Cae ‘El Bubu’ y su red de narcotráfico en una amplia operación de la Guardia Civil

Operación Ranger de la Guardia Civil contra el narcotráfico.
Redacción

Agentes de la Guardia Civil han dado un golpe al narcotráfico tras culminar una operación en la que se ha desmantelado una de las organizaciones criminales más activas en España. Durante la investigación han sido arrestadas 30 personas, entre ellas el líder de la banda, conocido como Bubu. En ella han participado más de 250 agentes de diferentes unidades de la Guardia Civil de toda España, que han realizado un total de 23 registros domiciliarios en las provincias de Cádiz, Málaga, Almería, Pontevedra y Melilla.

La operación, bautizada como «Ranger», comenzó en abril de 2023 tras detectar los agentes a una organización dedicada a la botadura de embarcaciones de alta velocidad, usadas habitualmente para el transporte de hachís desde Marruecos. Los investigadores descubrieron varias naves logísticas, tanto en Almería como en el Campo de Gibraltar, donde los detenidos ocultaban y preparaban las embarcaciones que traían desde Portugal y Pontevedra, antes de su botadura.

Narcotráfico y trata de seres humanos

Lo que sorprendió a los investigadores es que las embarcaciones, además servir para el narcotráfico de hachís, también eran utilizadas para transportar migrantes desde las costas marroquíes y para rescatar mochilas de cocaína ocultas en buques portacontenedores procedentes de Sudamérica, antes de su llegada al Puerto de Algeciras. «Esto demuestra la gran capacidad operativa y adaptabilidad de la organización criminal y de su líder, Bubu, ya que hacían uso de su infraestructura utilizada para el tráfico de hachís, para llevar a cabo estas otras actividades que le reportaban incluso mayores beneficios», afirma la Guardia Civil en una nota.

Los agentes han intervenido en esta operación 2.296 kilos de hachís, 508 kilos de cocaína, 1.065 plantas de marihuana. Asimismo, han intervenido 12 embarcaciones (de las cuales seis son embarcaciones de alta velocidad), 10 motores de embarcación de 350 cv, dinero en efectivo de diferentes divisas cuyo valor asciende a 200.000 euros, multitud de remolques y cabezas tractoras, así como un camión militar utilizado para la botadura de las lanchas motoras.

Por otro lado, han detectado la entrada irregular a España de 166 emigrantes, que llegaron en las embarcaciones a través de las costas de Almería y del Campo de Gibraltar.

Conexiones internacionales

Este carácter policriminal de la organización permitió desarrollar una amplia capacidad operativa y logística de carácter internacional en países como Portugal, Marruecos o Colombia, afirma la Guardia Civil.

La investigación ha contado con la colaboración de diferentes policías internacionales como Europol, DEA, FBI, Guarda Costas de Estados Unidos, Gendarmería Real Marroquí, Gibraltar Royal Police y Policía Judiciaria de Portugal.