Cabecera Home
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Rafael Sarasola, Comité Sectorial de Productos de Protección Pasiva de TECNIFUEGO-AESPI

Conductos de control de humos resistentes al fuego

Los conductos de extracción de humos, los de las zonas de evacuación o un escape interno, además de los problemas de los conductos de ventilación, tienen el agravante de que, en el caso de un incendio, deben soportar el flujo de los humos hacia el exterior sin transmitir humo y calor al sector inmediato.

Es necesario, por lo tanto, que la resistencia al fuego y al humo esté garantizada siempre. En la práctica, el conducto debe ser capaz de operar en caso de incendio, incluso como evacuadores de calor asociado y los mismos gases de combustión sin perder estanqueidad. Es perceptivo para la instalación del producto el marcado CE.

La protección pasiva en conductos es fundamental. Sabemos que un 80 por ciento de las muertes se produce por los humos, muchos de ellos tóxicos. Cada vez más, los humos y gases son los responsables del mayor número de víctimas de los incendios en edificios.

Asimismo, los humos producen:

  • Asfixia y/o envenenamiento por inhalación. 
  • Falta de visibilidad y desorientación, perjudicando la evacuación.
  • Junto con las llamas, facilitan la rápida propagación del incendio en el interior del edificio, creando pánico (salto al vacío).

Por todo ello, es muy importante que los sistemas previstos por la reglamentación (conductos resistentes al fuego, conductos de control de humos) funcionen correctamente en caso de incendio para minimizar las consecuencias. 

Este tipo de conductos de extracción de humos debe haber sido ensayado previamente con la norma EN 1366-1 (como conductos de ventilación).

En este sentido, existen dos tipos de conductos de extracción de humos:

  1. Conducto de control de humos (mono sector): utilizado para controlar el movimiento y/o la contención del humo y del calor.
  2. Conductos de extracción de humos (multisector): diseñado para proporcionar un grado de resistencia al fuego, de forma que pueda usarse en aplicaciones de varios compartimentos.

Legislación aplicable

La legislación aplicable en este campo es la siguiente:

Código Técnico de la Edificación (CTE):

Documento básico de seguridad en caso de incendio (DB SI 3-evacuación de los ocupantes). Punto 8: control del humo del incendio.

- Casos en los que se debe instalar un sistema de control de humos:

  1. Zonas de uso para aparcamiento que no sean aparcamiento abierto.
  2. Establecimientos de uso comercial o pública concurrencia, cuya ocupación exceda de mil personas.
  3. Atrios, cuando su ocupación en el conjunto de las zonas y plantas que constituyan un mismo sector de incendio exceda de 500 personas, o bien cuando esté previsto para ser utilizado para la evacuación de más de 500 personas. 

- Diseño:

  1. Los conductos que transcurran por un único sector de incendio deben tener una clasificación E300 60. Los que atraviesen elementos separadores de sectores de incendio deben tener una clasificación EI 60. 

Reglamento de Seguridad Contra Incendios en los Edificios Industriales (RSCIEI)

7. Ventilación y eliminación de humos y gases de la combustión en los edificios industriales.

La eliminación de los humos y gases de la combustión y, con ellos, del calor generado de los espacios ocupados por sectores de incendio de establecimientos industriales, debe realizarse de acuerdo con la tipología del edificio en relación con las características que determinan el movimiento del humo. Norma UNE 23585 Sistemas de Control de Temperatura y Evacuación de Humos (SCTEH).

Para acceder al artículo completo pincha aquí

Volver