Cabecera Home
Revista Seguritecnia Edición impresa
Valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Tu valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
ENTREVISTA

María Concepción Dancausa, Delegada del Gobierno en Madrid

“Cuanto más coordinadas sean nuestras actuaciones frente al terrorismo, mayor será nuestra capacidad de respuesta”

14/07/2017 - Por A. Borredá y E. González Ft: E.G.H.
Cercana en el trato, la delegada del Gobierno recibe a Seguritecnia para valorar la situación de seguridad en la Comunidad de Madrid y en el resto de España.

Durante la mayor parte de su trayectoria, María Concepción Dancausa (Burgos, 1952) ha ocupado cargos relacionados con materias sociales, a excepción de un par de paréntesis como diputada en el Congreso (en el año 2000) y presidenta de la Asamblea de Madrid (2003-2007). En abril de 2015, su recorrido político dio un nuevo giro para situarla al frente de la Delegación del Gobierno en Madrid, donde conserva ese perfil orientado al ciudadano, esta vez desde una perspectiva diferente.Afronta el puesto en una etapa compleja, en la que el terrorismo yihadista acecha en toda Europa y España se encuentra en el nivel 4 de alerta desde 2015, precisamente dos meses después de que ella asumiera el cargo. De ahí que esta amenaza sea una de sus prioridades, junto con otras como la violencia machista, las bandas criminales o la delincuencia común.

- Se han cumplido dos años desde su nombramiento como delegada del Gobierno en Madrid. ¿Qué balance hace de la evolución de la seguridad en la capital durante ese tiempo?

Madrid es una de las comunidades más seguras de Europa. El modelo de seguridad que estamos desarrollando se basa en la cooperación institucional, la prevención y la participación ciudadana, y está dando resultados visibles. Si bien es cierto que en el último año se ha detectado un incremento en algunos tipos de delito, también lo es que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) han reaccionado con agilidad y eficacia y han puesto en marcha operativos específicos para combatir ese repunte. Eso ha permitido que al final de año se haya conseguido reducir, por ejemplo, dos de los delitos que más alarma y preocupación generan entre los ciudadanos, como son los robos con violencia o intimidación y los robos con fuerza en domicilios.

- ¿Cuáles están siendo las grandes líneas estratégicas que está siguiendo la Delegación del Gobierno desde que asumió el cargo?

Desde que asumí el cargo hace dos años, la Delegación ha tenido cinco prioridades, que son garantizar el libre ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas, velar por la seguridad ciudadana, prestar un apoyo eficaz a las víctimas de violencia de género, promover la colaboración institucional y la participación ciudadana, y mejorar los servicios que ofrecemos a los ciudadanos. 

- El terrorismo internacional de corte yihadista tiene a España entre sus objetivos. Desde su punto de vista ¿cuáles son las claves para hacer frente a esta amenaza?

La cooperación internacional, tanto política, como policial y judicial es fundamental. El terrorismo yihadista es una amenaza global y como tal exige una respuesta global de todos los países que la sufrimos. Pienso que cuanto más coordinadas sean nuestras actuaciones, menor será nuestra vulnerabilidad y mayor nuestra capacidad de respuesta. También creo que es crucial la labor preventiva que realizan las FCSE, detectando los procesos de radicalización y tratando de contrarrestar los factores que impulsan a alguien a integrarse en un grupo terrorista. Debo decir que, en este ámbito, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad españolas están realizando una magnífica labor y son un referente internacional. Desde que se activó el nivel 4 de alerta antiterrorista, el 26 de junio de 2015, nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a 172 terroristas en diversas operaciones realizadas por todo el territorio nacional. Por otro lado, quiero recordar también que los Presupuestos Generales del Estado para 2017, recientemente aprobados, recogen un incremento de 20 millones de euros y 600 efectivos más en la partida del CNI para reforzar la lucha contra el terrorismo yihadista y la ciberseguridad. 

delegada-gobierno-2

- De los otros incidentes de seguridad que se pueden dar en Madrid (violencia doméstica, trafico de drogas, bandas, etc.) ¿Cuáles son los problemas que le preocupan especialmente y qué está haciendo la Delegación del Gobierno frente a estos casos?

La violencia machista es, sin duda, una preocupación y una prioridad para nosotros. Hemos avanzado mucho en este ámbito, pero aún hay muchas mujeres que sufren esta terrible lacra social. Por eso, tenemos que seguir trabajando para ofrecerles ayuda y protección; y no solo a ellas, también a sus hijos, que muchas veces son víctimas invisibles en esta tragedia. Creo que es muy importante destacar la voluntad del Gobierno de alcanzar un Pacto de Estado en este ámbito, para lo que ha creado un órgano interministerial permanente. Entre los objetivos de este órgano está revisar y actualizar los protocolos de actuación interministeriales vigentes, profundizar en la formación de todos los agentes implicados –sanitarios, jueves, fiscales–, mejorar la prevención en las redes sociales dedicado sobre todo a menores, evaluar la eficacia de las órdenes de protección así como reforzar las medidas de protección de los niños, impulsar las denuncias externas para favorecer una detección precoz y evaluar el riesgo en coordinación con las unidades de la violencia de género de las subdelegaciones. 

Además, en los Presupuestos Generales de 2017 se contempla un incremento del 10 por ciento en los recursos destinados a combatir la violencia machista. 

