sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
OPINIÓN

Juan Suárez, Consultor Internacional de Seguridad

México DF

Factores a tener en cuenta desde el punto de vista de la seguridad y la inteligencia empresarial

En México, y más concretamente en su gran capital, México DF, observamos todos los días la apuesta por una remodelación del negocio de la seguridad, tanto pública como privada.

 Este hecho nos debe hacer recapacitar en el siguiente sentido: dónde podemos invertir para encontrar nuevos nichos de mercado y si tendríamos las capacidades suficientes para poder llevar a buen término la implantación del negocio en el exterior. Preguntas que no siempre culminan con el éxito esperado, ya que un porcentaje superior al 90 por ciento –quedándome corto– no cumplirá con los objetivos fijados en el plan de negocio. La clave del éxito será nuestra pasión en el proyecto, nuestro buen hacer.

México DF cuenta con nueve millones de habitantes con una media de edad de 30 años. Si la ciudad fuese un país, sería la quinta mayor economía de Latinoamérica. Su renta per cápita duplica la resto del país. La economía de la capital mexicana es tan grande como la del Perú y casi tanto como la colombiana, siendo una capital volcada en el sector servicio, con un 85-86 por ciento, en el que la industria tendría entre un 13 y un 14 por ciento. Las pymes generan la mitad del empleo, siendo éste la quinta parte del PIB del país, y cuenta con poco desempleo, que iría desde un cinco a un siete por ciento.

En referencia a las inversiones, hay que manifestar que la capital cuenta con la triple A en calificación crediticia, recibiendo un 65 por ciento aproximadamente de las inversiones realizadas en el país. Es un centro de localización de las multinacionales farmacéuticas de primer nivel.

El nuevo gobierno está intentando introducir un único impuesto de sociedades con el fin de unificar y hacer cada vez más fácil la implantación de negocios en el país. Existe una Ley de Inversión Extranjera, mejorada por el actual gobierno, a expensas de aplicar de forma práctica por las asociaciones públicas y privadas.

Seguridad

 La seguridad en México DF está cambiando para bien desde un punto de vista global. Algunos de sus políticos manifiestan que DF es más segura que Washington (EEUU); sin embargo, aunque esto fuera así, la percepción de la misma en ambas ciudades me lleva a tener un pensamiento más cauteloso.

Cierto es que la evolución es positiva. Existe una gestión de la seguridad pública más eficaz, pero nos preguntaremos: ¿Y el colectivo de seguridad privada? ¿Tiene demanda en la citada sociedad? La respuesta ya la conocen de manera positiva las empresas de seguridad privada que están afincadas allí.

El negocio de la seguridad privada en México DF mueve un volumen de facturación acorde con su crecimiento, tanto en la implantación de medios tecnológicos como humanos. Sólo hay que visitar esta ciudad tan especial en la que nos juntamos compañeros de profesión para ver que hay una oportunidad de negocio única, pero compleja en la fase de implantación.

402_méxico_df

 Los negocios en este país llevan unos tiempos diferentes a los europeos; ni mejor ni peor, sólo diferentes. La adecuación progresiva y sin prisas al entorno nos facilitará la capacidad de obtener unos resultados acordes al ROI inicial del proyecto en tiempo y forma, siempre que el análisis previo sea real y no dependamos de opiniones de terceros si debemos valorar sus informes de forma positiva. Si no cogemos el pulso al país donde vamos a invertir y tenemos ilusión por la implantación de nuestros productos o servicios fracasaremos.

Nuestro valor añadido

En un país como México, donde la mano de obra es más barata que la española en términos generales, excluyendo a los expatriados, sólo nos queda implantar modelos de excelencia en lo referente a los servicios prestados.

En DF hay mucho volumen de negocio, pero en líneas generales son muy mejorables. Nosotros tenemos la obligación de implantar calidad. El mercado interno posee la cantidad, pero la calidad en los servicios nos dará la ventaja competitiva en los grandes concursos. No obstante, no sólo podemos enseñar e implantar, también podemos y debemos aprender cómo se realiza la gestión global en materia de seguridad: gestión de desplazamientos, rutas, visitas, gestión de incidencias...

Nuestra calidad en materia de seguridad privada está entre las primeras del mundo. Este dato es muy positivo a la hora de implementar proyectos de llave en mano para el país.

