Píldora informativa de la Fundación Borredá sobre control de personas

Tecnologías para el control de personas en el mundo post-COVID

El control de personas se ha vuelto imprescindible en la denominada “nueva normalidad”. Los comercios tendrán un aforo limitado más estricto, en muchas instalaciones deberemos acceder previa comprobación de la temperatura y el acceso a nuestros puestos de trabajo no se realizará como hasta ahora. Para abordar todas estas situaciones, la Fundación Borredá celebró su última píldora informativa de la mano de sus socios protectores Axis Communications, Tecosa, Milestone y everis Aeroespacial, Defensa y Seguridad.

control de personas
Por Juanjo S. Arenas

La última de las píldoras informativas de la Fundación Borredá tuvo como protagonista a la tecnología para el control de personas en la nueva etapa post-coronavirus. En ella participaron algunos de sus socios protectores. Concretamente, Alberto Alonso, Business Development Manager for Retail Segment para el sur de Europa de Axis Communications; Antonio Castro, Product Manager de Tecosa; Jaime Durbán, Channel Business Manager para España y Portugal de Milestone; y Laura Rodríguez, del Área de Identidad de everis ADS (Aeroespacial, Defensa y Seguridad). Como en anteriores ocasiones, el encuentro digital estuvo moderado por César Álvarez, coordinador de Proyectos de la Fundación, y contó con la participación de Ana Borredá, presidenta de la entidad.

Control de aforo

El primer ponente en intervenir fue Alberto Alonso, de Axis Communications, para estudiar el control de aforo como medida preventiva. “El control de aforo se ha convertido en una necesidad que, si ya existía con anterioridad, ahora se ha vuelto primordial”, aseguró al inicio.

Por lo tanto, en esta nueva etapa post-COVID lo que importa es actuar en tiempo real. Por ejemplo, contar con una pantalla informativa, utilizar cartelería digital o establecer mensajes de audio informando de cuándo no se puede acceder a un determinado lugar. “Aun así, puede ser que la gente continúe sin sentirse segura. Para ello podemos visualizar en vivo, a través de diversas aplicaciones, cómo de lleno está un establecimiento”, complementó.

Y es que, tal y como concluyó Alonso, “aunque todo esto haya surgido con la crisis del coronavirus, el control de aforo ha llegado para quedarse. De hecho, lo veremos en los próximos meses y en los próximos años en diversos lugares”.

Alberto Alonso
Alberto Alonso (Axis Communications).

Prevención

El siguiente ponente fue Antonio Castro, de Tecosa, quien abordó la prevención del coronavirus en la inspección mediante rayos X y detectores de metales. No obstante, dejó claro que no existe ningún medio de seguridad, por el momento, que detecte a ciencia cierta el coronavirus cuando se pasa por él.

Para ilustrar su exposición realizó un recorrido por un medio de control en aeropuertos con retorno automático de bandejas. Un concepto de futuro que ya está presente en numerosas instalaciones aeroportuarias.

Primeramente, el pasajero deposita en una única bandeja totalmente desinfectada sus pertenencias. Posteriormente, tras su inspección por rayos X, el pasajero pasa por el control de personas y recoge su equipaje. Las bandejas, cuando están vacías, deben ser devueltas por la parte inferior. Es en ese momento en el que pasa por un dispositivo con luz ultravioleta para desinfectarlas. “Las ventajas de este sistema son muchas: es invisible, no afecta a la velocidad y es una medida de protección para empleados y pasajeros” completó Castro.

Además, también puede pasar por un arco de detector de metales, que cuenta con medición de temperatura, y ser sometido a una reinspección.

En conclusión, “unas medidas que pueden reducir las posibilidades de contagio”.

Antonio Castro
Antonio Castro (Tecosa).

Plataformas de vídeo

A continuación, Jaime Durbán, de Milestone, abordó cómo las plataformas de vídeo abiertas se adaptan a la pandemia en lo referente al control de personas. Para ello habló de las cámaras termográficas. Un sistema fiable y poco intrusivo para conocer la temperatura, pero solo la superficial. “No es como un termómetro”, especificó Durbán.

Además, al igual que el representante de Axis, mencionó la utilización del control de aforos. A lo que le añadió la tecnología de analítica de vídeo para analizar el comportamiento de los usuarios. “Con ella se puede conocer si la gente tiene puesta la mascarilla o si cumple el distanciamiento social. Pero el inconveniente es que solo podemos actuar en consecuencia; no se evita el problema”, puntualizó.

En definitiva, aunque no sabemos con exactitud cómo va a ser la nueva realidad, se van a producir muchos cambios. Aun así, “la adaptación de las plataformas abiertas a este tipo de pandemias es bastante rápida. Tienen una flexibilidad muy alta”, finalizó el ponente.

Jaime Durban
Jaime Durbán (Milestone).

Biometría

Para concluir este ciclo de píldoras intervino Laura Rodríguez, de everis ADS, para tratar el control de las personas en la nueva era digital gracias a la biometría y la inteligencia artificial. “Hasta ahora, los controles de acceso requerían verificar la persona que accede, se hacían de forma manual y los procesos eran poco ágiles. Incluso se podrían producir aglomeraciones. Y aunque se incrementen las medidas de limpieza, hay un contacto. Algo que con la nueva realidad puede generar recelo”, comenzó su exposición.

Por todo ello, para Rodríguez, un control de accesos debería ser sin contacto, sin utilizar papel y estar desatendido. “Tiene que ser ágil y rápido para que el usuario pase el menor tiempo posible en esa situación. Además, ha de ser seguro para el usuario y para la empresa, así como mejorar su experiencia”, completó.

“Aquí prima la seguridad”, continuó. “Por eso es importante que no haya un fraude de la documentación presentada y que se realice una identificación fehaciente de la persona”, concluyó.

Finaliza así un ciclo de tertulias por el que han pasado más de 1.600 profesionales para conocer la realidad post-COVID.

Laura Rodriguez
Laura Rodríguez (everis).
Principales conclusiones de la última píldora de la Fundación Borredá

Algunas de las principales conclusiones de la píldora informativa sobre el control de personas fueron las siguientes:

1. El control de aforos es uno de los principales sistemas de seguridad que se impondrán en la “nueva normalidad”. Los usuarios podrán conocer en tiempo real el aforo de los establecimientos.

2. Gracias a un correcto sistema de rayos X y de detectores de metales, los pasajeros de los aeropuertos ven reducidas las posibilidades de contagio de COVID-19.

3. La adaptación de las plataformas abiertas a la realidad es bastante rápida. También durante la pandemia. Los profesionales de la seguridad pueden utilizar cámaras térmicas, control de aforos, analítica de vídeo, etc. para prevenir el contagio.

4. Los controles de accesos en esta nueva etapa deben cambiar. Ahora han de ser contacless, paperless y mantener seguro a quien pase por ellos. Todo ello, sin olvidar la experiencia del usuario.