sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Begoña Romero Martín de Madrid, Criminóloga especializada en prevención de pérdidas y seguridad corporativa

‘Big Data’ aplicada a la criminología

En 1880 comenzó la preocupación sobre el almacenamiento y gestión del gran volumen de información recogida, tanto por el sector privado como por el público; pero no fue hasta 19971 cuando empezamos a referirnos a ello como Big Data.

En la última década, a pesar de que el gran problema del almacenamiento aún sigue latente, se ha desarrollado la tecnología idónea para poder controlar parte de todo ese flujo de información que antes se encontraba caóticamente desordenado e incontrolable, dilatando el resto de las gestiones y el propio desarrollo corporativo.

Con ella, el sector empresarial ha sido uno de los grandes beneficiados, utilizándola no solo para mejorar los servicios que prestan a sus consumidores y potenciales clientes, sino también para detectar posibles deficiencias o índices de criminalidad que puedan generar pérdidas económicas o ralentizar los procesos, e incluso se ha empleado como un método de predicción para sus decisiones estratégicas. 

Ahora bien, ¿por qué la criminología puede ser útil a la hora de analizar ese gran Big Data? Quizás pueda pensar que este tipo de labores las puede desarrollar un sociólogo o cualquier otro analista con diferentes conocimientos porque, a fin de cuentas, se trata simplemente analizar datos. Como bien se conoce, el Big Data se aplica en otros campos, pero cada especialista se enfoca en la información que afecta a su área y, en consecuencia, no se suele centrar en otros factores que se encuentren fuera de su campo. El intento de adentrarse en un campo que no se controla o del que apenas se tiene conocimiento se llega a considerar improductivo. Como se suele decir: “la mente ve lo que quiere ver”.

Foco en criminología

Una persona que trabaja en marketing solo se fijará en aquella información que pueda indicar si la campaña que está realizando es rentable o no, para, posteriormente, poder reenfocarla, impulsarla a otros sectores o mejorarla. Ahora bien, ¿cuál es el foco de la criminología a la hora de hacer uso del Big Data? ¿Qué puede aportar en el análisis?. En concreto, dos de los focos característicos de la criminología son: 

  1. Otorgar conocimientos sobre un amplio abanico de materias diferentes entre sí, sin llegar a la especialización de cada una de ellas.
  2. Centrarse en la búsqueda de todo aquello que se encuentre fuera de la normalidad.

Son buenas bases para empezar a detectar datos que no coinciden o ciertos patrones de conducta que puedan perjudicar tanto a nivel social como económico, sea en el ámbito público o privado.

Para la criminología, el Big Data no solo se ha convertido en una perfecta herramienta de investigación para entender el porqué de las actuaciones delictivas, sino también para tener en cuenta tanto los factores exógenos como los endógenos que rodean la propia acción humana: el lugar, el clima, el tiempo, el modo, la situación laboral y social del individuo, etc. Todo ello, con el fin de mejorar los planes de prevención atendiendo a riesgos que individualmente no parecen significativos, pero que si los agrupamos con otros pueden darnos pistas de las tendencias delictuales actuales o de las futuras; es decir, nos ayudan a encontrar esas posibles primeras brechas de una futura ventana rota.

Puede acceder al contenido completo en el siguiente enlace

Volver