Queda todo por hacer en materia de infraestructuras críticas, un gran negocio en este país, que cuenta con muchas instalaciones realizadas y gestionadas por empresas españolas, que analizan y monitorizan sus riesgos a través de sus direcciones de seguridad corporativas, en las que está mando personal español.

Situación actual

Desde un punto de vista de análisis crítico sobre el estado real en materia de seguridad e inteligencia de negocio, podríamos decir que es una situación bastante compleja por todos los actores que juegan en este teatro de operaciones. Fácil sería no contar nuestra percepción real, pero más difícil sería no ser fieles a los pensamientos que nos han dado nuestras vivencias en nuestro querido México DF.

Los grandes contratos se mueven por medio de concursos públicos que son igual de fáciles que en los demás países, mismos actores con diferentes apellidos. Cuando lo que realizamos es la dirección de la seguridad e inteligencia para la implantación de grandes negocios nos damos cuenta del poder que tienen los siguientes actores.

Los sindicatos

Siendo sindicatos que defienden a sus afiliados, nos encontramos que tienen un poder muy específico dentro de los grandes proyectos. Pueden llegar a dejar un proyecto de 1.800 millones de euros al borde del precipicio por no lograr comprender las reglas del juego dentro del país.

Nadie se atreve a buscar el enfrentamiento directo con los sindicatos por sus cuotas de negocio o mordidas. No se nos puede pasar por alto que están a primer nivel y que ningún gobierno mexicano ha podido reformar ni legislar el control de sus actividades o de su financiación.

Las redes de los sindicatos tocan bastante de lleno los tejidos del crimen organizado del país. Sin generalizar, es un punto de inflexión en algunas negociaciones que tienen un margen de maniobra a la hora de la negociación, aunque compleja por los riesgos que conllevan estos tira y afloja.

Mi humilde consejo es que se llegue a un acuerdo de las dos partes sin intentar que se produzca una paralización de la actividad, a la que debemos impulsar y no frenar por incidentes en materia de seguridad del proyecto al que tenemos la obligación de proteger. Los pulsos en México DF cuestan caros y retomar las conversaciones con otros interlocutores nos servirá de muy poco.

Primeras actuaciones

Los responsables de seguridad corporativa e inteligencia para líneas internacionales han de tener interlocutores de primer nivel, como son embajadores o responsables de seguridad y defensa, tanto en los agregados extranjeros en España como en el país destinatario de nuestra actividad.

A estos niveles, los grados de aproximación son complejos, pero el buen hacer de cada profesional le facilitará un gran apoyo en todas sus actividades en los terceros países. Se puede contar con personas especializadas en este tipo de acercamientos, buscando el aval  necesario para recibir el apoyo a nuestra línea de negocio.

Cuando se opera a nivel internacional hay que buscar el traje a medida para cada proyecto, no sería de recibo confeccionar el traje con retales ya usados.

Nuestras fuentes humanas deberían ser reales y no ficticias o de terceros, como pasa en algunos casos, al carecer de capacidades reales en tiempo y forma. Si esto no es así, de aventureros está lleno este mundo, pero los exploradores planifican, estudian y desarrollan un plan de actuación basado en parámetros ya estructurados, dando poco margen al llamado destino y al futuro; parámetros sobre los que debemos actuar para reducir el grado de incertidumbre, tanto para las decisiones de nuestro departamento como para la Alta Dirección de nuestra compañía.

Conclusión

No existen claves de éxito ni recetas. Las actitudes, organización, medios y objetivos son los que nos ponen en el camino para lograr nuestro éxito. El triunfo radica en rodearnos de personas y empresas con cosas interesantes que aportar, que nos transfieran su experiencia y su entusiasmo, sin olvidar la actitud, la pasión, que se debe poner en todo lo que se hace en la vida. 

Bello mito al amanecer

 Desde la Sierra Nevada, dos cumbres blanquecinas se asoman con el objeto de velar el valle de México y su gran metrópoli.Iztaccíhuatl, la mujer blanca, yace dormida mientras su compañero guerrero, Popocatépetl, se prepara para dar en el momento esperado una explosiva batalla.

Bello mito que cada amanecer cobra vida en los ojos de los habitantes de las poblaciones aledañas.A sabiendas de la leyenda, y con pleno conocimiento de que una chispa del telúrico guerrero podía servir de detonador para encender el fuego del alma indígena. 

Volver