sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

José Luis Fernández , Director de Seguridad de la Agrupación Deportiva Alcorcón

Seguridad en los campos de fútbol: ni de Primera ni de Segunda, ¡seguridad!

La Segunda División Española (Liga 1|2|3) está considerada por los expertos como una de las más difíciles y competitivas de Europa. Esto es debido a que está compuesta, en su mayoría, por clubes que han militado en la Primera División –una de las más importantes del mundo–, habiendo jugado y ganado algunos de ellos competiciones europeas.

La diferencia entre estos clubes es muy grande, no solo por su historia, sino porque también influyen factores como su presupuesto, su masa social o las ciudades a las que pertenecen. 

Pero para LaLiga, los requisitos en materia de seguridad, al ser clubes enmarcados en el fútbol profesional, no hay diferencias. Todos se rigen por la Ley 10/1990 de 15 de octubre. Y así debe ser.

Cuando se habla de la seguridad en campos de fútbol no puede haber diferencias entre clubes de distintas categorías debido a que un aficionado debe tener las mismas garantías al acudir a ver un partido, ya sea en el nuevo Wanda Metropolitano o en el Municipal Santo Domingo de Alcorcón (Madrid). Y es ahí donde entra nuestra labor como directores de Seguridad y como responsables del departamento de Seguridad de cada uno de nuestros clubes. 

Para el director de Seguridad y el departamento de Seguridad de cada club el partido no empieza el domingo a las 18:00 horas, sino días antes asegurando que todas las piezas que están bajo el paraguas de dicho departamento están preparadas para que los aficionados puedan acudir con la tranquilidad que merecen. 

Un aficionado que acude a disfrutar del partido acompañado de su hijo no tiene por qué preocuparse nada más que de tener su entrada y de llegar al campo de fútbol. A partir de ese momento es nuestro trabajo y nuestra responsabilidad que al salir del estadio lo hagan en las mismas condiciones que cuando entró. 

Durante la semana anterior al partido, el director de Seguridad mantendrá comunicación con el departamento de Seguridad del club visitante para tener información de primera mano sobre el número de aficionados que viajarán para ver el encuentro y para conocer el plan de viaje del equipo, así como sobre cualquier otra información que pueda ser útil. 

Por otro lado, mantendrá reuniones con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para compartir la información hasta el momento recopilada y se asegurará de tener los servicios de emergencias necesarios. Además, realizará un análisis de riesgos para montar el dispositivo de seguridad privada necesario. 

En este sentido, el objetivo del departamento de Seguridad debe ser minimizar los riesgos, poner todos los medios a su alcance para la seguridad del partido y evaluar al final de cada encuentro los resultados para, en caso de que se produzcan incidencias, poner los medios necesarios para que no se repitan en partidos posteriores. 

En muchas ocasiones los aficionados no entienden o no toleran las medidas de seguridad implantadas en los estadios, ya que muchas veces estas pueden llegar a ser invasivas. Esto es debido a que el aficionado que solo va a disfrutar del partido no va con intención de crear situaciones de riesgo o de provocar conflictos, pero han de pasar por todas las medidas preventivas como cualquier otro aficionado para que los componentes del equipo de seguridad puedan detectar a estos otros aficionados que sí pueden o quieren crear problemas antes, durante y después del encuentro. 

Puede acceder al contenido completo en el siguiente enlace.

Volver