sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 2.5 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ENTREVISTA

Bernat Baró, Director de Seguridad Corporativa del Port de Barcelona

"En un ámbito como el portuario, la seguridad debe tratarse de forma integral"

27/05/2014
Hablar del Port de Barcelona es hacerlo de cinco puertos en uno: el de cruceros, el comercial, el logístico, el energético y el ciudadano (Port Vell). Tras su paso por la seguridad pública, Bernat Baró se hizo cargo de la protección de esta infraestructura estratégica, compleja y diversa que requiere una “visión global” para preservarla de posibles riesgos.

-Usted ingresó en el Port de Barcelona en el año 2009. ¿Cómo ha evolucionado la seguridad en el puerto en este lustro? ¿Qué avances destacaría como más importantes?

En un ámbito como el portuario, la seguridad debe tratarse de forma integral. No se trata sólo de evaluar una medida, un nuevo sistema o las funciones y competencias que puedan realizar los cuerpos policiales o las empresas privadas.Uno de los hitos que hemos logrado ha sido la óptima coordinación de todos los actores con responsabilidades en la seguridad del puerto e integrar los nuevos sistemas y aplicaciones a través de unos procedimientos que, precisamente, tienen esa visión global.En este sentido, y fruto de las decisiones del Comité Consultivo de Protección Portuaria, se han creado las comisiones necesarias para dicho desarrollo, destacando entre ellas las relativas a los cruceros, el cabotaje, las terminales de contenedores, la distribución de cámaras de vigilancia y control y el muelle de la Energía. Estos grupos de trabajo se reúnen periódicamente y cuentan con la participación de todos los stakeholders involucrados.

-¿Cómo está estructurada la seguridad del puerto, de qué forma se coordina y cuáles son los efectivos técnicos y humanos con los que cuenta para desempeñar satisfactoriamente su función?

En la actualidad, de la Dirección de Seguridad Corporativa dependen tres departamentos: el de Protección Portuaria, con siete personas, el de Seguridad Industrial, con ocho empleados, y el de la Policía Portuaria, formado por 120 efectivos. Con el objetivo de coordinar todos los servicios de emergencia, el puerto cuenta con un Centro de Control donde se reciben todos los requerimientos, tanto de security como de safety, y que actúa como un 112 en el territorio portuario.

fotob1

-Al ser un área restringida, una de las claves de la seguridad del puerto pasa por el control de accesos. A finales de enero se anunció la instalación de un nuevo sistema electrónico de identificación automática de matrículas. ¿Qué aporta su implementación?

Gracias al acuerdo entre la Guardia Civil y la Autoridad Portuaria de Barcelona se podrán conectar las cámaras lectoras de matrículas al sistema SIAM. Dicha conexión posibilitará detectar si un vehículo que entra en el puerto, o pretende embarcar, tiene algún requerimiento policial o judicial en alguno de los países pertenecientes al acuerdo de Schengen.La primera fase, la de la instalación de las cámaras, ya está casi concluida, mientras que la conexión al sistema SIAM se encuentra en el periodo de asignación de la empresa que va a implementar dicha aplicación y conexión. Esta deberá cumplir necesariamente con los requerimientos técnicos y de seguridad que imponga la Guardia Civil.

-En febrero, el Port de Barcelona recibió el Premio Excellence que lo acredita como ‘Mejor puerto del estado español’ en el ámbito de cruceros. Además, es el primero de Europa en volumen de viajeros: 2,6 millones de personas pasaron por sus instalaciones en 2013. ¿Qué parte de este éxito le corresponde a la seguridad?

Sin duda, y así se reconoce dentro y fuera del Port de Barcelona, la seguridad ha jugado un papel clave en el crecimiento del tráfico de cruceros.Después del fatídico 11-S de 2001, Estados Unidos aumentó drásticamente las medidas de seguridad tanto en su territorio como fuera de él, ya que sus intereses internacionales, independientemente del enclave geográfico, también debían protegerse. Hay que tener en cuenta que la industria de los cruceros, en su mayor parte, es de capital norteamericano, por lo que los requerimientos en materia de seguridad se incrementaron exponencialmente a partir de la citada fecha. Y el Port de Barcelona se alineó rápidamente con dicha demanda.

Además, los distintos actores involucrados saben que su aportación resulta imprescindible para que el tráfico de cruceros siga creciendo. Y me refiero a todos, sin excepción y a modo de merecido reconocimiento: la Guardia Civil, el Cuerpo Nacional de Policía, la Policía Portuaria, los Mossos d’Esquadra, la Guardia Urbana y la seguridad privada.

-Igualmente, el puerto aglutina numerosas embarcaciones con mercancías peligrosas. A principios de año se realizó un simulacro de vertido químico en las aguas portuarias. ¿Cuál es el balance del mismo? ¿Qué planes contempla el Port de Barcelona para hacer frente a estas emergencias?

El fin del simulacro era poner a prueba el Plan Interior Marítimo del puerto y los resultados fueron absolutamente satisfactorios. Además, contábamos con la experiencia previa de la aplicación del Plan Interior de Contingencias por Contaminación de Hidrocarburos, vigente desde el año 2004.

