Cabecera Home
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Adrián Gómez, Vicepresidente de TECNIFUEGO-AESPI

El sector de la seguridad contra incendios debe aportar soluciones ante los retos futuros

Tenemos un objetivo prioritario, y es intentar reducir el número de muertes por incendio utilizando todas las posibilidades a nuestro alcance.

Una de ellas es la sensibilización social sobre este problema y la facilidad para resolverlo a través de unas sencillas medidas de prevención. Se trata de trabajar por el cambio en la percepción de lo que significa la seguridad contra incendios. Debemos hacer que cale en las conciencias que los 164 muertos por incendio de hace un año no se van a repetir.  

Desde TECNIFUEGO-AESPI vamos a plantear de nuevo al Ministerio de Fomento la necesidad de exigir detección de incendios en vivienda, como sucede en Francia y Portugal. La detección de incendios debe ser una exigencia del Código Técnico de la Edificación en vivienda nueva y, además, se debe instalar en todos los hogares de ciudadanos vulnerables (tercera edad, discapacidad, etc.), independientemente del año de construcción.

Como expertos en la materia, y a tenor de las estadísticas en otros países, sabemos que la detección de incendios y el resto de medidas de protección contra incendios salvan vidas. Este dato debemos trasladarlo a la sociedad y concienciar en esta línea. Por todo ello, continuaremos con esta iniciativa que vela por la seguridad de las personas hasta que consigamos que se recoja en la legislación vigente, llevándolo al ministerio y también al Parlamento. 

Ésta será la punta de lanza del resto de nuestras acciones, entre las que se encuentra también la mejora del sector de la seguridad contra incendios (SCI) desde un punto de vista económico, normativo, de regularización y de buen hacer profesional.

Mejoras sectoriales

Debemos ser más competitivos, extremar la atención y servicio al cliente, explicar al usuario que en seguridad contra incendios la eficacia y la fiabilidad de la instalación y de los equipos de protección contra incendios van unidas a la profesionalidad de la empresa que instala, mantiene y fabrica. La competitividad también significa invertir en la formación del personal,  presentar innovaciones y soluciones para atender retos y problemas, y poner como bandera sectorial la calidad, porque estamos hablando de vidas y bienes.

Pero la calidad no sirve si en el mercado existen empresas que operan utilizando malas prácticas empresariales. Empresas que, por llevarse el contrato, ofertan instalaciones, mantenimientos o equipos a precios por debajo de coste. Estas malas prácticas desencadenan instalaciones deficitarias, es decir, engañosas. Es imposible hacer un trabajo por debajo del coste. Esto en seguridad contra incendios pone en riesgo la vida, el negocio y el futuro.

Desde TECNIFUEGO-AESPI continuaremos trabajando para poner en marcha la actualización de los reglamentos cuya antigüedad está perjudicando tanto al desarrollo del sector. Asimismo, pedimos que activen programas de inspección y control del mercado y concienciación del usuario final. También pedimos a las aseguradoras que pongan las máximas exigencias a las instalaciones, etcétera.

Buen asesoramiento

A la par, aconsejamos a los gestores de compras o responsables finales de la instalación de SCI que lean los certificados de instalador o mantenedor con los epígrafes correspondientes autorizados para dichos trabajos y que elijan empresas profesionales y serias en la adjudicación de los contratos. El precio no es lo más importante, pues estamos hablando de incendios, con la transcendencia que por desgracia conocemos y por la responsabilidad civil y penal que puede conllevar un siniestro.

Por ello, recomendamos recurrir al asesoramiento de empresas inscritas oficialmente como instaladoras, mantenedoras autorizadas y fabricantes, con productos certificados, con amplia experiencia y con referencias. Solicitar estos requisitos es una práctica muy recomendable para asegurar la correcta selección de productos e instalaciones de SCI. Siempre debemos adquirir productos con marcado CE y exigir a los fabricantes la obligada Declaración de Prestaciones.

Aunque es obvio, debemos recordar una y otra vez que los sistemas de seguridad contra el fuego no entran en acción hasta que no se produce una situación de incendio y la única forma que garantiza su funcionalidad es que se sometan a los diversos mantenimientos según prescribe la normativa vigente (RPC, RIPCI, RSCIEI).

Además, ahora que entramos en un nuevo ciclo, con un nuevo Gobierno, esperamos la aprobación y publicación de las adaptaciones de los reglamentos que afectan al sector. La Administración pública debe dar un impulso a esa recuperación que se espera suave pero sostenida en el tiempo. 

La seguridad contra incendios no es una broma. En conseguirla debemos implicarnos todos, desde las empresas fabricantes y los instaladores de los sistemas de seguridad, hasta los usuarios comunes y profesionales, pasando por las administraciones públicas. 

Volver

Recibe GRATIS noticias en tu e-mail

¿Quieres estar informado? Ya puedes suscribirte de forma gratuita a nuestra newsletter