentes de cada categoría se indican en las tablas del capítulo 7.”

Por tanto, lo antes redactado como “preferentemente”, ahora queda redactado por el nuevo RIPCI como “serán”. Es decir, lo que antes era una recomendación ha pasado a ser obligatorio en las actividades descritas en el Anexo I del Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, por lo que, se está obligando a instalar señalización fotoluminiscente de categoría A en todas las instalaciones que deban contar con un plan de autoprotección.

Para leer el artículo completo accede a este enlace

Volver