Santiago Cortés Burns Jefe de la División de Seguridad, Calidad y Medio AmbienteENAIRE

“La preocupación con los drones no proviene de los profesionales sino de quienes los ven como un juguete”

Santiago Cortés de ENAIRE.

La navegación aérea no es ajena a la transformación digital ni a las nuevas tecnologías, lo que trae consigo notables avances y a su vez nuevas amenazas. De ello sabe bien Santiago Cortés, jefe de la División de Seguridad, Calidad y Medio Ambiente de ENAIRE, quien señala directamente a la ciberseguridad, el uso de drones y el intento de interferir en los sistemas de control de las aeronaves como los tres grandes retos en este ámbito. En ellos trabaja el ente público bajo el liderazgo de este ingeniero aeronáutico, que desde 2013 tiene responsabilidades en la mejora del Sistema de Gestión de Seguridad de la corporación para que los ciudadanos puedan volar protegidos.

ENAIRE es el principal proveedor de navegación aérea de España. ¿Cuáles son los retos más destacados que afectan a la seguridad en este ámbito?

Debido a los avances tecnológicos, junto con las amenazas tradicionales por todos conocidas, actualmente estamos abordando tres grandes retos ante los que no nos podemos quedar impasibles. Uno de ellos es la ciberseguridad. Este ámbito no afecta únicamente a la seguridad aérea, pero, dada la criticidad y las particularidades de este sector, debemos seguir evolucionando hacia soluciones capaces de hacer frente a las amenazas relativas a los sistemas y redes de comunicaciones.

Otro de los principales retos está relacionado con el rápido desarrollo de la industria de los drones y sus posibles usos ilícitos contra la aviación.

El tercer gran reto al que debemos hacer frente son las posibles interferencias que puedan realizarse de manera deliberada contra los sistemas que prestan servicios de navegación aérea, que pueden comprometer la integridad de la información.

¿Qué áreas componen la estructura de seguridad de la compañía y cuáles son sus principales cometidos?

La División de Seguridad, Calidad y Medio Ambiente depende directamente de la Dirección General. Dentro de esta área se encuadra la División de Seguridad, responsable de la seguridad operacional (Safety), la seguridad física (Security) y la ciberseguridad. Existen a su vez departamentos responsables de seguridad operacional y de seguridad física en cada una de las cinco regiones en las que se divide ENAIRE, que dependen funcionalmente de la estructura que he mencionado.

El principal cometido de esta estructura de seguridad es garantizar, monitorizar y evolucionar en la aplicación de los procedimientos del Sistema de Gestión de Seguridad, supervisado a su vez por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

¿Cuáles son las tecnologías más avanzadas actualmente para proteger la navegación aérea?

Los sistemas automáticos de control de tránsito aéreo facilitan la labor del controlador en la visualización y gestión de las aeronaves. En este sentido, se le proporcionan redes de seguridad avanzada que alertan con antelación de posibles conflictos entre aeronaves próximas o sobre movimientos no adecuados de aeronaves en el entorno de aeródromo. A su vez, disponen de sistemas de comunicación con la aeronave, tanto de voz como de mensajería directa, que facilitan la comunicación fluida y eficiente.

En el ámbito de seguridad física, las instalaciones y dependencias están dotadas de sistemas de protección y control de acceso avanzados. Disponen a su vez de conexión constante e inmediata con los centros de respuesta ante incidentes de ciberseguridad de referencia en España y de tecnologías avanzadas en la protección frente a intrusiones.

Recientemente han dado a conocer su Plan de Vuelo 2020. ¿Cuáles son los principales objetivos estratégicos que marca el documento en relación con la seguridad?

Los dos objetivos principales que nos hemos marcado en el denominado Plan de Vuelo 2020 en materia de seguridad son, por un lado, el aumento de la seguridad y protección de las dependencias desde las que ENAIRE presta los servicios de navegación aérea, incluyendo la mitigación y recuperación de las instalaciones y sistemas ante posibles incidencias. Para ello, uno de los aspectos primordiales en el que estamos trabajando es la coordinación y colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a través de la Secretaría de Estado de Seguridad y las unidades territoriales en las demarcaciones correspondientes. Asimismo, disponemos de mecanismos de coordinación inmediatos y permanentes con las unidades de gestión y coordinación de cada uno de los organismos.

Por otro lado, estamos haciendo un gran esfuerzo en el apartado de seguridad de la información y la ciberseguridad. Prueba de ello es la creación de una Oficina de Ciberseguridad, encargada de la gestión y coordinación de todas las actividades de ENAIRE en esta materia. Entre otras iniciativas, esta oficina ha promovido la obtención del Certificado de Conformidad con el Esquema Nacional de Seguridad.

Santiago Cortés, navegación aérea.

A lo largo de los últimos años han conseguido reducir el número de incidentes de aviación. ¿Cuáles han sido los factores clave que han contribuido a ese descenso?

La implantación y consolidación de los Sistemas de Gestión de Seguridad han contribuido a esta reducción en la industria del transporte aéreo en general y en ENAIRE en particular. Además cabe señalar la actuación profesional y rigurosa de los controladores aéreos y los técnicos, así como los avances tecnológicos en la facilitación de la operación.

El Sistemas de Gestión de Seguridad pone a disposición de la organización una serie de procedimientos que facilitan y dan garantías para una operación segura, si bien el principal protagonista de esta operación es siempre el personal de primera línea.

¿Qué tipo de incidentes son más frecuentes y cuáles los que más le preocupan como responsable de Seguridad?

Podríamos diferenciar dos categorías de incidencias de seguridad a las que ENAIRE hace frente. Por un lado, las que tienen como objetivo a las aeronaves, como son las amenazas de artefactos explosivos a bordo, los secuestros aéreos o las incursiones de aeronaves en espacios aéreos restringidos.

«Debemos seguir evolucionando hacia soluciones capaces de hacer frente a las amenazas sobre los sistemas y redes de comunicaciones»

En estos casos, el controlador de tránsito aéreo es una pieza fundamental en la resolución de la incidencia ya que actúa como enlace con la aeronave hasta que las autoridades responsables toman el control de la situación. Adicionalmente, una unidad de gestión H24 realiza las coordinaciones, tanto internas como externas, ante este tipo de situaciones.

Por otro lado, nos enfrentamos con incidencias ocurridas en las propias instalaciones y sistemas involucrados en la prestación de los servicios de navegación aérea. Para afrontarlas, ENAIRE dispone de un Sistema de Gestión de Seguridad, el cual permite abordarlas de manera más rápida y eficaz, tanto de modo preventivo como reactivo. Cada emplazamiento desde el que prestamos servicio dispone de un Programa de Seguridad, el cual incluye el análisis de riesgos del mismo. En este sentido, las incidencias más comunes son el intento de intrusión, robo de material y vandalismo.

Para ambos tipos de incidencias existen protocolos preestablecidos que determinan las líneas de actuación y coordinación, tanto interna como externa, hasta su resolución.

¡Sigue Leyendo!

Aquí te hemos mostrado tan solo un resumen de esta entrevista.

¿Quieres leer la entrevista completa?

Leer Completo
Contenido seleccionado de la revista digital