sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Vicente Mans, Director del Área de Protección Pasiva contra Incendios de TECNIUEGO-AESPI

El retorno de la inversión en el mundo de las asociaciones

En estos momentos de cambios, el papel de una asociación empresarial como TECNIFUEGO-AESPI cobra nueva fuerza, ya que debe conducir a sus asociados hacia nuevas oportunidades de negocio, defendiendo y representando al sector de la seguridad contra incendios (SCI) ante las administraciones e instituciones relacionadas, nacionales y europeas.

Todo ello con el objetivo de contribuir con su experiencia y conocimientos a las reformas legislativas y normativas; canalizando y liderando las iniciativas exportadoras a través de la presencia española en ferias y misiones internacionales; y promocionando ante la sociedad la verdadera y necesaria función de la SCI en la vida diaria: hogar, lugar de trabajo, ocio… En definitiva, se trata de que el empresario perciba el retorno de la inversión (ROI) cuando se da de alta en una asociación.

La pregunta

Planteemos primero un error que se produce en estos momentos también. Algunos empresarios buscan una solución rápida, “a corto plazo”. Sin embargo, creo conveniente alertar sobre la falsa idea de los provechos inmediatos que se buscan cuando un empresario cortoplacista entra en una asociación. El empresario cortoplacista analiza  su presencia en una asociación evaluando el beneficio rápido que puede sacar de ello: “qué voy a sacar de aquí”; y muy a menudo piensa: “estoy perdiendo el tiempo”. El empresario cortoplacista no recuerda el porqué de los gremios, el porqué de los colegios de profesionales, el porqué las personas se unen para una acción colectiva. Esta falta de perspectiva es lo que le diferencia del empresario con visión de futuro. Este último, no se plantea “qué puedo sacar de aquí”, sabe lo que hay, sabe perfectamente la razón por la que se une a otros. No se plantea lo que va a sacar, sino lo que va a aportar para que junto con los demás se consigan los fines pretendidos.

Los que hemos pasado muchos años dedicando parte de nuestro esfuerzo a liderar grupos hacia objetivos comunes, entendemos de las dificultades que se plantean las empresas cuando no han entendido bien el mensaje del grupo o no han sabido incorporar el suyo al mismo. Se sienten excluidas y faltas de información, y no encuentran el sentido por el que se han asociado: “porqué estoy aquí”.

Las respuestas

Las respuestas a esta pregunta particularizada en nuestra patronal de la SCI son muchas y muy variadas. Voy a intentar exponer la parte más significativa de la acción que desarrollamos.

Desde TECNIFUEGO-AESPI ofrecemos una serie de ventajas muy valiosas en los momentos sensibles que está viviendo la economía española, en general, y las empresas, en particular. Disponemos de información privilegiada, de primera mano, debido al contacto continuo con todas las organizaciones e instituciones “organizadoras” del sector, en todos los ámbitos:

1) Económico: dinamizando, a través de ferias nacionales e internacionales, oportunidades de negocio y exportación: ICEX, CEPCO (CEOE) y PISCI.

2) Legislativo, consultas y participación directa en grupos de trabajo para la elaboración reglamentaria: Ministerio de Fomento y Ministerio de Industria.

3) Normativo: ejerciendo la secretaría de AENOR y participando en numerosos grupos de CEN, etc.

4) Sectorial: participando en asociaciones nacionales e internacionales del sector de la SCI (Cepreven, APTB, ASELF, EAPFP, Euralarm, Eurofeu…).

Representamos institucionalmente al sector de la SCI, defendiendo los intereses sectoriales ante instituciones, organizaciones y asociaciones (nacionales e internacionales). Facilitamos a nuestros asociados documentos técnicos, formación y puesta al día de las últimas tecnologías, soluciones, aplicaciones de cada una de las áreas de SCI (de mano de los fabricantes, a través de los comités sectoriales, verdadero motor en el que cada sector decide su estrategia y actividad). Promocionamos al sector a través de actos institucionales, jornadas técnicas en las que los socios pueden presentar trabajos, y lo mismo en medios de comunicación. Así como un largo etcétera de servicios que nos han situado en el liderazgo de la SCI.

