Protección contra incendios

Las asociaciones de PCI reclaman a Industria autorización para la instalación de rociadores ESFR

centro de logística protegido por rociadores
Redacción

Las asociaciones de protección contra incendios han presentado una solicitud al Ministerio de Industria para la autorización de la instalación de rociadores ESFR. Tecnifuego, Apici y Cepreven han formulado esta reclamación conjunta ante las autoridades del Ministerio de Industria dada la eficacia de este tipo de rociadores de supresión de respuesta rápida. Para la presentación de esta solicitud también se ha contado con la colaboración de EFSN, European Fire Sprinkler Network, y el apoyo de CEL, Centro Español de Logística.

En el primer contacto que tuvo Tecnifuego con responsables del Ministerio de Industria, se solicitó a la asociación una propuesta con una posible solución legal que estuviera dentro del ámbito del Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RIPCI), informa la asociación.

Tras esto, se elaboró un documento firmado por Apici, Cepreven y Tecnifuego, solicitando la legalización de estos rociadores en aplicación de la Disposición Adicional Primera del RIPCI y el principio del reconocimiento mutuo recogido en el Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo de 19 de marzo de 2019.

Dicha propuesta tuvo buena acogida por parte del Ministerio de Industria, y por eso se trasladó a Tecnifuego su disposición para aplicar el principio de reconocimiento mutuo. Todo ello, bajo los pasos del Reglamento Europeo.

Rociadores ESFR

El rociador tipo ESFR apareció en la década de 1980 y tuvo una gran aceptación. Sus ventajas eran muchas y aportaba una alta protección. Este rociador incorpora una tecnología de respuesta rápida que permite descargar el agua en menos tiempo. Fueron diseñados para suprimir el fuego, no solo para controlar el incendio, como se venían diseñando los sistemas existentes hasta la fecha.

Este tipo de rociadores se comercializa en varios países como Alemania, Austria, Bélgica, Italia, Portugal o Francia. Dispone también de certificados de entidades importantes, los cuales acreditan sus condiciones técnicas.