Seguritecnia 401 - page 84

84
SEGURITECNIA
Octubre 2013
Artículo Técnico
Tal vez, es en el momento de reali-
zar un autoservicio bancario cuando el
cliente reflexiona más sobre las medi-
das de seguridad y elige la sucursal o
dispositivo en la cual se siente más se-
guro para realizar una operación en un
autómata bancario. Máquinas en fa-
chada, máquinas en vestíbulo, cajeros
desplazados, barrio, iluminación, visibi-
lidad, volumen de tránsito en la calle y
horario podrían ser los factores que el
consumidor preocupado por su propia
seguridad considera ante la necesidad
de una operación de autoservicio. Nor-
malmente, la dotación de medidas tec-
nológicas de seguridad que equipan
las agencias bancarias pasa desaperci-
bida para el usuario normal o, en cual-
quier caso, no condicionan su elección
de compra.
El escenario es muy diferente en el
caso del personal que diariamente tra-
baja en las agencias bancarias, sean es-
tos empleados de la entidad o perso-
nal subcontratado para las tareas de
limpieza, mantenimiento o seguridad
en cualquiera de sus vertientes. Efecti-
vamente, el colectivo de trabajadores
del sector bancario sí está sensibilizado
hacia la seguridad y, por supuesto, las
respectivas direcciones de seguridad
trabajan para disminuir sus riesgos y
aumentar su percepción de estar
protegidos.
No obstante, los esfuerzos de los
responsables de seguridad bancarios,
la propia arquitectura de las agencias y
el modelo de negocio que en ellas se
desarrolla influyen sobre el aumento
o disminución del nivel de riesgo de
clientes y empleados.
Cambio de paradigma
Así, venimos detectando en los últimos
años que en algunos de los mercados
internacionales con desarrollo de
negocio de Locken el model o
comercial que se realiza en las redes
bancarias evoluciona hacia un negocio
en el cual el empleado bancario
no maneja efectivo, dedicándose
exclusivamente a dar servicio, siendo
la gestión del dinero en metálico
misión y objetivo de los diferentes
tipos de autómatas bancarios. Este
cambio de paradigma en el negocio,
muy propiciado por el despliegue
de más dispositivos electrónicos
de autoservicio bancario y el claro
aumento de transacciones vía Internet,
desemboca en un nuevo concepto
L
a seguridad más elemental de
los bancos, es decir, la seguri-
dad de sus agencias, no es un
factor competitivo entre marcas ban-
carias y, normalmente, no condiciona la
elección de una entidad u otra entre los
potenciales clientes. Quizás en el caso
de los usuarios de compartimentos de
alquiler, la cantidad y calidad de las me-
didas de seguridad del establecimiento
se convierten en un factor de elección,
pero siendo este un servicio cada día
menos solicitado, no lo convierte en un
aspecto relevante de competencia para
el sector financiero, al menos en el mer-
cado español.
Alejandro Ballesteros
del equipo de Operaciones de Locken
Gonzalo Pérez
Project Manager
del equipo de
Operaciones de Locken
Seguridad bancaria, seguridad de
las personas
En algunos mercados internacionales, se tiende a que
la gestión del dinero en metálico la realicen diferentes
tipos de autómatas
1...,74,75,76,77,78,79,80,81,82,83 85,86,87,88,89,90,91,92,93,94,...132
Powered by FlippingBook