74
SEGURITECNIA
Febrero 2013
Artículo Técnico
tra en concentraciones próximas a su
punto estequiométrico o punto medio
de su margen de explosividad, mientras
que con mezclas próximas al LSE es fá-
cil que se produzcan incendios después
de la explosión, pues queda combus-
tible sin arder y en mezclas cercanas al
LIE, los incendios posteriores son menos
frecuentes porque casi todo el combus-
tible se consume en la explosión.
Cuando un gas con densidad mayor
a la del aire (1,0) invade un espacio ce-
rrado, el invasor irá ocupando la parte
inferior del recipiente o local, al tiempo
que se mezcla con el aire, en un pro-
ceso ascendente en el que la mezcla
tendrá mayor concentración a nivel del
suelo. De ser más ligero que el aire, su
comportamiento será del techo hacia
abajo como ocurre en las fugas de gas
natural.
Deflagraciones en casas
La casi totalidad de las deflagraciones
de gas en hogares se producen en la
pieza destinada a la cocina, porque allí
se encuentran los electrodomésticos
que utilizan gas natural o GLP (gas li-
cuado del petróleo) embotellado, y por
la existencia del mayor número de fuen-
tes de ignición de la
casa, pues además
de los enchufes, in-
terruptores y luces
de la instalación
eléctrica fija están
los electrodomés-
ticos con sus relés,
escobillas de mo-
tores, temporiza-
dores, termostatos,
programadores, et-
cétera, muchos de
P
ara que se produzca una explo-
sión de gas o de vapor se ne-
cesita un espacio cerrado y los
mismos requisitos que para iniciar un
fuego: un combustible en fase de gas o
vapor, un comburente y una fuente de
ignición. La velocidad a la que se pro-
duce la reacción química de la combus-
tión o velocidad de llama define el tipo
de explosión. Si es inferior a la del so-
nido, se considera una explosión defla-
grante, y si la supera, detonante. A ex-
cepción de alguna detonación de tu-
berías de conducción de hidrógeno o
acetileno, la mayoría de la explosiones
de gas son deflagrantes.
Las deflagraciones exigen la previa
creación de una mezcla explosiva de
gases inflamables o de vapores de lí-
quidos combustibles con el aire. Mez-
cla que solo se iniciará mediante una
chispa o llama si se encuentra en una
concentración situada entre unos lí-
mites determinados y conocidos para
cada gas o vapor denominados Límite
Inferior de Explosividad (LIE) y Límite
Superior de Explosividad (LSE).
Estos límites, también conocidos
como límites de inflamabilidad, se sue-
len expresar en porcentajes del gas o
vapor en el volumen total de la mezcla,
y varían según la temperatura y la alti-
tud, ya que si la temperatura aumenta
también lo hace el rango o separación
entre ambos limites y la altitud hace
que el margen de explosividad se re-
duzca a presiones altas y aumente a
presiones bajas.
En los efectos de una deflagración
influye el tipo de combustible, la geo-
metría del lugar, las aberturas de ven-
tilación, la obstrucción de objetos y,
también, la concentración de la mezcla
explosiva. Una deflagración resulta más
violenta cuando la mezcla se encuen-
Explosiones sin motivo aparente
Guillermo J. Rosewarne /
Inspector jefe de la Brigada de Policía Científica de Santander
Ante el escenario de un siniestro que muestra la configuración propia de una deflagración de gas en un espacio en
el que no existe gas natural, GLP (gas licuado del petróleo) embotellado o fuga de ellos, el investigador de causas de
incendios se ve en la obligación de buscar otro gas fugitivo.
1...,64,65,66,67,68,69,70,71,72,73 75,76,77,78,79,80,81,82,83,84,...116