La economía

Como bien sabemos, el negocio de la SCI está atravesando unos momentos de cambio. Las empresas están derivando su actividad hacia la rehabilitación, la sustitución de los equipos y sistemas tras un tiempo de vida útil, y la internacionalización e implantación en mercados exteriores. En este sentido, desde la asociación, mantenemos diferentes programas de formación y asesoramiento para ayudar a las empresas en este proceso de internacionalización, y se han activado diversas herramientas, con el apoyo financiero del ICEX, que ayuden al proceso estratégico de buscar mercados exteriores. En esa línea, se participa en misiones empresariales con el fin de conocer un país y estar presentes en ferias agrupadas en potenciales países objetivo.

En Latinoamérica continuaremos con la actividad que emprendimos al crear la Plataforma Iberoamericana de Seguridad contra Incendios (PISCI). Ésta es un área geográfica fundamental por su emergencia económica y crecimiento, y Europa lidera proyectos en la investigación, la técnica, la prevención y el control en materia contra incendios. Así, en 2013 hemos apoyado y participado en SICUR Latinoamérica, para potenciar este mercado emergente y promover la armonización y unificación de las legislaciones de todos los países latinoamericanos de manera que se acerquen más a la normativa europea en materia de SCI.

Leyes y normas

La normativa, igualmente, está inmersa en un proceso de cambio y ajustes para la armonización con Europa tras la reciente entrada en vigor del Reglamento de Productos de Construcción (RPC). La reglamentación nacional está igualmente en proceso de cambios tan esperados desde hace tiempo como la actualización del Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI) y del Reglamento de Seguridad Contra Incendios en Establecimientos Industriales (RSCIEI), con todas las novedades que esto supone.

 Y como debe ser, los equipos y sistemas continuarán evolucionando para ofrecer soluciones para la SCI más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Por ello, el trabajo de normalización de nuevos equipos y traslación de normativa europea será uno de los pilares básicos del trabajo diario asociativo. Ligados a AENOR, continuaremos poniendo las bases de la calidad y sostenibilidad en el diseño, la producción, la instalación y el mantenimiento de los equipos de SCI.

Ante estos cambios, mantenemos la opinión de que el objetivo prioritario de la actualización legislativa debe ser promover un avance normativo, inspector y de cualificación profesional en el sector, de manera que contribuya a un nuevo panorama mejorado y preparado para el despegue de la crisis.

La formación

En el plano de la formación, esperamos la creación de la Facultad de Ingeniería de SCI y una mayor presencia de profesionales en cursos cada vez más especializados, presenciales o en la red. En este sentido, la comunicación, cada vez más on-line, nos facilitará informaciones técnicas puntales y una interactividad mucho más fluida a través de las redes profesionales, la posibilidad de participar en conferencias en directo desde cualquier lugar del mundo a través de streaming, etc. 

Sensibilización

Tomar conciencia de la importancia de algo es el primer impuso para asumirlo, cambiarlo y/o mejorarlo. En SCI todavía falta mucho para que los políticos y los ciudadanos tengan conciencia de lo que supone para sus vidas estar debidamente protegidos.

Esta es una de nuestras funciones y objetivos: transmitir a la gente los beneficios de la SCI. Vamos a trabajar para que los ciudadanos tomen conciencia de la seriedad y necesidad de instalar sistemas de protección contra incendios adecuados, fiables y seguros, así como de la necesidad de que estos sistemas tengan un mantenimiento preventivo profesional y riguroso que los conserve en perfecto estado por si fuera necesaria su activación.

Ante los políticos, cabe hacer la defensa de la SCI para que “se normalice” hasta ser una dotación más en cualquier edificio y espacio, como lo es la climatización. Para ello, colaboraremos con los administradores de fincas, los bomberos y los ayuntamientos en campañas de concienciación y formación sobre los elementos básicos a instalar en un edificio de viviendas.

Con todas las posibilidades enumeradas, el empresario sí puede rentabilizar su presencia en la asociación, sí puede medir sus hitos. Siempre y cuando sepa lo que quiere y trabaje para ello en los comités, el  ROI está asegurado.Tenemos un proyecto grande y ambicioso ante nosotros. Necesitamos aunar fuerzas, trabajar en equipo a través de los grupos y comités sectoriales de TECNIFUEGO-AESPI; y mantener una sola voz ante las otras instituciones nacionales e internacionales para influir y formar parte del futuro.

El futuro exige cambios, unidos contribuiremos a que esos cambios nos beneficien.  

Volver