sector de la seguridad privada, empresas de seguridad, empresas de servicios, revista Seguritecnia, ciberseguridad
Revista Seguritecnia Edición impresa
NOTICIA

Una visión de la amenaza yihadista

12/05/2017 - Redacción
La pasada edición de las Jornadas Foto EFITEC, celebradas en febrero, comenzó con la conferencia titulada “Una visión de la amenaza yihadista”, de la mano de Juan Manuel Zarco y José Carlos Vázquez, responsables de Seguridad de Bankia y Barclays, respectivamente. Por su relación con la seguridad corporativa, reproducimos el contenido de esta ponencia.
José Carlos Vázquez y Juan Manuel Zarco durante su ponencia sobre terrorismo yihadista en Foro EFITEC

Juan Manuel Zarco introdujo la presentación recorriendo brevemente el fenómeno desde la expansión del islam, en el año 622, con la predicación de Mahoma en la Meca, de donde tuvo que huir a Medina porque los comerciantes no aceptaban la nueva religión –una decisión que pasaría a la historia como El Hégira (La Huida)–, hasta la actualidad, “época en la que los occidentales identificamos el fenómeno del yihadismo para englobar el terrorismo islámico”.

Según explicó el ponente, “aunque los suníes, una de las ramas del islam, han sido los actores principales de esta radicalización al abanderar el salafismo como defensores de la pureza de la fe, no son pocos los chiíes que se han incorporado a esta radicalización. En este proceso hacia la violencia, mención aparte merecen los wahabitas”. Hoy se estima en 1.200 millones el número de musulmanes en el mundo, de los cuales 200 estarían dispuestos a la yihad (guerra santa).

La vuelta al histórico califato o, más trascendental, a lo que algunos autores han denominado Eurabia, fue analizada por José Carlos Vázquez, que habló de una Europa de población mayoritariamente musulmana, consecuencia de la multiplicación de la inmigración y su tasa de natalidad. El ponente puso el acento en la evaluación del riesgo yihadista a partir de la ecuación “Amenaza igual a Intención más Capacidad”, exponiendo cada uno de los parámetros de la fórmula.

Los principales grupos yihadistas –Al Qaeda, matriz inicial de numerosos grupos terroristas, y Daesh, acrónimo árabe del Estado Islámico o ISIS en inglés, que es como prefiere ser denominado por su implícito reconocimiento como estado– han sufrido numerosos cambios en sus estructuras e influencias geopolíticas, especialmente en el Magreb (AQMI), Oriente Medio, el Sahel (Yemen, Sudán, Chad, Níger, Malí y Mauritania) y la península Arábiga (AQPA), e importantes derrotas en Siria. La financiación de ambos grupos es similar, pero se acentúa en el caso de Daesh por su protagonismo en áreas de recursos petrolíferos, antigüedades, tráfico de personas y drogas e “impuestos” en las zonas ocupadas.

¿Cuáles son los círculos capaces de radicalizar a musulmanes que nunca hubieran imaginado pertenecer a un grupo terrorista? Los centros de culto, las prisiones, las casas particulares, las redes sociales o las revistas con que cuenta Daesh son unos ejemplos de sus muchos recursos, algunos de ellos dominados con eficacia.

Seguridad corporativa

Tras recordar las actuaciones más relevantes llevadas a cabo por ambos grupos terroristas o sus filiales, con especial mención al más brutal de todos y cuyo aniversario se ha cumplido recientemente, los atentados del 11-M en España, Vázquez dio un amplio repaso a cómo puede afectar la actividad terrorista de Daesh a los departamentos de Seguridad, desde la formulación evaluadora de la amenaza (no está considerado el sector de las entidades financieras como un objetivo prioritario) hasta evaluar el terrorismo como la mayor amenaza posible y, en consecuencia, establecer medidas de protección de personas, edificios y locales empresariales. En este sentido, uno de los factores de mayor importancia es la obtención de información procedente de fuentes solventes: Ministerio del Interior, Centro de Análisis y Prospectiva (CAP) de la Guardia Civil, Real Instituto Elcano, etc.

Los efectos de una explosión fueron valorados por el responsable de Seguridad de Barclays como uno de los medios más adecuados para minimizar los daños, por lo que será de gran ayuda determinar qué zonas pueden verse afectadas en función de los distintos tipos de cargas explosivas. El reconocimiento hostil y las actitudes sospechosas son, a su juicio, otros elementos informativos de gran importancia, ya que antes de cometer un atentado los terroristas realizan algún tipo de reconocimiento para preparar sus planes de ataque.

Finalmente, Zarco abundó en el modelo integrador como respuesta ante atentados de armas de fuego, que aglutina el Mantente a Salvo o Stay Safe (corre, escóndete, enfréntate) del National Counter Terrorism Security Office británico, y el ser consciente de los riesgos, analizar el entorno y preparar la evacuación, propuesta de los analistas del servicio de información Stratfor. El modelo asumido por el Ministerio del Interior, el integrador, reafirma la necesidad de ser consciente de los riesgos, analizar el entorno y, en caso de acción terrorista, huir del lugar del ataque, esconderse si no es posible la huida y enfrentarse como última solución, intentando alertar a los cuerpos policiales.

Volver