Sindicatos y empresas de servicios reclaman una compensación si Aena suspende contratos

Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas
Redacción

Varias asociaciones prestadoras de servicios y sindicatos han reclamado al Gobierno que no excluyan a Aena de la contratación pública durante la crisis del Covid-19, aunque cotice en bolsa. Lo han hecho a través de una carta enviada al ministro  de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Abalos, y al presidente de Aena, Maurici Lucena, tras la propuesta de la gestora aeroportuaria de suspender temporalmente los contratos de servicios que tiene suscritos, dada la falta de movimiento aeroportuario.

Las organizaciones firmantes de la misiva son CCOO, UGT, la Asociación de Empresas de Mantenimiento Integral y Servicios Energéticos (AMI), la Asociación Nacional de Empresas de Asistencia en Movilidad (ANEAMA), la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser) y la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel).

Indemnizaciones por suspensión de contrato

Entre las medidas económicas que aprobó el Gobierno el 17 de marzo se estableció que las Administraciones Públicas puedan indemnizar a sus contratistas por los daños y perjuicios que les causara la suspensión temporal de sus contratos. Sin embargo, esta disposición deja fuera los contratos adjudicador por entidades públicas que coticen en bolsa y no tengan ingresos en los Presupuestos Generales del Estado, como en el caso de Aena.

Según los sindicatos y las asociaciones de servicios “la decisión que Aena pretende imponer es especialmente injusta, teniendo en cuenta que el gestor aeroportuario es una empresa de titularidad pública, pero tiene el 49 por ciento de su capital en manos privadas y en el año 2019 tuvo unos ingresos de 4.503 millones de euros, con un beneficio de nada menos que de 1.442 millones”.

Por todo ello, los firmantes de la carta instan al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y a Aena a “reconsiderar su decisión”. En concreto les piden “actuar como van a hacer el resto de las administraciones y empresas públicas y privadas, compensando a sus contratistas de los daños que sufran, a fin de evitar que las consecuencias de la crisis sean soportadas por los más vulnerables, los trabajadores de los sectores afectados”.

Los representantes de los sindicatos y asociaciones firmantes han asegurado que si esta decisión de Aena no cambia supondrá que las empresas de servicios hagan un ERTE «que podría afectar a más de 10.000 trabajadores”. En ese sentido, apelan «a la responsabilidad para que las empresas no se vean abocadas a destruir empleo y que nadie quede atrás”.