Ola de calor: Sistemas de protección y autoprotección contra incendios

Incendio vivienda española

Vivienda española incendiada en una zona de Interfaz Urbano-Forestal (IUF), donde el terreno boscoso entra
en contacto con zonas edificadas.

Gabriela Bustelo

La ola de calor mantiene a España en alerta por riesgo generalizado de incendios dadas las altas temperaturas. En estos momentos hay varios fuegos activos y simultáneos en diferentes localidades del país. La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior recomienda precaución y ruega a la ciudadanía que tome medidas de prevención. ¿Sabes cuáles son los sistemas de protección antiincendios? ¿Sabes qué es un plan de de autoprotección contra los incendios típicos de estas fechas?

La superficie incendiada es cinco veces mayor a la de los últimos quince años

Los incendios forestales ya han asolado en España una extensión media que quintuplica a la quemada entre 2006 y 2021. Los satélites Copernicus del Programa de Observación de la Tierra de la Unión Europea indican que hasta junio de este año han ardido más de 81.800 hectáreas, el 76% solo en el último mes. Para hacerse una idea del tamaño de la superficie quemada, equivaldría a la isla de Lanzarote entera.

No solo sucede en España sino también en el resto de Europa

Esta catástrofe española sucede en el conjunto de la UE, cuya extensión afectada se ha triplicado respecto a la media de los últimos 15 años por estas fechas. La capacidad destructiva del fuego en regiones habitualmente no afectadas (como Austria, Hungría o Eslovaquia), unida al calor, es un suceso que los meteorólogos asocian de manera categórica al cambio climático.

Los incendios, lejos de estar cada vez más controlados, parecen suceder con cada vez más frecuencia en las últimas décadas. El cambio climático y el abandono rural son dos factores que parecen haberse confabulado para agravar esta calamidad que en verano suele multiplicarse. En varios casos recientes de nuestro país, las evacuaciones afectan a miles de personas forzadas a huir de sus municipios y urbanizaciones. Son casos de verdadera emergencia civil.

La ola de calor exige un plan de autoprotección antiincendios

Desde Tecnifuego, la Asociación Española de Protección contra Incendios, se insta a las autoridades a afrontar este riesgo con un plan integral. En España solo un 20% de los municipios tienen activado un protocolo de prevención. Entre las medidas necesarias destacan:

  1. Todo propietario de una vivienda en un ámbito forestal debe asumir la autoprotección de ese inmueble, con las correspondientes medidas de seguridad.
  2. Debe afrontarse desde un organismo interdisciplinar la puesta en marcha de una legislación integral sobre protección en interfaz urbano-forestal.
  3. Periódicamente se deben divulgar campañas de concienciación sobre prevención y protección.

La Directriz básica de planificación de protección civil de emergencia por incendios forestales (Real Decreto 893/2013) indica que la gestión de los planes de autoprotección antiincendios es un compromiso que debe asumir el titular del edificio o parcela. No obstante, los programas antiincendios los deben fomentar los ayuntamientos de cada municipio. Los habitantes de zonas de Interfaz Urbano-Forestal (UIF) deben reconocer que pueden ser víctimas de un incendio y asumir el compromiso de la autoprotección.

Medidas de autoprotección contra incendios

  • Despejar las zonas forestales próximas a nuestras casas o parcelas, desbrozando la tierra y limpiando los tejados y muros de matojos, ramas y hojas.
  • Plantar y cultivar vegetación resistente al fuego, que tarda en arder y sirve como barrera ignífuga.
  • Disponer de varias mangueras de riego que funcionen y alcancen toda la extensión de nuestra propiedad.
  • Medios automáticos de detección y extinción de incendios con las correspondientes alarmas.
  • Conexión a una central de alarmas que pueda contactar a los servicios apagafuegos.
  • Uno o varios extintores para sofocar o frenar la difusión de un incendio en la parcela y zonas adyacentes.

Programa de «Cultura de Seguridad» de la revista Seguritecnia

La revista Seguritecnia organizó el programa «Cultura de Seguridad» sobre la protección antiincendios en viviendas, empresas y el ámbito forestal. El espacio contó con la participación de profesionales como Víctor Manuel Fernández de la Cotera, vicepresidente de la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB); Roberto García Carretero, bombero del Ayuntamiento de Madrid; Jon Michelena, director general de la asociación de prevención y protección contra riesgos Cepreven; Antonio Tortosa, vicepresidente de la asociación Tecnifuego; y Pablo Gárriz, presidente de la Asociación Española de Lucha Contra el Fuego (ASELF).