seguritecnia 447

84 SEGURITECNIA Noviembre 2017 Protección de Infraestructuras Críticas y Estratégicas L as complejidades ligadas al sec- tor del Agua quedaron paten- tes tras las intervenciones de los responsables de Seguridad presen- tes en el encuentro organizado por la Fundación Borredá. Los invitados com- partieron los principales obstáculos a los que se enfrentan desde que se apro- bara el Plan Estratégico Sectorial del Agua, en 2015, pero también los avan- ces que se han producido desde en- tonces. Junto con ellos, proveedores de tecnologías y un representante del Cen- tro Nacional de Infraestructuras y Ciber- seguridad (CNPIC), Ángel Flores, pusie- ron en común un escenario con aristas, pero en mejores condiciones que hace dos años. Al igual que en otros desayunos de trabajo, tras las presentaciones de la presidenta de la Fundación Borredá, Ana Borredá, el coordinador de Pro- yectos y miembro del Comité Asesor de la entidad, César Álvarez, planteó un guión de debate con una primera cues- tión a valorar: la incorporación de los operadores al Sistema de Protección de Infraestructuras Críticas (PIC), así como la posición de los órganos de dirección de sus empresas respecto a este asunto. Según relataron los invitados, los co- mienzos fueron complicados no tanto por la inexperiencia en materia de se- guridad de estos operadores sino por escollos derivados de su personalidad jurídica. Tal como se expuso, las empre- sas que gestionan infraestructuras críti- cas de agua pueden ser de titularidad pública, privada o mixta, lo que con- lleva una diversidad de cauces para la toma de decisiones y asignación de re- cursos. Especialmente las primeras se ven sometidas al corsé de una burocra- cia lenta que dificulta la adopción de las medidas establecidas en la norma- tiva PIC no se cumplen en la actualidad, por lo que hace falta impulsarlas. Departamentos de Seguridad Pero quizás por esas dificultades tam- bién destacan más aún los avances que se han producido respecto a la situa- ción inicial de las empresas del sector del Agua. Si bien originariamente no contaban con ningún área dedicada a la seguridad, en la actualidad estos ope- radores están incorporando a sus es- tructuras, en mayor o menor medida, un departamento específico para ges- tionar los riesgos. Además resulta para- dójico que, cuando se les pregunta por la integración de sus medidas de pro- tección, la tónica general entre quie- nes ya cuentan con departamentos de Seguridad sea que la conjunción del mundo físico y lógico no les resulta es- pecialmente traumática. Es decir, aque- llos que carecían de una cultura de se- guridad han acogido rápidamente el planteamiento integral de la norma- tiva PIC. Sobre este último punto, los mode- los por los que han apostado los opera- dores para integrar las medidas físicas y tecnológicas de seguridad son diversos. Mientras unos han optado por un solo departamento que gestione todos los La seguridad comienza a fluir en los operadores críticos del sector del Agua Hasta la incorporación del sector del Agua al Sistema PIC, la protección de las infraestructuras hidrográficas era menos que una cuestión secundaria. Salvo excepciones, los operadores de esta industria no solo carecían de una es- tructura de seguridad interna, sino que tampoco estaban concienciados del problema. Aunque a paso lento, ahora la situación está cambiando. medidas de seguridad. Por ejemplo, hay casos de confederaciones hidrográfi- cas dependientes de varias administra- ciones públicas a la vez –general, auto- nómica y local– que están gobernadas por diferentes partidos políticos, lo que genera en ocasiones disparidades e in- cluso contradicciones de criterio; otras, por su parte, ven como hay asuntos que tienen que someterse a la valoración de diferentes organismos públicos que ra- lentizan la decisión final. Capítulo aparte merecen las inversio- nes. Los responsables de seguridad de operadores de infraestructuras críticas de agua lamentan que, a la falta de agi- lidad para la puesta en marcha de me- didas, se sume la rigidez y limitación presupuestaria. Por todo ello, parece necesaria una mayor concienciación por parte de los gestores públicos de este sector, así como la creación de cau- ces de decisión más dinámicos y flexi- bles para implementar las estructuras y medidas de seguridad necesarios. A este respecto, el representante del CNPIC aseguró que el organismo ya ha elevado esas preocupaciones para que se busquen soluciones, pero desconoce aún las posibles soluciones que se pue- dan adoptar al respecto. De hecho, des- tacó que los plazos establecidos para que los operadores críticos incorporen Los operadores públicos están sometidos al corsé de una burocracia lenta que dificulta la adopción de decisiones ágiles en torno a su seguridad SECTOR AGUA

RkJQdWJsaXNoZXIy MzA3NDY=