sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ENTREVISTA

Ángel García Collantes, Decano del Colegio Profesional de Criminólogos de Madrid

“Los criminólogos somos complementarios a otros ámbitos de la seguridad

07/06/2018 - Por Enrique González Herrero
Ángel García Collantes es Doctor en Derecho, licenciado en Criminología, graduado en Psicología y magister en varias especialidades relacionadas con la delincuencia y la criminalística, unido a su amplia experiencia investigadora y docente, componen únicamente un esbozo de la extensa trayectoria de este criminólogo.

En mayo de 2017 se creó en la Comunidad de Madrid el Colegio Oficial de Criminólogos tras largos años de reivindicación por parte del gremio. Ángel García Collantes, su primer decano, se ha marcado por objetivos dar mayor visibilidad a estos profesionales y poner en valor su función. Su principal reto es la generación de un mayor número de puestos de trabajo, no solo en el ámbito público sino también en el privado. Es ahí donde el criminólogo puede adquirir mayor presencia en los departamentos o empresas de seguridad, desempeñando diversas funciones que, como insiste, son complementarias a las que ya llevan a cabo.

- El Colegio Profesional de Criminólogos de la Comunidad de Madrid se creó en mayo de 2017. ¿Qué ha ocurrido a lo largo de todo este año?

En aquel mes se aprobó la Ley de Creación del Colegio Profesional de Criminólogos de la Comunidad de Madrid, que recogía la formación de una comisión gestora compuesta por dos asociaciones, la Asociación Española de Criminólogos y la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses, que han sido las promotoras del colegio.

Una vez que se constituyó esa gestora, la ley también especificaba tres funciones concretas para ella: la creación de un censo electoral de criminólogos en la Comunidad de Madrid, la elaboración de unos estatutos y una asamblea constitutiva en la que se convocaran elecciones y se aprobaran dichos estatutos y la gestión de la comisión gestora. A partir de ahí empezaría a funcionar la junta de gobierno del nuevo colegio.

Las elecciones se celebraron el 30 de enero y se abrió un plazo de 26 días para la toma de posesión de la nueva junta, que lleva trabajando desde el 26 de febrero.

- ¿Por qué no existía hasta ahora un Colegio Oficial de Criminólogos?

Llevamos demandando la existencia del Colegio prácticamente desde que comenzaron a aparecer grados universitarios en criminología. Hablamos de 2009, cuando entramos en el Plan Bolonia y, por la ley, comenzaron a crearse grados. Previamente existían títulos propios de especialización para juristas o psicólogos; pero cuando esta formación tuvo verdaderamente una entidad propia fue a partir de la creación de una licenciatura primero y el grado después.

Entrevista a Ángel Gracía Collantes,  Decano del Colegio Profesional de Criminólogos de Madrid
Angel García Collantes junto a Ana Borredá, directora de Seguritecnia, y José Villena, vocal del Colegio de Criminólogos de Madrid.

Entonces, empezamos a trabajar con la Comunidad de Madrid y se presentó la solicitud de creación de un Colegio, aunque de inicio fueron un poco reticentes. No obstante, antes del Colegio de Criminólogos de Madrid estaba el de Asturias, el de Valencia y, una semana antes que el nuestro, el de Cataluña. Hace unos días ha salido el de la región de Murcia.

- ¿Por qué han reclamado todo ese tiempo la creación de un colegio oficial?

Hasta 1908, en las instituciones penitenciarias había criminólogos. La criminología española y la italiana fueron muy fuertes al principio del siglo pasado, supusieron los inicios de esta disciplina a nivel mundial. Pero debido a una serie de discrepancias, en instituciones penitenciarias dejaron de crearse plazas de trabajo para criminólogos, y como consecuencia tampoco había estudios.

En el año 2000 aproximadamente se creó la Sociedad Española de Investigaciones Criminológicas, donde profesores de universidad nos unimos para darle sentido a la criminología. Y a partir de ahí surgió el Libro Blanco de la Criminología y empezamos a hacer gestiones en el Ministerio de Educación para sacar adelante el segundo ciclo de criminología.

Para que se haga una idea de la importancia de la criminología en nuestro país, ahora mismo en España, entre universidades públicas y privadas, hay más de 13.000 alumnos estudiando criminología, de los cuales más del 35 por ciento en las universidades madrileñas. La Administración, como consecuencia del ‘boom’ de la criminología, sacó muchos grados en las universidades privadas, pero luego no le da continuidad. La gente termina el grado en criminología pero no sacan empleo público. Ese es un problema que tenemos los criminólogos.

Puede leer la entrevista completa, aquí.

Volver