La Guardia Civil intensifica los controles en zonas industriales para evitar actividades no esenciales

Guardia civil habla con un vigilante de seguridad
Guardia Civil

La Guardia Civil ha incrementado los controles en zonas industriales para evitar la realización de actividades no esenciales durante el estado de alarma. Para ello, la Benemérita ha intensificado la vigilancia de poblaciones, polígonos industriales y carreteras por tierra, mar y aire. Estos controles se suman a los establecidos por la Guardia Civil en vías urbanas e interurbanas o en el interior de las ciudades por la crisis del Covid-19.

La Guardia Civil ha inspeccionado en las últimas horas a los polígonos de Ágreda (Soria), La Piel, Ubrique, Cabanillas del Campo (Guadalajara), Llanos Salteras (Sevilla) o Fuente Palmera (Córdoba), entre otros. También otros enclaves como la lonja de Chipiona, en Cadiz.

En Zaragoza, efectivos de la Guardia Civil se ha entrevistado con vigilantes de seguridad para verificar que se cumplen las restricciones en los establecimientos comerciales. También han inspeccionado empresas del sector textil.

En Mogán (Las Palmas) los agentes han llevado a cabo inspecciones para comprobar el cierre de hoteles durante el periodo de cuarentena.

En La Rioja, el Servicio Aéreo de la Guardia Civil ha incrementado la vigilancia de poblaciones, polígonos industriales y carreteras para garantizar la prestación de servicios esenciales.