Diez conclusiones de la última tertulia digital de la Fundación Borredá

El encuentro digital tuvo como protagonista a las lecciones aprendidas en seguridad para la vuelta a la normalidad

lecciones aprendidas en seguridad
Redacción

La Fundación Borredá organizó, el 21 de mayo, un encuentro digital en el que estudió las lecciones aprendidas en seguridad para la vuelta a la normalidad. Una jornada que se enmarca en su ciclo de tertulias digitales sobre seguridad y coronavirus.

En este evento online se dieron cita tres socios protectores de la entidad sin ánimo de lucro. En concreto, los participantes fueron Félix de Andrés, Cyber Risk Manager de Deloitte; José Bolaños, responsable de Protección de Riesgos Laborales de Siemens; y Agustín Muñoz-Grandes, CEO de S21sec.

Las diez principales conclusiones sobre lecciones aprendidas en seguridad expuestas durante la tertulia fueron las siguientes:

  1. El trabajo realizado en materia de seguridad hasta que se desató la crisis sanitaria había sido bueno. Precisamente, por todo este trabajo el impacto no ha sido mayor en las organizaciones.
  2. Las amenazas y los ciberdelincuentes se adaptan continuamente a las circunstancias. En tiempos de COVID-19, también. Ahora explotan todo lo relacionado con el coronavirus.
  3. Antes de la pandemia, en ocasiones, la seguridad y la privacidad iban de la mano. Pero en otras se enfrentaban. Con el COVID-19 este hecho se ha puesto en duda, y ahora prima más la seguridad. ¿Pero, durante cuánto tiempo?
  4. La regulación, sobre todo en materia de protección de datos, debe ser clara en cuanto al binomio seguridad-privacidad. Sobre todo, desde el punto de vista de tomar la temperatura corporal.
  5. Las organizaciones, independientemente de que cuenten o no con planes de continuidad y de crisis, deberán prepararse para otras posibles contingencias.
  6. Las compañías han acelerado su proceso de transformación digital gracias a la pandemia.
  7. El aumento de teletrabajo ha provocado nuevos riesgos o el incremento de otros nuevos. Además, ha vuelto a poner de relieve que las personas son el eslabón más débil.
  8. La crisis económica posterior a la pandemia propiciará un reajuste de las partidas destinadas a ciberseguridad. Incluso se producirá una dicotomía entre mayor número de amenazas y menor presupuesto.
  9. La situación actual de teletrabajo no es la idónea. Falta ergonomía y existen profesionales que trabajan con problemas personales y familiares muy importantes. Algunos de ellos muy graves. De hecho, se ha experimentado un incremento de las consultas a los servicios médicos de las compañías.
  10. Tanto organizaciones como usuarios tienen todavía por delante muchas lecciones que aprender. Todos ellos deberán adaptarse continuamente a la situación.
Tertulias virtuales de la Fundación Borredá

La Fundación Borredá ha puesto en marcha un ciclo de tertulias virtuales en las que analizará el impacto de la pandemia del COVID-19 desde diferentes perspectivas. En ellas participarán sus socios protectores, así como los profesionales que componen su comité técnico.

Tras las dos primeras tertulias, la siguiente será:

  • Haciendo prospectiva: el futuro de la seguridad (28 de mayo), dónde se debatirá acerca del futuro de la seguridad tras la crisis sanitaria.