Informe "Estado de la Seguridad Electrónica" 2022, elaborado por Genetec Inc.

La seguridad electrónica cobra fuerza como facilitador de la estrategia corporativa

Ciberseguridad S21sec
Genetec Inc.

Debido a la constante evolución de los ataques cibernéticos, la unión de la tecnología de la información y la seguridad está creando nuevos enfoques para implementar estrategias sólidas de seguridad electrónica. Es una de las principales conclusiones del informe Estado de la Seguridad Electrónica de 2022, elaborado por Genetec Inc. a partir de los datos recogidos de más de 3.700 líderes de seguridad cibernética de todo el mundo.

El informe afirma que siete de cada 10 organizaciones con más de 10.000 empleados consideran que la seguridad electrónica se ha convertido en un principio estratégico para enfrentarse a una serie de retos que van más allá de la simple mitigación del riesgo y ahora juegan un papel más importante en la nueva era digital de las organizaciones.

Una de las opciones más factibles, según el documento, es el enfoque híbrido. Así lo considera el 54 por ciento de los usuarios finales, teniendo en cuenta que la visión objetivo de sus organizaciones para la implementación de la seguridad es una combinación de soluciones locales y basadas en la nube. Esto es debido a que permite optimizar sus inversiones locales existentes aprovechando las opciones de la nube para ahorrar costes, aumentar la seguridad y eficiencia, y permitir el acceso remoto a los sistemas y sensores.

Además, en torno al 64 por ciento de los encuestados aseguraró que utiliza la videovigilancia y control de acceso en sus sistemas de seguridad electrónica. En este sentido, el 77 por ciento de esta mayoría indicó que su organización había unificado los sistemas de videovigilancia y control de acceso de diferentes proveedores.

Deficiencia en ciberseguridad en Latinoamérica

Según los datos recogidos en el reporte elaborado por Genetec Inc., Latinoamérica difiere significativamente a otros territorios en lo que respecta a la implementación de sistemas de ciberseguridad.

En el caso de México, en aquellos proyectos que no contaban con la nube, indicaron que la pandemia había sido un estímulo para la implementación de su estrategia de nube con más frecuencia que en cualquier otra región (9,8 por ciento). No obstante, entre aquellos que sí contaban con ella, solo el 17,4 por ciento aseguraron que el COVID-19 aceleró un poco su estrategia de nube, en comparación con el 30,9 por ciento a nivel global.

En Centroamérica y el Caribe los sistemas de seguridad unificados son menos comunes, asegurando que los sistemas de control de acceso y videovigilancia no estaban conectados en la mayoría de las organizaciones encuestadas en la región, todo lo contrario a las demás zonas geográficas. Además, indicaron que utilizan frecuentemente el almacenamiento en la nube pública.

Respecto a Sudamérica, la mitad de los encuestados afirmaron que sus organizaciones no tiene personal de seguridad electrónica configurado para trabajar de forma remota, en comparación al 33,7 por ciento de la media global. Además, la mejora de una estrategia de ciberseguridad no es uno de los procesos que han priorizado este año para la gran mayoría (solamente para un 38 por ciento de los encuestados).