Jose Luis Romero_Hanwha
José Luis Romero Country Director Hanwha Techwin Europe

Nuevos usos de la Inteligencia Artificial

Inteligencia Artificial.

Como hemos comentado en numerosas ocasiones, todas las investigaciones destacan lo complejo que es para cualquier persona estar concentrado durante más de 20 minutos en escenas donde la actividad es reducida o monótona. Veamos cómo la tecnología ha ido evolucionando y ayudando tanto a los jefes de Seguridad como a los operadores de los centros de control, con el fin de responder de manera eficaz ante los incidentes, aunque exista una pérdida momentánea de concentración.

Hace ya varias décadas, el mercado evolucionó con el lanzamiento de los domos PTZ, una novedosa solución que permitía supervisar y seguir, de forma manual, objetos en movimiento. Detalles de distintas actividades eran observados y controlados trabajando con estos equipos, utilizando las opciones de panorámica, inclinación y zoom mediante joystick o teclado.

Sobre esa novedad, una primera mejora: los famosos “presets”. Poder prefijar posicionamientos del domo PTZ aumentó el valor añadido de estos equipos mediante una exploración programada de distintos puntos de supervisión. Fue, y siguen siendo, de gran ayuda para los operadores y usuarios.

En 2008 se logró otro importante avance, sobre todo para la supervisión eficiente de zonas abiertas. Nuestra compañía, Hanwha Techwin, se situó entre los primeros fabricantes en presentar un domo PTZ con la función de seguimiento automático (autotracking). Estos disponían ya por entonces de varias opciones de activación: bien manual, por parte del operador o usuario, bien mediante analíticas de vídeo o eventos de alarma.

Seguimiento automático

Pero la tecnología no para de evolucionar… y estamos ante un nuevo gran salto tecnológico, que lleva la eficacia y la eficiencia del seguimiento automático de los domos PTZ a un nuevo nivel. Una nueva generación de domos PTZ, equipada con Inteligencia Artificial y Deep Learning de alta precisión, que permite la detección de objetos y la clasificación de los mismos en vehículos o personas. De esta manera, ante un evento, podremos asociar el domo a uno de ellos (vehículos o personas) potencialmente involucrado en actividades delictivas a medida que se mueve por el campo de visión de la cámara.

Esta solución no requiere la participación del operador o usuario, pues permite que el domo PTZ funcione de forma autónoma apoyado por las analíticas. Sin embargo, esto no es una imposición o impedimento para que el operador pueda tomar el control del sistema en el momento que crea oportuno.

El seguimiento automático con Inteligencia Artificial ofrece un nivel muy alto de precisión porque no se ve afectado en forma alguna con el ruido del vídeo, hojas o árboles en movimiento o nubes; ni siquiera con animales. Dicho de forma sencilla, ignora estas causas habituales de falsas alarmas porque solo se centra en los objetos clasificados como personas o vehículos. De esta manera se aporta una excelente ayuda a los operadores de las salas de control en la supervisión de zonas amplias: aeropuertos, estadios deportivos, aparcamientos, ciudades, plantas industriales, etc. Su utilidad es evidente tanto en zonas abiertas como en el control de perímetros y puntos de acceso.

Se debe enfatizar que el seguimiento automático mediante Inteligencia Artificial ha sido diseñado para complementar, y no reemplazar, la experiencia de los operadores de la sala de control. Dicha experiencia es clave, principalmente cuando, de forma proactiva, los operadores utilizan manualmente los domos PTZ para monitorizar aquello que consideran que puede ser una actividad sospechosa para, si es necesario, observar de cerca detalles y acciones que les permitan verificar lo que realmente está ocurriendo.

Igualmente, funciones clásicas como los “presets” o “panorámica continua” se mantienen como prestaciones estándar, pues desempeñan un papel importante en la disuasión de actos delictivos. Se crea una fuerte impresión en los posibles delincuentes de que están siendo observados, incluso si las imágenes capturadas por las cámaras no se supervisan en tiempo real.

Inteligencia Artificial.

Vanguardia

Hanwha Techwin, siempre en vanguardia, ha integrado el seguimiento automático mediante Inteligencia Artificial, junto con una innovadora función de transferencia (hand over) en los nuevos domos Wisenet X PTZ Plus, los cuales incorporan el novedoso chipset Wisenet7 de Hanwha Techwin en su núcleo. Si precisa de una solución de videovigilancia para grandes zonas abiertas, aplicaciones de protección perimetral y control de puntos de acceso, Wisenet X PTZ Plus es su mejor opción.

Es una gama completa de domos PTZ con resoluciones de dos megapíxeles, seis megapíxeles y 4K que cuentan con un control PTZ manual preciso, una precisión mejorada de los posicionamientos prefijados y un rango de inclinación extendido de hasta 110 grados que permite ver cualquier objeto colocado sobre la horizontal de la cámara.

Además, gracias a la tecnología de infrarrojos adaptativa, los LED de infrarrojos integrados se enfocan automáticamente en los objetos. Esto permite que las cámaras capturen imágenes de alta calidad de objetos hasta una distancia de 200 metros, independientemente de las condiciones de iluminación.

Wisenet X PTZ Plus se define, asimismo, por ser una solución compacta, ligera y de fácil instalación, con un sencillo cableado. A ello se le añade que es una solución cibersegura, característica clave de los equipos que incorporan el chipset Wisenet7.

Transferencia

Destacar, por último, una función exclusiva de los domos PTZ de Hanwha Techwin: la transferencia o hand over. Permite mover las cámaras adyacentes a posiciones preestablecidas y, de esa forma, continuar con el seguimiento automático de una persona o vehículo objetivo a medida que se mueven fuera del campo de visión de la primera cámara. Así, se minimiza el riesgo de que posibles actividades delictivas ocurran sin ser vistas ni registradas.