En el caso concreto de la Delegación del Gobierno en Madrid, nuestro esfuerzo en esta materia se está centrando en impulsar la adhesión de las policías locales de los municipios madrileños al Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género, conocido como Viogen, que permite hacer un seguimiento personalizado de cada mujer, según el grado de riesgo que presente su caso. En los dos últimos años hemos logrado duplicar el número de municipios que forman parte de este sistema en Madrid, hasta llegar a 30. También trabajamos en la prevención, a través de charlas que imparten en los colegios agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Creo que estas actividades son una herramienta útil, porque una adecuada educación y formación de los jóvenes es un primer paso imprescindible para lograr erradicar la violencia de género. Otro problema que también ha centrado nuestras preocupaciones han sido los robos en domicilios, pero como ya he señalado, en cuanto lo detectamos pusimos en marcha medidas específicas para combatirlos. Eso ha permitido detener a mil personas y desarticular 20 grupos criminales especializados, a los que se considera responsables de la mayor parte de los robos en domicilios en la Comunidad de Madrid. Los últimos datos de los que disponemos revelan una disminución del 30,4 por ciento en estos delitos, lo que demuestra la eficacia de las medidas que las FCSE han desarrollado en este ámbito, en concreto el Plan Domus de la Policía Nacional y el Plan Habitat de la Guardia Civil.

Otros fenómenos sobre los que estamos actuando son las usurpaciones ilegales de viviendas, los denominados ‘taxis de la droga’ o ‘cundas’ y la prostitución en zonas como el polígono Marconi, porque sabemos que son prácticas que deterioran considerablemente la calidad de vida de los vecinos. En relación con estos problemas, nuestra mayor satisfacción es saber que las actuaciones que llevamos a cabo están dando resultados y que se está viendo un descenso de estas actividades.

En cuanto a las bandas, que también las menciona usted, si bien es cierto que en el último año se ha detectado un repunte de su actividad, estamos muy lejos de lo que fueron los años más intensos, entre 2004 y 2008. En aquella época la Policía Nacional tenía identificados en torno a 800 miembros de bandas, ahora son alrededor de 250. Creo que es un problema que está controlado y se concentra en puntos muy concretos, principalmente en Madrid capital, aunque, por supuesto, entiendo que a los vecinos de esas zonas les preocupe la presencia de estas bandas. Por eso, mantenemos dispositivos especiales de vigilancia y control en las áreas que pueden resultar más conflictivas. 

- Según el Balance de la Criminalidad del Ministerio del Interior, la Comunidad de Madrid ha experimentado un ligero aumento de los delitos entre 2015 y 2016, entre ellos los homicidios, las sustracciones de vehículos o los hurtos. ¿Cuáles son los motivos para ese aumento? ¿Qué acciones lleva a cabo la Delegación del Gobierno para rebajar esas cifras?

Respecto de los homicidios, lo que puedo decirle es que en 2016 hubo tres más que el año anterior. El año 2015, con 30 homicidios, fue un año extraordinario y difícilmente comparable con cualquier otro. Pero si exceptuamos 2015, el dato de 2016 sigue estando muy lejos de las cifras de cualquier otro año. Por ejemplo, de los 47 de 2012 o los 41 de 2014. En este ámbito, lo que hay que subrayar es la eficacia policial, puesto que policialmente ya están todos esclarecidos. 

En cuanto al resto de los delitos que se han incrementado, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil ya están desarrollando operativos específicos con el fin de revertir ese repunte. He hablado ya de los Planes Domus y Habitat, pero, por ponerle otro ejemplo, hemos puesto en marcha también el Plan Wagen de la Policía Nacional y el Plan Airbag de la Guardia Civil, con el fin de luchar contra los robos de vehículos.

- Al margen de amenazas a pie de calle, el entorno digital se ha convertido también en un espacio utilizado para cometer faltas y delitos. ¿Cómo puede evitarse esto en un entorno de difícil control?

Efectivamente, el ciberespacio se ha convertido en un campo prioritario para la actuación de las organizaciones criminales, que se benefician de la ausencia de fronteras y de las posibilidades que el ciberespacio les ofrece para cometer sus delitos con mínimo coste y escaso riesgo. La lucha contra el cibercrimen es una prioridad estratégica de las FCSE, que cada vez están dedicando mayores recursos a las unidades dedicadas a luchar contra las diversas modalidades de delitos en la Red, como las estafas y ventas fraudulentas a través de internet, las perversas redes de intercambio de pornografía infantil o los grupos organizados de distribución de virus, por poner solo algunos ejemplos. Además, para reforzar la eficacia de las actuaciones en la Red se han hecho importantes modificaciones legislativas. Es el caso de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, cuya reforma ha incluido, entre otras novedades, una regulación de las medidas de investigación tecnológica. Y también la reforma del Código Penal, en la que ya se recogen amenazas como el ciberterrorismo, la estafa informática, el espionaje mediante las nuevas tecnologías o el blanqueo de capitales de forma telemática.

Estoy convencida de que esto es solo el principio. A partir de ahora vamos a ver muchas iniciativas y propuestas en este ámbito, orientadas a protegernos de las múltiples amenazas que hay en la Red. 

Recordemos el ciberataque masivo a través del virus WannaCry, que puso en jaque al mundo entero. Ante una realidad como ésta, tenemos que buscar nuevas formas de protegernos. Como la que está trabajando el Partido Popular, que quiere impulsar la creación de una ciberreserva, una especie de equipo de expertos voluntarios que puedan proteger al país de ataques como éste. 

Para continuar leyendo siga este enlace

Volver