Gunnebo y Ferrimax colaborarán en el mercado español

Gunnebo Ferrimax
Redacción.

Gunnebo y Ferrimax han anunciado que colaborarán en el mercado español. Como resultado de dicho acuerdo, la multinacional sueca reforzará la comercialización y distribución de sus cajas fuertes Chubbsafes. Y la alianza se enmarca en la estrategia Safe Storage adoptada por Gunnebo para diferenciar entre la venta directa e indirecta.

Según Stefan Syrén, presidente y CEO de Gunnebo, “la colaboración con Ferrimax reafirma nuestra apuesta por este modelo de distribución en mercados europeos críticos”. Asimismo, el directivo ha destacado el papel de Ferrimax como distribuidor exclusivo. “Contamos con el mejor partner para relanzar las ventas en España. Y su colaboración nos permitirá ser un proveedor de referencia en la comercialización de cajas fuertes”, ha manifestado.

Sobre estas últimas, Antonio de la Casa, CEO de Ferrimax, ha recordado que la empresa española atesora una experiencia de más de 40 años. Y no ha dudado en señalar que el acuerdo con Gunnebo “permitirá ofrecer la mejor experiencia para el cliente”. Y ello será posible “gracias a una amplia y completa gama de productos”, así como a “un profundo conocimiento del mercado español”.

Gunnebo: una compañía histórica

La historia de Gunnebo se remonta nada menos que a 1764, año en que Han Hultman comenzó a fabricar martillos en el sudeste de Suecia. El negocio prosperó y en 1889 se creó Gunnebo Engineering con varias fábricas dedicadas al trabajo del metal.

Actualmente, la empresa está especializada en soluciones y servicios de seguridad. Y su oferta se articula en torno a cuatro líneas de negocio: gestión de efectivo, control de accesos, seguridad electrónica y custodia de valores. Además, cuenta con 10 fábricas y más de 4.400 empleados, está presente en 25 países y posee una extensa red de partners en 100 mercados. En cuanto a su facturación anual, supera los 475 millones de euros.

Ferrimax: referente en seguridad física

Por su parte, Ferrimax se creó a finales de los años 70 del siglo pasado. Y su catálogo abarca desde cajas fuertes hasta cámaras acorazadas para diferentes sectores. Sobre la situación del mercado de la seguridad en España, Antonio de la Casa ha observado que ha sido bien explotado por las empresas de alarmas. Pero, a su juicio, “queda un gran potencial para el desarrollo de otras áreas”.