sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Roberto Montejano Guadamillas, Desarrollo de Negocio - Área Seguridad. Grupo Álava

Análisis de vídeo en aeropuertos

La variedad de elementos de captación de imagen disponibles utilizando tecnologías punteras pero maduras nos permite resolver cualquier escenario que se plantee de una manera eficiente.

Un aeropuerto es un entorno donde nos enfrentamos a numerosos retos de seguridad, como el terrorismo, accesos no autorizados, robos, vandalismo, problemáticas propias de una “miniciudad”, así como las propias de un hub de transporte; encontramos zonas externas e internas, zonas públicas, zonas de acceso controlado y zonas restringidas de seguridad/zona crítica.

Para asegurar un óptimo flujo de pasajeros se deben cumplir las expectativas de tiempos de espera mínimos y los servicios convenientes. Además, los aeropuertos tienen que proporcionar un entorno atractivo con niveles de servicio que garanticen la satisfacción de sus “inquilinos” optimizando así la capacidad de uso del aeropuerto. Relacionar todos estos aspectos tan diversos desde el enfoque de un sistema CCTV conforma en sí mismo un importante reto.

Los sistemas de CCTV en aeropuertos están conformados por miles de cámaras; desde las de altísima resolución para obtener el detalle deseado, cámaras panorámicas para obtener una amplia visión, cámaras con capacidad para garantizar su correcta visión en condiciones de muy baja iluminación y contraluces extremos, sistemas de cámaras optrónicos con visión térmica y visible en un mismo elemento, hasta sistemas con iluminación láser capaces de resolver la falta de luz, a la más alta resolución, en distancias de hasta mil metros. La variedad de elementos de captación de imagen disponibles utilizando tecnologías punteras pero maduras nos permite resolver cualquier escenario que se plantee de una manera eficiente.

El reto se plantea ante la necesidad de dotar de inteligencia y nuevas funcionalidades a los sistemas CCTV. Para ello se precisa una plataforma VMS++ que permita trabajar de forma unificada sobre distintos sistemas como vídeo, control de accesos, lectura de matrículas, interfonía, intrusión y mapas para ubicar dichos incidentes. La plataforma unificada es capaz de gestionar un número ilimitado de cámaras emplazadas en distintas localizaciones, dando al operador la posibilidad de gestionar el sistema como uno solo, interrelacionando las alarmas que se puedan producir en cualquier subsistema.

Además, dando un paso más allá, dicha plataforma unificada VMS++ permite establecer procedimientos automáticos que guíen al operador en su respuesta ante un evento, garantizando así la rapidez y la eficiencia en la respuesta.

Accede al contenido completo de este artículo en este enlace

Volver