sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Nuria Fuentes, Directora de Comunicación del Centro Español de Logística

La estiba de cargas en vehículos, fundamental para la seguridad en carretera

La seguridad en carretera es una de las principales preocupaciones a nivel europeo y que afecta directamente a uno de los eslabones clave de la cadena de suministro: el transporte.

Hasta ahora, se contaba con normativa algo imprecisa, por lo que la inconcreción y la falta de comunicación han implicado que un factor tan relevante como la correcta estiba de las cargas estuviese descuidado.

En concreto, según datos de la Comisión de Movilidad y Transportes de la Unión Europea, la seguridad de la carga afecta significativamente a los accidentes en carretera. Hasta el 25 por ciento de los accidentes de camión pueden atribuirse a una fijación inadecuada de la carga (otras fuentes llegan a valorarlo en hasta un 45 por ciento). Si no se sujeta adecuadamente, esta puede caerse y desequilibrar el vehículo, incluso volcarlo y afectar a otros vehículos. Sin embargo, según datos del Instituto Telemático de Seguridad Industrial (ISTI)–cuando hace cinco años comenzaron a trabajar en el análisis de la sujeción de cargas–, tan solo un uno por ciento de los accidentes con camiones en España se atribuía a la mala estiba. 

Esto es, aunque la estiba de la carga está considerada como uno de los factores de riesgo más relevantes a nivel europeo, y a pesar de existir normativas de distinto alcance, revisando los antecedentes, su legislación no quedaba clara. Algo inexplicable no solo por su impacto en el transporte y en la movilidad, sino también por las pérdidas económicas derivadas del desperdicio de la mercancía, la repercusión monetaria en las aseguradoras y el perjuicio en la propia imagen de servicio del operador, así como por los daños materiales y humanos. 

Para detectar las razones de esta mala aplicación, basta fijarse en que hasta ahora, las diferencias existentes en las normativas de los países de la Unión Europea dificultaban el cumplimiento de los requisitos mínimos por parte de los transportistas que atraviesan varios países. Adicionalmente a su cumplimiento, en España también resultaba complicado acceder a indicadores claros para registrar las causas de accidentalidad. Esto es debido a que, hasta ahora, en nuestro país, la única referencia al respecto en el ordenamiento jurídico se incluía en el Reglamento General de Circulación (RD 1428/2003), en su artículo 14, indicando lo siguiente: “La carga transportada en un vehículo, así como los accesorios que se utilicen para su acondicionamiento o protección, deben estar dispuestos y, si fuera necesario, sujetos, de tal forma que no puedan: A) Arrastrar, caer total o parcialmente, o desplazarse de manera peligrosa. B) Comprometer la estabilidad del vehículo. C) Producir ruido, polvo u otras molestias que puedan ser evitadas”.

Como se observa en el texto anterior, una referencia sin precisar que ha supuesto un control muy irregular sobre los camiones y furgonetas, afectando indudablemente a los accidentes. 

La UNE 12195

Así, el pasado 2 de junio de 2017 se aprobó el Real Decreto 563/2017 para regular las inspecciones técnicas dirigidas a los vehículos comerciales en el territorio español. Y a partir del 20 de mayo de 2018, se ponían en marcha las inspecciones técnicas de los vehículos comerciales que circulen por España. Además del estado a nivel técnico del vehículo, uno de los puntos que se revisan en estas nuevas inspecciones es la correcta estiba de la mercancía dentro del camión o furgoneta. Este Real Decreto responde a la directiva europea 2014/47/UE, en la que los Estados miembros se comprometían a inspeccionar los vehículos en carretera, con especial hincapié en la supervisión del correcto amarre de la carga. En su anexo III determinaba una serie de normas técnicas, entre las que figura la EN12195-1:2010, referida a la fijación de cargas en camión.

Puede acceder al artículo completo en el siguiente enlace.

Volver