Asociaciones de PCI recuerdan la obligatoriedad de revisar los equipos y sistemas durante la desescalada

Protección Contra Incendios (PCI).
Ampimex

La Asociación de Empresas Mantenedoras de Extintores y de Equipos y Sistemas de Prevención y Protección Contra Incendios (Ampimex) y Tecnifuego han recordado, a través de sendos comunicados, la obligatoriedad de mantener y revisar dichos equipos y sistemas durante la fase de desescalada.

De hecho, el mantenimiento de las instalaciones y equipos de protección contra incendios no ha dejado de ser obligatorio por ser considerado esencial. Según Ampimex, ninguna norma jurídica aprobada y publicada hasta ahora ha dejado en suspenso las obligaciones establecidas en los reglamentos de seguridad industrial.

Aunque, por otro lado, la Orden SND/325/2020, del Ministerio de Sanidad, de 6 de abril, aprueba criterios interpretativos y prorroga la validez de los certificados de verificaciones y mantenimientos preventivos establecidos en la regulación de seguridad industrial y metrológica.

No obstante, para Ampimex, esta Orden Ministerial no suspende ninguna obligación de mantenimiento. “Lo único permite es alargar los plazos reglamentarios en los que se debían realizar las operaciones de mantenimiento de equipos e instalaciones”, aseguran.

Desde la Asociación insisten en que tampoco ninguna norma ha suprimido o dejado en suspenso o sin efecto las tablas de revisiones y mantenimientos establecidas en el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios. Unas tablas que establecen con carácter obligatorio revisiones trimestrales, semestrales, anuales y quinquenales.

Por tanto, mantenedor y dueño o usuario de la instalación deben ponerse de acuerdo para retomar las operaciones de mantenimiento pendientes. Así como para realizarlas a la mayor brevedad, y en lo que queda de año. Además, habrá que ir ajustando revisiones para que no se solapen.

RIPCI. Instalación contra incendios.