El Port de Barcelona tiene un 25% de su tráfico anual clasificado como mercancía peligrosa, transportada tanto a granel como en contenedores. A lo largo del año se efectúan diversos simulacros, de carácter general o específicos, de las empresas que manipulan dichas mercancías, entre ellas las afectadas por la Directiva Seveso de prevención de accidentes mayores. También se realizan ejercicios con frecuencias mensuales de los diversos grupos operativos incluidos en el Plan de Autoprotección (PAU) del puerto.

-Usted ha manifestado que es prioritario proteger a las personas. En el caso de quienes trabajan en la zona portuaria, ¿qué protocolos o actuaciones se llevan a cabo en materia de prevención de riesgos laborales?

Todas las empresas y organizaciones que desarrollan su actividad en el Port de Barcelona tienen su estructura de prevención de riesgos laborales. Algunas cuentan con servicios propios, como es el caso de la Autoridad Portuaria de Barcelona, otras con servicios contratados a empresas homologadas y el resto a través de un Servicio Mancomunado de Prevención de Riesgos que engloba a todas las empresas del puerto que contratan diariamente personal de estiba para el desarrollo de sus actividades.Asimismo, existe un grupo de trabajo, integrado en el Consejo de Promoción de la Comunidad Portuaria de Barcelona, que se reúne periódicamente con el objetivo de poner en común las problemáticas que afectan a los diferentes actores de la Comunidad Portuaria, proponer soluciones técnicas y realizar actuaciones de promoción y difusión de asuntos en relación con la prevención de accidentes laborales en el ámbito portuario.

-El puerto también está abierto a los ciudadanos a través del Port Vell, uno de los espacios preferidos de Barcelona tanto por sus habitantes como por los turistas. En este caso, ¿la seguridad es de su competencia?

Cuando decidimos que mi departamento se definiera como el de Seguridad Corporativa fue con la vocación de aglutinar todos los ámbitos de la seguridad. La Autoridad Portuaria de Barcelona, a través de su Consejo de Administración, resolvió que fuera esta misma persona la que presidiera el Comité Consultivo de Protección Portuaria donde se establece la coordinación operativa entre los distintos actores con responsabilidades de seguridad, además de las prioridades y políticas generales en esta materia en el Port de Barcelona.Por ello, mi departamento se compromete directamente en la prestación de los servicios de seguridad en el Port Vell y el resto de la zona pública, donde la implicación de los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana es muy importante. El Cuerpo Nacional de Policía también realiza una labor intensa en materia de control de extranjería y la Policía Portuaria se dedica, entre otras labores, a la regulación del tráfico en coordinación con la Guardia Urbana.

fotob2

-Por lo tanto, la cooperación entre su departamento, los Mossos d’Esquadra, la Guardia Urbana y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es fluida y satisfactoria…

Sin duda. Y creo que este debe ser uno de mis principales cometidos. Debo procurar que las relaciones sean leales institucionalmente hablando, coordinadas y respetuosas entre todos los cuerpos que operan en un mismo territorio y buscar los puntos de encuentro si se produce cualquier disfunción.Además, la subcomisión de la Junta de Seguridad de Cataluña acordó en el año 2009 delimitar las zonas de actuación y los ámbitos competenciales de los cuerpos policiales que prestan sus servicios en el Port de Barcelona, lo cual resulta muy útil a nivel operativo.

-Este año se ha premiado la labor de Catalina Grimalt, directora de Sistemas de Información del Port de Barcelona. En una época marcada por las nuevas tecnologías, y teniendo en cuenta que el puerto entra dentro del concepto de infraestructuras críticas, ¿qué importancia conceden en su departamento a la ciberseguridad?

Altísima. Antes, con la seguridad tradicional nos sentíamos protegidos levantado muros y activando buenos controles de accesos. Ahora sabemos que ese concepto es un paradigma insuficiente y desfasado.Trabajamos junto al departamento de Sistemas de Información, con Catalina Grimalt al frente, y abordamos distintas auditorías de seguridad lógica internas, estableciendo los puntos más críticos y vulnerables y analizando nuestras capacidades para garantizar la continuidad de los servicios. También contamos con la colaboración del Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (CESICAT), que presta asesoramiento y apoyo técnico.

-Durante el V Congreso de Directores de Seguridad Corporativa, sus homólogos coincidieron en que deben aportar valor añadido a la organización para la que trabajan. ¿Está de acuerdo con ellos?

Totalmente. A mi entender, un directivo que no aporta valor añadido no merece tal calificativo. El director de Seguridad Corporativa tiene que ser capaz de convencer al resto de la dirección de la necesidad de implementar medidas y sistemas de protección e introducir la cultura de la seguridad en el seno de la organización, haciendo ver que la misma es una buena inversión. Y, además, ha de gestionar óptimamente los recursos humanos propios y externos, ya que la seguridad es la suma de muchos actores y nuestra labor es lograr que todos ellos funcionen como un buen engranaje.Finalmente, creo que el responsable de seguridad de nuestros días debe conseguir el difícil equilibrio entre los intereses comerciales, que requieren operativas rápidas y ágiles, y el cumplimiento de los niveles de seguridad necesarios y adecuados a cada circunstancia.  

Volver