Seguritecnia 401 - page 87

SEGURITECNIA
Octubre 2013
87
Artículo Técnico
yor: un oficial de Marina y el autor de
este artículo. El primero, orientó sus ac-
tividades a la propulsión nuclear para
submarinos y el segundo, del Cuerpo
Politécnico del Ejército, a temas de ar-
mamento nuclear y agresivos radiacti-
vos, pero de forma totalmente privada
y oficiosa. A este respecto, conviene
señalar que el autor de este artículo
nunca recibió instrucciones u órdenes
de sus superiores para tratar temas de
armamento nuclear o agresivos radio-
lógicos. Sus actividades en la JEN estu-
vieron dentro de actividades de segu-
ridad nuclear y protección radiológica
destinadas al licenciamiento de insta-
laciones nucleares o radiactivas ubica-
das en nuestra patria.
En los años
1987
y
2001
aparecie-
ron en la prensa [Referencias 2 y 3] artí-
culos que de alguna forma desvelaban
actividades llevadas a cabo en España
a fin de dotar a sus Fuerzas Armadas
de armamento nuclear. Últimamente,
el 8 de marzo del año 2013, el ABC pu-
blic
ó el artí
culo titulado:
El misterio de
la bomba atómica que quiso construir
Franco
. Algunos profesionales de aquél
entonces pusieron en duda algunos
aspectos de tales artículos, tachándo-
los de falsos. No obstante, el autor de
este artículo, que también trabajaba
en la JEN en aquél entonces, desta-
cado por el Alto Estado Mayor, pudo
comprobar la veracidad de muchas
afirmaciones.
Algunos miembros del Cuerpo de In-
genieros Politécnicos del Ejército, tam-
bién de forma privada, estudiaron las
armas atómicas y publicaron en la Re-
vista del Colegio Oficial de Ingenieros
de Armamento, titulada
Memorial de la
Ingeniería de Armamento
, algunos artí-
culos que se referencian en [4], [5] y [6].
Con estos antecedentes, en el ex-
tranjero sospechaban de las intencio-
nes de nuestra patria de dotarse de
tal tipo de armamento. El SIPRI (Stoc-
kholm Internacional Peace Research
Institute) comentaba que a España so-
lamente le separaba de poseer este
tipo de armamento una decisión polí-
tica, pues técnica y económicamente
era de todo punto viable.
El programa electoral del Gobierno
de
1982
prometía «estudiar favorable-
mente la firma del TNP [Tratado sobre
la No Proliferación de las armas nuclea-
res]». Su presidente, en su primer de-
bate de investidura, resaltó su actitud
positiva a la firma del Tratado; pero un
año después cambió de opinión.
Desechado este argumento para no
firmar el TNP, el presidente volvió sus
ojos hacia objeciones más tradiciona-
les. En unas declaraciones formuladas
en enero de
1985
, lo calificó de tratado
«hipócrita y humillante», argumentos
empleados por la diplomacia del ge-
neral Franco. Ésta fue también la ra-
zón aducida para no plegarse a las pre-
siones de la Comunidad Europea. Los
negociadores españoles consiguieron,
una vez más, una salida a la medida
de sus deseos: someterse a las salva-
guardias del EURATOM, que es el orga-
nismo comunitario encargado de estos
temas, y no al TNP.
El tema de las llamadas “minibom-
bas nucleares” (armas tácticas que per-
miten su empleo en el teatro de ope-
raciones, por sus relativamente peque-
ños efectos colaterales, de unos cinco
kilotones de energía) ha traído de
nuevo a la actualidad el asunto de la
no proliferación. En efecto, si se lee de-
tenidamente la Referencia [8], permite
interpretar que los artefactos nucleares
de nuevo diseño (como lo son dichas
minibombas) no están sometidas a di-
cho Tratado. Esta interpretación per-
mite concluir, como en el caso espa-
ñol, que tampoco nuestros diseños, al
ser originales, violan dicho Tratado.
Referencias:
[1]
El libro de la Energía
. Fórum Atómico
Español, 1987.
[2] Artículo aparecido en el diario
El País
el día 1 de febrero de 1987, titulado
La
tentación de la bomba
.
[3]
El Mundo
en su suplemento “Crónica”
del día 10 de junio de 2001, titulado
La
otra conspiración. La bomba que Franco
soñó
.
[4] En el año 1969, en la revista del Cole-
gio Oficial de Ingenieros de Armamento
y Material, denominada
Memorial de la
Ingeniería de Armamento,
en su número
50, aparece un artículo de Fernando Sa-
leta Sanabria, profesor de la Escuela Su-
perior Politécnica del Ejército y colabo-
rador de la JEN, titulado
Explosivos Nu-
cleares
.
[5] En el número 110 (año 1988) de la re-
vista del Colegio Oficial de Ingenieros
de Armamento, denominada
Memo-
rial de la Ingeniería de Armamento
, el ar-
tículo
Cuestiones relacionadas con armas
atómicas
, por el licenciado en Químicas
y doctor ingeniero de Armamento Se-
bastián Pérez Crusell.
[6] En el año 1991, en el número 122 de
la citada revista aparece el artículo ti-
tulado
Panorama actual y nacional de
la ingeniería de armamento en el campo
de la defensa nuclear
, donde se expone
la forma de conseguir material estraté-
gico de uso militar y el diseño de un ar-
tefacto atómico; escrito por Francisco
Díaz de la Cruz.
[7]
List of states with nuclear weapons or
programs to get them
.
[8]
Mini-bombas nucleares. La nueva ame-
naza
. Publicación de Tierramérica.
S
1...,77,78,79,80,81,82,83,84,85,86 88,89,90,91,92,93,94,95,96,97,...132
Powered by FlippingBook