sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

La inteligencia empresarial en España

05/12/2018 - Artículo realizado por: Joaquín del Toro Jiménez, director de Seguridad; Gustavo Díaz Matey, gestor de inteligencia de negocios de ICEX España Exportación e Inversiones; José Villena Romera, subteniente de la Guardia Civil. Gabinete de Coordinación y Estudios. Secretaría de Estado de Seguridad y Manuel Bernardino González, periodista y analista
La palabra “inteligencia” se introduce en nuestros entornos empresariales como el icono de la vanguardia y de la delantera respecto a nuestros competidores, así como con el acierto por descubrir la mala praxis en nuestro entorno empresarial. Aplicando inteligencia llegamos al éxito; pero todos nos planteamos ¿cómo?.

La inteligencia, como herramienta, ayuda a reducir la incertidumbre inherente a los procesos de toma de decisiones estratégicas, mejora la efectividad y reduce el fraude. Estas afirmaciones son mantras repetidos hasta la saciedad en los distintos foros donde se trata el tan de moda tema de la inteligencia, así como en cursos sobre técnicas de análisis estructurado, inteligencia de fuentes humanas, OSINT y terrorismo yihadista, técnicas para ser mejor analista, pensamiento crítico, ciclo de inteligencia, inteligencia empresarial... o en los másteres en prevención de radicalización a través de OSINT, GUSINT y RESPINT. Todos ellos muy interesantes, sin duda; pero ¿cómo podemos realmente pasar de las musas al teatro? ¿Cómo podemos aplicar con éxito la inteligencia sin recurrir a cuentos chinos, mentiras de coaching o manidas teorías que publicaron los estadounidenses hace ya más de cuarenta años?

En los últimos tiempos, la palabra “inteligencia” es el estandarte con el que los departamentos de las empresas transmiten que dan un “valor añadido” a su organización gracias al desarrollo de inteligencia internamente.

Nos corresponde abordar, sin más preámbulos, qué la es inteligencia. Según el Diccionario LID de Inteligencia y Seguridad, (Primera edición, septiembre de 2013), “la inteligencia es el producto obtenido tras aplicar a la información técnicas de análisis, de forma que le resulte útil al decisor a la hora de tomar sus decisiones con el menor nivel de incertidumbre posible, siguiendo el ciclo de la inteligencia”.Muchos profesionales están de acuerdo con el nombre de “inteligencia”, pero les cuesta más definir el apellido.

Inteligencia empresarial

La inteligencia empresarial no se circunscribe a un ámbito local o regional. La interdependencia contemporánea representa un salto cualitativo sin precedentes en las dinámicas entre los distintos actores internacionales, que no solo se han profundizado, sino que implican de forma integral a un heterogéneo conjunto de actores internacionales de diferente índole cuyo desarrollo se encuentra necesariamente entrelazado con el de otros en lo que Keohane y Nye (1977) llamaron en su momento ‘interdependencia compleja’.

De ahí que los competidores sean, inicialmente, todos. Luego, dentro del sector en el cual se desarrolle nuestra actividad, ésta estará marcada por un número indeterminado de parámetros específicos y un número ingente de parámetros globales que nos llevarán a su estudio para alcanzar esa diferencia tan ansiada como organización. 

Puede acceder al contenido completo en el siguiente enlace.

Volver