sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ENTREVISTA

Miguel Ángel Parrado Barea, Jefe de la Unidad de Protección del Puerto de Málaga

“Los profesionales que nos dedicamos a la protección tenemos que estar coordinados para aumentar la seguridad”

08/06/2017
El Puerto de Málaga ha vivido en las dos últimas décadas una profunda transformación que buscaba acercar este enclave a la vida de los ciudadanos. Miguel Ángel Parrado ha estado presente en ese proceso como responsable de la Unidad de Protección para hacer frente a las posibles contingencias en un enclave modernizado que, a día de hoy, combina la zona de actividad típica portuaria con un espacio de ocio. Un puerto donde el tránsito aumenta cada año, especialmente en lo que a cruceros turísticos se refiere. No en vano, el ejercicio pasado llegaron a la ciudad a través del mar un total de 444.176 cruceristas y se espera que este año esa cifra aumente.

Por E. G. H.

- El puerto de Málaga ha vivido una transformación en los últimos años. ¿Cómo ha evolucionado este enclave y de qué manera ha acompañado la seguridad ese cambio?

A igual que la ciudad de Málaga, el puerto se ha transformado considerablemente; yo solo llevo viendo este cambio 33 años de su gran historia. La ciudadanía malagueña siempre ha considerado al puerto como una zona cerrada, sin posibilidad de acercarse a los barcos; pero, hasta el año 2004, eso era un error de apreciación. A pesar de tener un cierre perimetral que lo separaba de la ciudad, el ciudadano siempre había tenido la posibilidad de tocar, si lo deseaba y mientras caminaba, el propio casco de los buques. 

Ahora, los muelles 1 y 2 son una continuación de la ciudad de Málaga. Prueba de ello es que surgieron zonas de ocio tales como el Centro Comercial M1, en el muelle 1, y el Palmeral de las Sorpresas, en el muelle 2. Sin embargo, como comentaba antes, a partir del año 2004 se produjeron cambios por necesidades del Código PBIP [Protección de los Buques y de Instalaciones Portuarias], que obligaron a situar otras barreras de seguridad que imposibilitan al ciudadano acercarse a la interface buque-puerto.

No obstante, sin perder de vista la necesidad protección de los buques, creo que hemos conseguido adaptar estas barreras integrándolas de tal manera que toda la actividad portuaria pueda observarse, dado el atractivo para el ciudadano que nos visita. 

- ¿Cuáles son los pilares de la seguridad dentro del Puerto de Málaga?

Fundamentalmente, hemos adaptado el entorno portuario a todas las exigencias que requiere la legislación en materia de protección. Se le ha dado a la protección la importancia vital que instauró la OMI [Organización Marítima Internacional] allá por el año 2002. La Autoridad Portuaria de Málaga ha dotado al puerto tanto de medios materiales como humanos para llevar a cabo las, entonces, observaciones y, posteriormente, obligaciones legales sobre protección.

- ¿Qué modelo de seguridad han implantado en el puerto para trasladar esos conceptos y que la actividad no se resienta?

Desde su implantación, hemos adoptado todos los medios técnicos necesarios, según las necesidades recogidas en el Reglamento CE 725/2004. La Autoridad Portuaria de Málaga, y yo mismo lo he impulsado, ha ido modernizando los medios que utilizamos (empezamos con el fax) para que la comunicación con los puntos de control de acceso sea lo más eficaz y rápida posible. Así conseguimos hacer que la identificación de personas y vehículos no sea un problema para el normal desarrollo de la actividad portuaria.

- Desde su punto de vista, ¿cuáles son las principales amenazas y problemáticas a las que se enfrenta el Departamento de Seguridad de un puerto? ¿Y las más cotidianas?

Los medios tecnológicos se han ido modificando a medida de las necesidades que requería su uso. Hace 13 años, cuando empecé en Protección, usábamos fax, cámaras en blanco y negro, un walky talky para cada zona del puerto... Había un incremento del 15 por ciento de la plantilla para sobrellevar el 50 por ciento de incremento en la carga de trabajo que se le veía encima al Servicio de Vigilancia. Actualmente los medios son capaces de ampliar los análisis de las circunstancias que ocurren cotidianamente en las operativas, sobre todo en materia de protección; pero los medios humanos, tan necesarios para la toma de decisiones sobre esos análisis, vienen decreciendo año tras año por requerimiento de las leyes de presupuesto en materia laboral.  

En cuanto a los problemas cotidianos, afortunadamente están relacionados con la deficiencia de información sobre los accesos, lo cual hace que se produzca una pequeña demora hasta confirmación. Otro capítulo aparte, aunque no son contempladas como amenazas graves, es la gran cantidad de polizones que se encuentran en los buques que nos unen con las ciudades de Ceuta y Melilla.

- El Puerto de Málaga se encuentra entre los que mayor número de pasajeros de cruceros turísticos reciben. ¿Cómo gestionan con solvencia el elevado número de personas que atraviesan sus instalaciones, de manera que no se generen situaciones de inseguridad?

Mediante eficacia en la coordinación del tráfico rodado que comporta el transporte de los pasajeros, a manos de la buena labor de la Policía Portuaria, y la acción en control de accesos peatonales que realizan los operarios del concesionario del servicio de atención al pasaje de cruceros, que desempeña Cruceros Málaga.

- ¿Cuáles son las medidas tecnológicas de seguridad que destacan del puerto de Málaga por su eficacia y novedad?

Si bien por nuestra dotación económica no aspiramos a tener los medios más punteros, al menos sí estamos al día en los avances tecnológicos en cuanto a cámaras de videovigilancia, lectores de matrículas, escáneres, etc.

- Los puertos están sometidos a una abultada normativa, tanto nacional como internación, a la que se ha sumado en los últimos años la regulación sobre protección de infraestructuras críticas. ¿Qué dificultades les plantea esto en torno al cumplimiento normativo?

No sabría decirle si afortunada o desafortunadamente, pero carecemos en nuestro recinto portuario de instalaciones consideradas críticas. Estamos al día en cuanto a la normativa PBIP, incluido el Plan de Protección del Puerto aprobado por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, que ha sido confirmado en fechas recientes.

- ¿A través de qué mecanismos controlan que la legislación se cumple en su totalidad en el puerto?

Una de las funciones asignadas a mi cargo como oficial de Protección del Puerto, mediante el Real Decreto 1617/2007, es precisamente controlar el cumplimiento de la normativa en materia de protección, así como llevar a cabo la implementación de los correspondientes planes de protección de las instalaciones y el propio del puerto. Para ello, mantengo comunicación periódica con los oficiales de protección de las instalaciones portuarias que hay en nuestro puerto, realizo la evaluación de protección y tramito, vía Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria, la aprobación de las evaluaciones y planes de protección de las mismas.

- ¿Cuáles cree que serán los principales retos de seguridad a los que tendrán que enfrentarse los puertos en un futuro no muy lejano?

Si bien es cierto que la seguridad cien por cien no existe, todos los profesionales que nos dedicamos a la protección tenemos que estar coordinados, para poder analizar nuestras experiencias conjuntas y dedicar nuestros aciertos, e incluso fallos, a mejorar e implementar el incremento del porcentaje de seguridad. 

Palabras clave:

Volver