Cabecera Home
Revista Seguritecnia Edición impresa
OPINIÓN

Seguridad en el transporte de mercancías

Joan Carles Estela, Director de la Central Receptora de Alarmas de Iman Seguridad

Jordi Martínez, Director técnico de Iman Seguridad

01/12/2017
La evolución de la seguridad en el transporte de mercancías ha dado un salto cualitativo en los últimos años tanto en el tipo de dispositivos como en la capacidad de éstos de transmitir información sobre el estado del vehículo, la carga y el conductor. El continuo avance tecnológico nos lleva hacia el uso de sistemas de inteligencia artificial, asistentes virtuales y vehículos autónomos, pero la gran pregunta es: ¿cómo seremos capaces de utilizar esta tecnología para garantizar la seguridad en el transporte?

Seguridad del vehículo 

El paso de las horas y el número de kilómetros son dos factores que pueden afectar a la conducción de un camión pesado. Actualmente, los vehículos cuentan con una serie de elementos que forman parte del equipamiento, como el ABS o el control de estabilidad ESP; y otros, en determinados camiones, ya son o pasarán a ser obligatorios. A modo de ejemplo, podemos nombrar el Active Brake Assist (el dispositivo advierte al conductor de una posible colisión con el vehículo de delante y, en segunda generación, actúa sobre los frenos para reducir velocidad). O también el detector de cambio de carril (se acciona una señal acústica cuando la cámara detecta que el vehículo deja de permanecer entre las dos líneas que demarcan el carril). 

iman2

Pero más allá de estos equipamientos, los operadores logísticos suelen disponer de plataformas de monitorización de flotas para conocer la ubicación de la mercancía en todo momento. Este tipo de monitorización puede ser:

  • Monitorización y seguimiento GPS con transmisión por 3G/4G con señales de alarmas del depósito de combustible (para monitorizar bajadas bruscas de su nivel), de apertura de puertas (tanto en movimiento como si está el vehículo parado, como del conductor y de la carga), pulsador de emergencia (en caso de detectar intrusión o necesidad de asistencia médica por parte de los ocupantes del vehículo) y módulo de habla-escucha que permiten verificar las alarmas. Este seguimiento se puede complementar con un sistema de cámaras embarcado que podría ofrecer la comunicación con la Central Receptora de Alarmas (CRA) para visualizar las imágenes en tiempo real.
  • Red IoT (Internet of Things) basada en Ultra Narrow Band (UNB). Se trata de un servicio de comunicaciones que soporta transmisión inalámbrica de largo alcance, aunque con bajo ancho de banda, que puede enviar poca información pero que a su vez genera un bajo consumo. Los transmisores de UNB son ideales para la comunicación de señales técnicas, ya que éstas se componen de pocos datos. Además, el bajo consumo permite incluso que los transmisores funcionen de manera autónoma. Se trata de comunicaciones unidireccionales, pero éstas son robustas frente a interferencias, garantizando que el mensaje se reciba.

En la monitorización del vehículo y la carga para la seguridad y protección del transporte, cuando el vehículo está parado, la operativa se adapta a la situación para proteger al conductor descansando, el nivel de combustible y la carga vigilada.

Protección de la carga

En el caso de la carga, también disponemos de dispositivos de seguimiento globales que permiten disponer de ubicación y estado de ésta durante todo el proceso de transporte y logístico, y que podemos diferenciar en:

  • Seguimiento indoor a través de RFID (Radio Frequency Identification). Se trata de un sistema de seguridad que automatiza el seguimiento de envíos y bienes, pallets y productos con avisos de alerta, informes administrativos, etc., de manera que podemos conocer en cualquier momento la ubicación de la mercancía. Los dispositivos RFID son de muy bajo consumo y pueden colocarse en los productos en origen, en el momento de su fabricación. Esto permite que en cada fase del proceso puedan instalarse antenas que recogen el identificador del producto, permitiendo una completa trazabilidad. El producto puede ser identificado incluso cuando es expuesto en tienda, así como también cuando es detectado por parte de las antenas antihurto.
  • Seguimiento outdoor con 3G+GPS. Este sistema permite la geolocalización de la carga en cualquier momento, que es enviada recurrentemente cada pocos minutos para generar el trazado de la ruta. Así, estos equipos utilizan las dos tecnologías para afinar en su ubicación y garantizar el envío de las señales a la plataforma que recibe los datos. Los dispositivos pueden ser autónomos en caso de cortos recorridos, permitiendo que sean colocados en cualquier producto, pallet o contenedor.

Para acceder al contenido completo pincha aquí.

Volver