sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, seguridad en el fútbol
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Rosa Pérez Riesco, Directora de Comunicación de TECNIFUEGO-AESPI

Los incendios causan más de un centenar de muertes en el hogar

Un año más se repite la fatídica cifra de muertes por incendio en las viviendas, que supera ya las cien personas. Según los datos recogidos por la asociación TECNIFUEGO-AESPI, durante 2015 las muertes por incendio en el interior de los hogares alcanzaron las 112 víctimas.

Enero fue uno de los meses más siniestros en una década, con 24 fallecidos, y durante diciembre se produjeron las mayores tragedias en los hogares de ancianos: el día 1 de diciembre, en Vilalba (Lugo), tres fallecidos; y el 24 de diciembre, en Madrid, dos ancianos fallecidos.

Un año más, se repiten estas dramáticas variables: las personas mayores de 65 años siguen siendo las más vulnerables; los incendios más dañinos se producen de madrugada; y dos de cada tres muertes no se produjeron por el fuego, sino por inhalación de humos.

El último estudio de la Asociación de Técnicos de Bomberos señala que las causas más habituales de incendio en los hogares son: los aparatos productores de calor, responsables del 21 por ciento de los siniestros; el fuego directo, ya sea producido por chimeneas, velas o cigarrillos, con un 10 por ciento; y los fallos eléctricos, con un 9 por ciento.

¿Cómo romper esta tendencia? ¿Cómo escapar de un bucle tan siniestro? Está demostrado, que la concienciación es clave para asumir medidas en el día a día que eviten los incendios en las viviendas. Poco a poco, determinados municipios y comunidades de vecinos emprenden acciones en este sentido. Algunos ayuntamientos  han acometido campañas de instalación gratuita de detectores en el hogar de personas en riesgo (mayores de 70 años que viven solos) y en algunas comunidades de vecinos se hacen, al menos una vez al año, campañas de prevención de incendios, incluyendo simulacros de fuego y evacuación.

Pero aún no es suficiente. Para reducir estos índices mortales, desde TECNIFUEGO-AESPI se insta a las Administraciones a legislar la instalación de medidas de seguridad contra incendios en el interior de las viviendas. Y se pone un ejemplo muy cercano, el de Francia, que obliga por ley a instalar detectores de incendio en todas las casas.

Acompañando a estas medidas de prevención obligatorias, los expertos señalan el deber del Gobierno de iniciar una gran campaña de concienciación a nivel nacional, como sucedió con el cinturón de seguridad, para reducir drásticamente las muertes por incendio. 

Medios de protección

Como orientación básica, señalaremos una serie de sistemas de protección contra incendios en los edificios, que ayudan significativamente a reducir el número de siniestros. Los medios de  seguridad básicos y fáciles de instalar en una vivienda  son los siguientes:

  • La detección de incendios: detecta el humo incipiente y avisa sobre un incendio aun estando dormidos.
  • El extintor en la vivienda puede apagar un conato de incendio y evitar que se extienda el fuego.
  • La boca de incendio equipada en el rellano de la escalera es otra de las medidas aconsejables.
  • Los rociadores automáticos permiten sofocar el incendio con la acción directa del agua a través de los rociadores, que son alimentados por tuberías. Se activan automáticamente.
  • La ignifugación de los materiales se hace de fábrica en varios países de Europa en muebles, alfombras, cortinas, etc. Lo deseable es que tengan la menor contribución al fuego.
  • La compartimentación y protección estructural, que deben cumplir todos los elementos constructivos que componen una vivienda con una característica de resistencia al fuego que permita la evacuación de las personas y la intervención de los bomberos.
  • El control de humos en las escaleras y los garajes, así como la señalización de evacuación.
  • Las puertas cortafuego completan la protección del edificio de viviendas, para así mantener las vías de evacuación libres de humo, bien señalizadas y compartimentadas para que las personas puedan escapar del incendio.

Consejos preventivos

A continuación les dejamos unos consejos para evitar incendios en las viviendas:

  • Las estufas pueden originar un incendio. Manténgalas alejadas (como mínimo un metro) de otros objetos que puedan quemarse, como por ejemplo sofás, cortinas, ropa puesta a secar, etc.
  • Las velas también pueden ser peligrosas. No las deje nunca encendidas sin vigilancia ni tampoco cuando se acueste o salga de casa.
  • Mantenga las cerillas y los encendedores fuera del alcance de los niños.
  • Antes de salir de casa o de acostarse, compruebe que no se queda encendido ningún aparato que pueda originar un incendio (estufas, fogones, etc.) ni ninguna vela, y cierre las llaves de paso del gas.
  • No conecte varios aparatos en un solo enchufe múltiple y mantenga en buen estado la instalación eléctrica. No hacerlo supondría un grave peligro de incendio.
  • No utilice aparatos de ningún tipo en mal estado (estufas, cocinas, neveras, etc.) y no los manipule ni los repare si no sabe hacerlo correctamente.
  • No fume en la cama y no tire las colillas en cualquier sitio. Asegúrese de que queden bien apagadas.
  • Teléfono único de emergencias: 1-1-2. 
Volver