Carlos Novillo Piris viceconsejero de Interior y directorAgencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112

Carlos Novillo: "La sociedad tiene que ser más autosuficiente a la hora de responder a algunos riesgos"

Conocemos los proyectos de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112

Carlos Novillo Piris, viceconsejero de Interior y director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112.

La Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 está volcada en la pandemia del coronavirus desde que comenzó hace año y medio, lo cual no le ha impedido trabajar en diversos proyectos de mejora. El viceconsejero de Interior y director de la Agencia, Carlos Novillo, recibe a ‘Seguritecnia’ en su despacho para dar a conocer las múltiples iniciativas en las que está inmerso este organismo, en el que la normalidad es el estado de alerta constante.

La Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 (ASEM 112) nació hace cuatro años con el objetivo de integrar y coordinar los diferentes servicios encargados de estas materias en la Comunidad de Madrid. Por aquel entonces, nadie podía imaginar lo que vendría dos años después, con situaciones hasta entonces nunca vistas como la pandemia del coronavirus o la borrasca Filomena. Ni si quiera este organismo, acostumbrado a bregar con todo tipo de emergencias, había previsto algo así.

Esa es una de las razones por las que Carlos Novillo, viceconsejero de Interior y director de la ASEM 112, apuesta en firme por evolucionar: «La pandemia nos ha permitido ver que la coordinación es esencial, que la necesidad de aprovechar los recursos de manera eficiente nos obliga a impulsar la integración, la comunicación, el intercambio de información…».

Novillo asumió el cargo de director de la ASEM 112 en septiembre de 2017, cuando se creó este organismo dependiente de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid. En julio de este año, con la formación del nuevo gobierno regional, ha sido nombrado además viceconsejero, lo cual da muestra de la relevancia que va cobrando la Agencia en el organigrama de dicha consejería. En definitiva, los proyectos en los que participa o pone en marcha la ASEM 112 llevan el sello de este ingeniero agrónomo, bombero de carrera antes de pasar a su puesto actual.

Tal como explica Novillo a Seguritecnia durante la visita al organismo, una de las iniciativas más relevantes en las que está participando la ASEM 112 es la creación de un nuevo modelo integral de seguridad y policía local por parte de la Comunidad de Madrid. La conocida como Estrategia de Seguridad Integral de la Comunidad de Madrid (ESICAM179), anunciada por el Gobierno regional el año pasado, está concebida para lograr una mayor coordinación y aprovechamiento de las policías locales y sus recursos tecnológicos. El nombre de este proyecto hace referencia a los 179 municipios madrileños, de los cuales 112 cuentan con policías locales. El objetivo del proyecto es que todos los ayuntamientos se beneficien de esta integración para aumentar su seguridad. «Con una inversión anual de 75 millones de euros, lo que hacemos es incentivar la ratio de policía por habitante; es decir, vamos a aportar más cantidad económica a aquellos municipios que apuesten por tener unas plantillas mejor dimensionadas», explica el viceconsejero.

«Con una inversión anual de 75 millones de euros, lo que hacemos es incentivar la ratio de policía por habitante»

La razón de ser de la ESICAM179 es que los municipios que cuentan con policías locales integren y compartan sus recursos con el resto. «La necesidad de los ayuntamientos de contar con un mayor número de efectivos de la policía local no es la misma en el tiempo, pues muchas veces no coinciden las fiestas o los eventos multitudinarios, que es cuando existe una mayor demanda de seguridad. Por eso, poder utilizar policías de proximidad y que se integren en operativos conjuntos va a ayudar mucho a dar una cobertura mejor. Creemos además que, desde el punto de vista de la seguridad de los operativos, es mucho mejor compartir no solo la plantilla, sino también todas las tecnologías», razona el director de la ASEM 112.

Interior de la Sala de Operaciones de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112.
Interior de la Sala de Operaciones de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112.

La ESICAM179 también contempla una mayor integración tecnológica, como, por ejemplo, a la hora de utilizar el sistema de comunicación TETRA o la creación de Centro de Coordinación Municipal que sirva de referente para policías y agentes forestales a la hora de solicitar o transmitir información, y para conectar a los diferentes municipios en caso de necesidad.

«A partir de ahí, queda otra evolución que es esencial: que los municipios puedan beneficiarse de la inteligencia artificial de la videovigilancia. Hay municipios que han apostado mucho por estos sistemas, que se pueden compartir con otros municipios, de manera que se genere una red de videovigilancia y comunicación entre ellos», añade Novillo.

Emergencias y sociedad

Los cuatro años de vida de la ASEM 112 han permitido ver cómo están evolucionando las emergencias, especialmente las naturales. Los incendios forestales son uno de los máximos exponentes de ello, pues ahora «se comportan como antes no se daba». «Esa energía que tienen ahora los grandes incendios se basa, según los expertos, en dos causas principales: por un lado, el cambio de uso de los montes en España, que es un tema muy crítico porque ha estado muy imbricado el tejido social con el aprovechamiento del monte, y el cambio climático, que da origen a extremos».

