Seguritecnia 401 - page 80

80
SEGURITECNIA
Octubre 2013
quebraderos de cabeza han generado,
tanto a las empresas como a las Fuerzas
y Cuerpos de Seguridad.
Conocido el texto del Proyecto de
Ley de Seguridad Privada, se constata
que hay intención de, como dice en su
preámbulo, dar solución a los problemas
y permitir evolucionar, aprovechando las
potencialidades que presenta la seguri-
dad privada. Su éxito, si quiere perdurar,
dependerá de la flexibilidad para adap-
tarse a los cambios que seguro seguirán
produciéndose a velocidad de vértigo.
Así parece atestiguarse al recoger el
texto servicios cada vez más importan-
tes y más presentes hoy en día, como
son la televigilancia o la seguridad de la
información y las comunicaciones. No
obstante, como en toda ley, su desarrollo
reglamentario será fundamental.
Se echa en falta conceder al personal
de las centrales receptoras el reconoci-
miento como personal de seguridad pri-
vada con entidad propia, dada su espe-
cialización. Al contrario, en el Proyecto
de Ley se elimina su perfil. Esperamos
y deseamos que se corrija en el trámite
parlamentario.
La posibilidad que se plantea en el
proyecto de ley de propiciar una forma-
ción profesional reglada es más que ne-
cesaria si queremos conseguir mayor
grado de profesionalización en el sector.
En otro orden de cosas, es preciso
concretar la puesta en práctica de todo
lo referente al control de las certificacio-
nes de productos. Alabo la intención
de las nuevas órdenes ministeriales de
no permitir el uso de cualquier mate-
rial sin control, pero después de más de
dos años desde su publicación, sigue ha-
biendo mucha confusión al respecto y
recae en la CRA la responsabilidad de ser
garante de todo aquel aparato que se
conecte con ella. Por ello, preocupa bas-
tante en nuestra actividad todo lo rela-
cionado con este tema.
Horizonte, no tan lejano
¿Qué espera a las CRA en los próximos
años? ¿Qué nuevos retos deberán abor-
dar? ¿Hacia dónde deberán evolucionar
para seguir subsistiendo? ¿Serán como
las conocemos en la actualidad? Son al-
gunas de las preguntas que los profe-
sionales del sector nos planteamos.
Tras la armonización con las direc-
tivas europeas, quedó fuera del ám-
bito de la seguridad privada la insta-
lación y mantenimientos de equipos
o dispositivos que no fueran a conec-
tarse a una central de alarmas o a un
centro de control. Es algo más que un
síntoma. La corriente que viene de Eu-
ropa va dirigida a liberalizar, no a so-
breproteger.
En la actualidad se venden e instalan
(incluso se autoinstalan) cada vez más
aparatos y sistemas de cámaras, cuya fi-
nalidad no estaría, a priori, bajo la nor-
mativa de seguridad privada. Aquí unos
ven una amenaza cuando otros ven
una oportunidad.
L
a central receptora de alarmas
representa la punta de lanza
tecnológica en el sector de la
Seguridad Privada. En ella confluye toda
la potencialidad que ofrece el fabricante
con sus sistemas más avanzados, herra-
mientas de gestión cada vez más poten-
tes y sofisticadas, así como los canales de
comunicación de última generación.
Pero todo ello sería fútil sin el papel
fundamental que juega el personal
de atención y gestión de alarmas. La
cualificación para este desempeño
permite la capacidad de análisis
necesaria para la consiguiente toma de
decisión correcta y en el menor tiempo
posible, siendo tan importantes como
contar con los últimos y mejores avances
tecnológicos.
En Grupo Segur somos conscientes
de esta realidad, y por eso no hemos
escatimado esfuerzos a lo largo de
nuestra ya dilatada existencia para
estar a la vanguardia tecnológica sin
descuidar nunca el principal generador
de valor: un equipo humano capacitado
para estar a la altura de las máximas
exigencias.
La conjunción de ambos factores
da como resultado la prestación de un
servicio profesional que proporciona
una buena respuesta a un cliente
experto y cada vez más conocedor
de lo que quiere para conseguir una
protección de garantía.
Problema atajado
Durante bastantes años convivimos
con la indefinición normativa y jurídica
del concepto de alarma (o falsa alarma),
cuestión ésta que afortunadamente ha
quedado solventada desde la aparición
de la Orden Ministerial INT/316/2011.
No se puede negar el importante logro
de acabar con el problema que tantos
Jesús Alonso Herrero /
Director del Área Particulares de Segur Control
Adaptarse a los nuevos tiempos:
especialización, profesionalización y altura
de miras
Debemos avanzar en la integración de servicios y
explorar otros nuevos que puedan aportar valor a
nuestros clientes
Centrales Receptoras de Alarmas
1...,70,71,72,73,74,75,76,77,78,79 81,82,83,84,85,86,87,88,89,90,...132
Powered by FlippingBook