sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Miguel Lorenzo Gawenda, Coordinador del Curso de Director de Seguridad Integral del Instituto Superior de Estudios

Entidades obligadas y departamentos de Seguridad

Una cuestión altamente esperada y demandada por las asociaciones profesionales de directores de Seguridad, así como por la sociedad, es que se concreten los casos en los que es obligatorio o no disponer de un departamento de Seguridad u otras medidas, y que ésta no sea una cuestión sujeta a interpretación. Desde todas las partes se requiere a la Administración que elabore un catálogo objetivo de circunstancias que obliguen a contar con esta medida organizativa y, por tanto, de la figura del director de Seguridad.

En la actualidad, la obligatoriedad de disponer de departamentos de Seguridad está recogida en parámetros abstractos, que en la mayoría de los casos dejan cifras poco menos que asombrosas, además de absurdas y discriminatorias.

412_formacion_seguridad

Un ejemplo son las entidades financieras extranjeras que, por el mero hecho de tener una oficina en España con un empleado que no trabaja con dinero en efectivo y que dispone de un local alquilado en un edificio de oficinas o centro de negocios, están obligadas a disponer de un departamento, cuando ni una cadena de 30 joyerías tiene por qué tenerlo o un museo con patrimonio irrecuperable en caso de pérdida por robo o fuego, así como tampoco hospitales u hoteles, con muchos centenares de clientes. Se trata de meros ejemplos de la arbitrariedad y regulación absurda de esta medida.Sin embargo, todo apunta a que el aperturismo y el afán colaborador de la actual Administración del Ministerio del Interior y de la Dirección General de la Policía para nuevo Reglamento de Seguridad Privada supondrá un giro de 180 grados en cuanto a la concreción de los requisitos para que una entidad deba contar obligatoriamente con esta medida, lo cual se va a traducir en un incremento exponencial del número de departamentos y, por tanto, del mercado laboral de los directores de Seguridad.

De hecho, un buen ejemplo de la línea que podría seguir esa concreción la tenemos en el anexo III del Decreto 82/2010 de Cataluña, que establece la obligatoriedad de disponer de medidas como el departamento de Seguridad a empresas que, por su actividad, en caso de ser atacadas podrían poner en peligro a la protección civil, lo que ha supuesto un incremento de la demanda de estos profesionales en Cataluña.

Sin embargo, el desarrollo y la ampliación de las funciones de los directores de Seguridad en la Ley 5/2014 y en el futuro Reglamento va a requerir un esfuerzo de actualización y formación en materia de seguridad integral, puesto que no todos los directores de Seguridad acreditados disponen de la suficiente formación. De hecho, poner la seguridad integral de una infraestructura crítica en manos de un director de Seguridad formado en base a la Orden de 7 de julio de 2005, que establecía 120 horas de formación, o de las 400 que estableció la Orden INT/213/2011 pudiera no ser lo más deseable.

Formación necesaria

Estas carencias formativas de la formación que el Ministerio del Interior estableció deberán ser superadas por aquellos profesionales que puedan acreditar que, además de experiencia, han seguido actualizándose y formándose en los aspectos que no se han tratado o en los que no se ha profundizado en los programas formativos. Algo necesario para afrontar con éxito la seguridad integral.

No son pocas las normativas relacionadas con la seguridad que vinculan parámetros concretos y no abstractos con la adopción de determinadas medidas. Entre otros, podemos citar:

  • Normativa sobre prevención de riesgos laborales, que deja poco lugar a dudas respecto a la obligatoriedad de disponer de:
     
    • Servicio propio de prevención de riesgos laborales.
    • Servicio ajeno.
    • Servicio mancomunado.
    • Recurso preventivo.
  • Normativa sobre transporte de mercancías peligrosas, respecto a la obligatoriedad del:
     
    • Consejero de seguridad.
  • Normativa sobre Protección Civil, autoprotección y accidentes graves, respecto a la obligatoriedad de:
     
    • Medidas de emergencia.
    • Planes de autoprotección.
    • Planes de emergencia interior (industria química).
  •  Código Técnico de la Edificación, respecto a la obligatoriedad de disponer de:
     
    • Equipos de extinción fija.
    • Extintores portátiles.
    • Sistemas de detección y alarma.

En conclusión, el desarrollo normativo abrirá las puertas al incremento exponencial de puestos de trabajo de director de Seguridad, remarcando la integralidad a la que hace referencia la Ley 5/2014 en no pocos artículos. Por otro lado, también surgen nuevas necesidades y demandas formativas que satisfagan los requerimientos de los perfiles que serán demandados por el nuevo mercado laboral de los directores de Seguridad, que en poco se parecerán a lo que tradicionalmente ha sido conocido por el sector.

Volver