sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Julio Martín Hernández, Director general de Excem Technologies

Evolución de los sistemas de inspección y control asociados a la iniciativa CSI

La iniciativa de seguridad de contenedores (CSI, 'Container Security Initiative') fue promovida en 2002 por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (Departamento de Seguridad Nacional) con el propósito general de aumentar la seguridad de la carga en contenedores que se envía al país americano.

Su finalidad última era extender la zona de seguridad al resto del mundo para que las fronteras americanas sean la última línea de defensa, no la primera. Desde entonces, y hasta nuestros días, los avances en las herramientas que lo hacen posible han sido notorios. 

A la hora de exponer el estado de la tecnología en lo que respecta a la inspección y control de la carga en puertos se requiere un ejercicio de observación hacia un pasado, ya no tan cercano, que nos permita entender cómo hemos llegado a los sistemas actuales a través de cada hito logrado desde los primeros sistemas.

En estas líneas me gustaría compartir resumidamente no solo cada paso que la industria de la inspección ha ido desarrollando en post de unos equipos al servicio de los agentes fronterizos, sino los retos que deben ser satisfechos si queremos que nuestros puertos estén a la altura de aquellos que están a la vanguardia a nivel mundial y que están incluidos en este programa.  No debemos obviar que la tecnología desarrollada en las inspecciones de contenedores se inspira desde sus comienzos en las soluciones de otros mercados de inspección –como es el de los escáneres de equipajes empleados en aviación– e intenta implementarlas en imágenes de gran tamaño. 

Para conseguir el objetivo de inspeccionar el interior de un contenedor con un espesor importante de metal y un ancho de inspección de hasta tres metros se utilizaron en primera instancia fuentes radiactivas de cobalto 60, pero la poca potencia y la generación de residuos radiactivos resultaba un problema en absoluto menor. Fue el fabricante de escáneres de contenedores Nuctech el primero en utilizar los aceleradores lineales con tensiones de pico desde 2,5 megaelectronvoltios hasta cuatro, trayendo por tanto garantías de fiabilidad y seguridad al sector de la inspección portuaria.

puerto, Tarragona,

 Los avances en investigación, así como las necesidades de algunos usuarios, han permitido aumentar esa energía hasta los 11 megaelectronvoltios. Sin ánimo de caer en detalles técnicos excesivamente específicos, cabe puntualizar que los aceleradores más comunes hoy en día, de seis megaelectronvoltios, son capaces de alcanzar penetraciones en acero de hasta 380 milímetros. Para los neófitos en esta materia hay que subrayar que estas penetraciones mínimas se convierten en un valor fundamental si queremos analizar contenedores con cargas de congelados o con productos muy heterogéneos, como es el caso de los grupajes.

A estos primeros pasos se le fueron añadiendo posteriormente mejoras tecnológicas, como la implementación de la doble energía, que nos permitió distinguir entre materiales orgánicos e inorgánicos en las imágenes a través de una escala de colores que facilita al operador la identificación de los objetos al conocer no solo su forma, sino también su naturaleza.  

Para continuar leyendo este artículo pinche aquí.

Palabras clave:

Volver