sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Óscar Orozco Aragón , Director de Seguridad del Girona FC

Girona FC: seguridad, juventud y experiencia en la élite del fútbol

Un partido de fútbol dura tan solo 90 minutos, pero la preparación y la realización del dispositivo es bastante más extensa. Nuestra prioridad se basa en dar confort a todos los espectadores que visiten nuestro estadio para que disfruten del evento y, a ser posible, de la victoria de nuestro equipo con bienestar y seguridad.

Tal y como comenté en un anterior artículo relacionado con el sector, aunque en dicho caso no especializado en recintos deportivos, el gran sabio Alan Watts introdujo la que en mi opinión fue la gran frase del pasado siglo: “Para comprender la seguridad no hay que enfrentarse a ella, sino incorporarla a uno mismo”. 

Bien es conocido que, en la actualidad, el sector de la Seguridad en todo su ámbito está concebido por la sociedad como algo fácil, relativamente caro, sin reporte presumible de beneficios directos y que cuesta incorporar a uno mismo si no se tiene la percepción de riesgo o amenaza. Sin embargo, todos debemos hacer un ejercicio de autorreflexión e intentar concebir la seguridad como una responsabilidad colectiva, donde todos y cada uno de nosotros aportemos nuestro granito de arena para lograr alcanzar su totalidad. 

Relacionando esta última anotación, para dar pie al inicio de este artículo, seguro que lograréis entender la conexión de dichas reflexiones con los puntos a tratar a continuación, en este caso en relación con el deporte rey: el fútbol

Un partido de fútbol profesional se prepara con semanas de antelación basándonos en toda la información que podamos tener: interlocución con el homónimo del equipo rival, información del desplazamiento de la afición rival y su tipología y coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, emergencias y con el resto de departamentos del club en todo aquello que la seguridad pudiera verse afectada. 

Un partido de fútbol dura tan solo 90 minutos, pero la preparación y la realización del dispositivo es bastante más extensa. Nuestra prioridad se basa en dar confort a todos los espectadores que visiten nuestro estadio para que disfruten del evento y, a ser posible, de la victoria de nuestro equipo con bienestar y seguridad.

La seguridad en Girona FC

Girona FC: seguridad, juventud y experiencia en la élite del fútbol

En cuanto a la previsión e implementación de sistemas en los dispositivos de seguridad del Girona, sin lugar a duda, para prepararlos de la forma más eficiente posible nos gusta darle la máxima importancia a un buen análisis de riesgos donde se incluyan desde los datos conocidos a través de los medios hasta la posible información de la que podamos disponer a nivel general. Siempre hemos creído que la información y la prevención son fundamentales para poder disponer y ejecutar un buen plan de seguridad en todo su ámbito. 

Somos conscientes de la repercusión a nivel local que generó el ascenso a Primera División, por lo que nos tuvimos que adaptar para poder dar servicio, protección y atención a nuestros espectadores, pues creemos que, aun siguiendo los exigentes protocolos de seguridad, es clave dar un excelente trato al espectador. Es por ello que a nivel general nuestro objetivo es minimizar todos aquellos riesgos que pueda haber y neutralizar cualquier amenaza existente. Además, nuestro número de aficionados, socios y abonados ha aumentado, y por consiguiente las afluencias al estadio también. Por lo tanto, se mejoraron y ampliaron algunos accesos al estadio. Incluso nuestra afición se llevó el premio a la mejor de LaLiga Santander 2017/2018, motivo por el cual todo es mucho más fácil y llevadero. 

Interlocución

En el ecuador del proceso de preparación, junto con el reglamento de venta de entradas, es muy importante la fluidez, la sinceridad y la interlocución permanente entre los directores de Seguridad con el fin de facilitar al compañero del club local toda aquella información que le pueda ser de relevancia y así adoptar las medidas oportunas siguiendo las pautas de LaLiga y, en su caso, las comunicaciones de la Comisión Antiviolencia

Ciñéndonos a la Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, en todo momento colaboramos para adoptar las medidas que nos exige la normativa vigente. De igual modo, todos tenemos el compromiso de luchar contra la violencia y de ejercer una tolerancia cero ante todo ello, pues es parte fundamental que se disfrute un partido de fútbol de élite libre de todos estos factores. 

Una vez finalizado el dispositivo es hora de valorar los posibles errores, realizar autocrítica (siempre necesaria) y anotar las mejoras a implementar para el siguiente. Somos conscientes de que siempre hay margen de mejora en todos los aspectos, aún más tratándose de seguridad integral.

Además, siempre he creído que la exigencia se la debe interponer uno mismo, pues con ella, sumada a la disciplina, se puede llegar a lo óptimo, o como mínimo acercarse. Aquí se deben tener muy en cuenta diferentes aspectos, pero al que le doy más importancia es a la formación periódica de todo el personal de seguridad, el cual debe ser consciente de la exigencia de trabajar en las instalaciones de un club de Primera División y de tener la formación pertinente en cuanto a la reglamentación y a los protocolos de seguridad. 

Nos gusta dar mucha importancia al trato con el espectador, pues somos la primera imagen que este ve al llegar al estadio, y no cuesta nada recibir con simpatía y buena predisposición a todo aficionado que visite nuestro campo. El personal de seguridad no solo está para intervenir, sino para informar, indicar, facilitar y/o auxiliar en caso necesario. Por lo tanto, queda totalmente verificado que es indispensable el buen hacer del equipo de vigilantes de seguridad, stewards y resto compañeros y compañeras, independientemente del departamento al que pertenezcan, y que siempre tienen la voluntad de cooperar con la seguridad integral. Sin lugar a dudas, el factor humano es la base de un buen desarrollo del dispositivo: personal de seguridad, servicios, personal sanitario y voluntariado. Cada uno debe tener muy claras las directrices, así como la formación generalizada; y en el caso de los vigilantes de seguridad, seguir también lo vigente en la Ley 5/2014, de 4 abril, de Seguridad Privada y su Reglamento.

En general, la seguridad integral de cualquier club profesional va algo más allá de un dispositivo de seguridad en día de partido, ya que todo ello sin planificación, organización, información, ni dedicación no sería posible. 

Volver