seguritecnia 447

82 SEGURITECNIA Noviembre 2017 Protección de Infraestructuras Críticas y Estratégicas A l menos, así quedó de mani- fiesto en el desayuno de tra- bajo organizado por la Fun- dación Borredá en el que tomaron parte responsables de Seguridad de los subsectores del transporte ferroviario y aéreo junto a José Luis Pérez Pajuelo, jefe de Planes y Seguridad del Centro Nacional de Protección de Infraestruc- turas y Ciberseguridad (CNPIC), y pro- fesionales de empresas especializadas en suministrar soluciones de seguridad para el ámbito PIC, todos ellos socios protectores de la Fundación. Tras las palabras de bienvenida a los asistentes por parte de Ana Borredá, presidenta de la Fundación Borredá, César Álvarez, miembro del Comité Asesor y coordinador de Proyectos de la citada institución, instó a los repre- sentantes de los departamentos de Seguridad a que expusieran sus ex- periencias e inquietudes tras la desig- nación de sus organizaciones como operadores críticos. advirtieron que en algunas entidades sería necesario fomentar una cultura de la seguridad en todos los estratos y lograr que la alta dirección tuviese una mayor implicación en la misma. En cuanto a la cultura de seguri- dad organizacional, se estimó que contar con ayuda humana y recur- sos económicos procedentes de fon- dos estatales o comunitarios ayuda- ría a impulsarla y reforzarla. Y por lo que respecta a la concienciación de la alta dirección, se planteó la necesi- dad de que responsables de la Admi- nistración, en general, y del CNPIC, en particular, contribuyesen tanto a di- cho objetivo como a posibilitar que calase el concepto de seguridad inte- gral en los organigramas de los ope- radores críticos. Sobre dichos requerimientos, José Luis Pérez Pajuelo recordó que no es labor del CNPIC concienciar a la alta dirección acerca de la necesidad de impulsar el concepto de seguridad integral ni de cómo hacerlo, si bien mostró la disposición del órgano a apoyar a los responsables de Seguri- dad en todo aquello que esté en su mano. Y en referencia a estos últimos, hizo hincapié en que es competencia de los mismos, o de los departamen- tos que representan, implicar a la alta dirección en materia de seguridad. Concienciación de la alta dirección y seguridad integral, asignaturas pendientes del Transporte Conseguir una mayor implicación de la alta dirección en cuestiones de tanto calado como las relativas a la seguri- dad y materializar el concepto de seguridad integral son aspectos a mejorar en el seno de algunas organizaciones que gestionan infraestructuras críticas en el sector del Transporte. Al respecto, y como primer argumento a tener en cuenta, desde el subsector del transporte ferroviario se consideró que el del transporte aéreo era más maduro en seguridad al contar con una mayor ex- periencia en la aplicación de medidas de prevención y protección –sobre todo, a raíz del fatídico 11-S de 2001– y gracias, entre otras, a las normas impulsadas por instituciones como la Comisión Europea. Cultura de seguridad Además, dentro del subsector del transporte ferroviario hubo quienes A diferencia del ferroviario, el concepto de seguridad integral está perfectamente arraigado en el subsector del transporte aéreo SECTOR TRANSPORTE

RkJQdWJsaXNoZXIy MzA3NDY=