«Cada vez son más recurrentes eventos como inundaciones, grandes incendios forestales o nevadas como Filomena, que antes eran cada cientos de años. Esto nos tiene que preparar para afrontar lo peor y seguir mejorando», concluye el director de la Agencia.

Pero ese «afrontar lo peor y seguir mejorando» no se refiere solo a la ASEM 112, sino también a los ciudadanos. «Hay que hacer una reflexión sobre la capacidad de respuesta que tiene la sociedad, porque necesitamos que esté preparada y sea algo más autosuficiente a la hora de responder a los riesgos que le afectan. Vivimos actualmente en una hiperprotección, pero la Administración, que es un paraguas que debe dar y garantizar la protección de los ciudadanos, tiene limitaciones imposibles de cubrir. Los ciudadanos deben prepararse y ser capaces de ayudar a los servicios profesionales a mitigar los efectos de las emergencias. Lo vimos con Filomena, en la diferencia de comportamiento entre los ciudadanos que estaban habituados a municipios donde se producen nevadas y el resto», razona el viceconsejero.

«Cada vez son más recurrentes eventos como inundaciones, grandes inundaciones o nevadas. Esto nos tiene que preparar para afrontar lo peor y seguir mejorando»

Alerta temprana de Madrid 112

Es por ello que otra de las ideas en las que trabaja la Agencia es la comunicación masiva de alertas relacionadas con las emergencias y la seguridad. Durante la borrasca Filomena, la ASEM 112 comenzó a emitir comunicados de alerta roja 72 horas antes, «pero el mensaje no caló hasta que cayó el fenómeno y entonces la gente ya sí que empezó a estar más atenta». Un sistema de alarmas podría haber contribuido a una mayor atención, considera Novillo.

«Estamos estudiando con el Estado la forma de emitir alertas a los ciudadanos de manera más contundente. No me refiero solo a los medios de comunicación y las redes sociales, sino a llegar a todos los teléfonos móviles a través de una plataforma que nos permita enviar SMS con esas alertas», apunta este profesional.

Carlos Novillo y Ana Borredá, directora de Seguritecnia.
Carlos Novillo y Ana Borredá, directora de Seguritecnia.

Por otro lado, el viceconsejero explica que el sistema de alerta temprana que utiliza la propia ASEM 112 para las emergencias climáticas funciona gracias a la integración con la Agencia Estatal de Meteorología. Si bien, en situaciones como la pandemia se aprecian necesidades de mejora: «la pandemia nos ha puesto en guardia en cuanto al sistema de alertas en el ámbito sanitario. Es sorprendente que, con la interconexión que existe en el mundo, no fuéramos capaces de avanzar lo sucedido unos días antes. Una de las primeras lecciones aprendidas es no haber adelantado 15 días las medidas contra la pandemia, viendo lo que sucedía dos meses antes». Su deseo en casos como este es, además, «poder integrar también las emergencias sanitarias en la planificación de protección civil».

Ciberseguridad

Aparte de los proyectos mencionados, la ASEM 112 tiene otros muchos en agenda, como la creación de siete nuevas ubicaciones para parques de bomberos (que se suman a las 20 existentes) con el objetivo de crear una red capaz «de llegar al 90 por ciento de la población en menos de 10 minutos». También están previstas diversas iniciativas para el Instituto para la Formación Integral en Seguridad de la Comunidad de Madrid (IFISE), que «sentarán las bases de futuro» de la capacitación de los servicios de seguridad y emergencias que trabajan para la comunidad autónoma.

«Queremos crear un Departamento de Ciberseguridad en apoyo a la Administración del Estado y a las infraestructuras»

Pero destaca sobre todo la preocupación por reforzar las capacidades de ciberseguridad de la Administración regional. «Estamos en pleno apogeo del problema de la ciberseguridad como un riesgo más, que al final puede generar una situación de crisis muy importante por cómo están controlados todos los sistemas y las infraestructuras críticas con estos con estas tecnologías. Queremos avanzar no solo a la hora de dar robustez a nuestros sistemas, sino también de ser el enlace entre la Administración del Estado y los ayuntamientos que tienen menos capacidad a la hora de afrontar estos eventos».

«Queremos crear un Departamento de Ciberseguridad que nos permita planificar y activar los sistemas de la Comunidad Madrid en apoyo a la Administración del Estado y aquellas infraestructuras que tengan un problema de ciberseguridad», anuncia Novillo.

La normalidad

El trabajo de la ASEM 112 ha estado condicionado durante el último año y medio por la COVID-19, lo cual no ha impedido el trabajo en paralelo en todas las novedades desgranadas por Novillo. De hecho, para la Agencia nunca hay tregua, ya sea porque se produce un incendio, una emergencia sanitaria o una nevada de las que hacen época. Su normalidad es el estado de alerta permanente.

«En nuestro caso, puede que esté bajando la curva de contagio y, a la vez, esté subiendo el riesgo de incendios forestales, y cuando eso acabe, llegará la época de inundaciones, las nevadas…. Es decir, estamos en un momento de alto riesgo que para nosotros es la fase de normalidad, siempre que no escale y produzca los efectos que ha tenido la pandemia. Para nosotros no hay vuelta a la normalidad», zanja el viceconsejero en la sede del organismo.